Málaga Cine

'A escondidas', una historia sobre homosexualidad y el fenómeno de la inmigración

  • El bilbaíno Mikel Rueda presenta una película de amor adolescente lejos del sexo y la violencia

El segundo largometraje de Mikel Rueda refleja los conflictos ante los que se enfrentan dos adolescentes de 14 años por su sexualidad, la presión del entorno y el fenómeno de la inmigración. Sin violencia y sin sexo, A escondidas retrata "un amor tierno, inocente y vital en un momento en el que todo está por delante", explicó en rueda de prensa acompañado de los protagonistas Germán Alcarazu (Rafa) y Adil Koukouth (Ibra), tras la presentación de la película que abrió la jornada de la décimo séptima edición del Festival de Cine de Málaga.

Desde un primer momento Rueda tenía claro que quería grabar en 16 milímetros para darle a la historia la textura que necesita "y la cercanía que no le da el formato digital". Fiel, además, a una estructura no lineal, deliberadamente desordenada, para trasladar al patio de butacas la misma sensación de confusión que sienten los jóvenes cuando empiezan a conocerse para, al final, "encontrarse y sentirse a gusto". "La idea era hablar de ese momento en el que te estás buscando a ti mismo como persona", comentó, al tiempo que añadió que, tanto la homosexualidad como la inmigración son dos temas en los que "socialmente queda mucho por hacer". "Los personajes, ni siquiera estando solos, donde nadie los va a juzgar, son capaces de atreverse a dar el paso porque tienen mucho ruido mental y se bloquean".

La cinta, según explicó Rueda, "ha costado siete años sacarla para adelante porque en España cuesta mucho levantar un proyecto, es una locura". "Aunque haya sido una montaña emocional, tirar la toalla no ha estado en mente", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios