La prueba estrella del juicio de los ERE

La declaración de los peritos se queda sin estenotipista a mitad de su celebración

  • De las cuatro sesiones semanales, sólo habrá estenotipista los martes por la tarde

Una imagen de la Sala donde se celebra el juicio Una imagen de la Sala donde se celebra el juicio

Una imagen de la Sala donde se celebra el juicio / EFE

Comentarios 1

Nuevo obstáculo en el juicio de los ERE: la declaración de los nueve peritos judiciales se ha quedado sin estenotipista a mitad de su celebración porque la única que existe en la Audiencia de Sevilla debe dedicarse a transcribir las intervenciones en un juicio con jurado.

El tribunal de los ERE y los abogados, que confiaban en disponer por escrito de las declaraciones de los peritos, se verán obligados a recurrir a la grabación en vídeo a partir del lunes y durante todo el tiempo que dure el juicio con jurado que empieza ese día. El problema se repetirá cada vez que se celebren los diferentes jurados populares de este otoño.

La cuestión de la estenotipista ya se planteó antes de que empezase el juicio, en diciembre de 2017. Entonces el presidente del tribunal, Juan Antonio Calle, pidió a Virginia Jiménez, secretaria provincial de la Consejería de Justicia, la presencia de esa profesional  para simplificar el trabajo de los abogados y de los propios magistrados a la hora de redactar la sentencia. 

Dado que los secretarios judiciales ya no levantan acta, el juicio se está grabando y solo los primeros siete meses supusieron 300 horas de grabación en 445 vídeos

En principio la Junta comprometió la presencia de una estenotipista durante todo el juicio pero finalmente no la asignó. Cuando el 17 de septiembre comenzó la comparecencia de los peritos, su larga duración (un mes) y complejidad técnica llevaron al presidente de la Audiencia, Damián Álvarez, a asignar la estenotipista de plantilla a los ERE y pedir la contratación extraordinaria de otra para los juicios con jurado. La Junta lo rechazó porque se trata de un puesto de trabajo a extinguir. 

El presidente de la Audiencia decidió entonces que la estenotipista siga el juicio con jurado y que los ERE se queden sin sus servicios. Eso sí, la tarde del martes no habrá jurado y podrá volver a mecanografiar la vista contra los 22 ex altos cargos de la Junta.

No se trata de la única carencia en dotaciones materiales que sufre el tribunal de los ERE: De las transcripciones que ha pedido a la empresa Ofilingua, de momento solo ha recibido las correspondientes a la declaración del ex director general de Trabajo Javier Guerrero en la fase de instrucción. 

Está a la espera de tener por escrito las comparecencias en el juicio del ex consejero Antonio Fernández y de la ex asesora María José Rofa. También ha pedido las realizadas por los testigos en la fase de instrucción, de las que aún no tiene ninguna.

Recientemente los magistrados han recordado a Ofilingua que esos documentos deben ser entregados antes de finales de noviembre, fecha prevista para que termine la vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios