Strauss-Kahn al ser detenido: "Tengo inmunidad diplomática"

  • El FMI aclara que ese privilegio sólo es aplicable para viajes de trabajo, circunstancia que no concurría cuando fue denunciado por abusos.

Comentarios 4

El ex director gerente del FMI,  Dominique Strauss-Kahn, apeló en un primer momento a su inmunidad diplomática al ser arrestado el 14 de mayo en el aeropuerto de Nueva York por presunta agresión sexual, según documentos oficiales facilitados por la fiscalía.  

"Nos gustaría que viniera con nosotros", le dijo a Strauss-Kahn el detective de la policía portuaria Diwan Maharaj. "Tengo inmunidad diplomática", respondió el entonces todavía jefe del Fondo Monetario Internacional minutos después de ser sacado de un avión rumbo a Francia.  

"¿Dónde está su pasaporte?", preguntó Maharaj. "No está en este pasaporte, tengo un segundo pasaporte", fue la contestación de Strauss-Kahn.  

Sin embargo, cuando posteriormente fue trasladado a la Unidad de Víctimas Especiales de la policía de Nueva York, Strauss-Kahn negó que estuviera tratando de hacer uso de este privilegio de diplomáticos que el FMI de todos modos afirmó poco después que sólo podría haberle sido aplicado si hubiera estado en una misión de  trabajo, lo cual no era el caso.  

"No, no, no estoy tratando de usarla, sólo quiero saber si necesito un abogado", replicó Strauss-Kahn cuando un agente de la unidad le consultó sobre si tenía inmunidad diplomática.  

"Las inmunidades son limitadas y no son aplicables a este caso", indicó por su parte el portavoz del FMI William Murray en un comunicado. Por ese motivo los abogados Bill Taylor y Benjamin Brafman no aplearon a la inmunidad diplomática para su cliente.  

Strauss-Kahn, de 62 años, se encuentra actualmente bajo libertad condicional -aunque con una fuerte fianza y estrictas medidas de  vigilancia- a la espera del juicio en Nueva York por siete cargos de  agresión sexual contra una camarera del hotel de lujo donde se  alojaba en la metrópolis estadounidense el fin de semana de mayo en que fue detenido.  

El francés, que dimitió poco después de su arresto, ha negado rotundamente los cargos y sus abogados han apuntado a que tratarán de orientar su estrategia a demostrar que no hubo agresión sexual sino algún tipo de encuentro consentido, cosa que la defensa de la víctima, una inmigrante africana, niega rotundamente.  

El diálogo dado a conocer por la fiscalía son las palabras más detalladas por parte de Strauss-Kahn que se pudieron conocer desde su arresto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios