Entrevista al Presidente de Frusana Rodríguez Molinares: “Cada día ofrecemos productos con más cualidades sanitarias”

  • La incertidumbre por el Bréxit acecha a una zona que vive de la horticultura. La cooperativa busca alternativas con nuevos cultivos como el boniato y ha iniciado una ampliación de sus instalaciones.

Juan Manuel Rodríguez Molinares. Juan Manuel Rodríguez Molinares.

Juan Manuel Rodríguez Molinares.

El futuro está en el boniato. Esta parece ser la clave que mueve a Frusana SCA, que mantiene el resto de cultivos hortícolas, aunque ha decidido apostar fuerte por el boniato. La cooperativa ha emprendido un proyecto de ampliación de sus instalaciones y ha diseñado un camino de futuro. Vemos en qué consiste en esta entrevista con el presidente.

–Frusana se encuentra inmersa en un importante proyecto de ampliación, ¿en qué consiste?

–Consiste en mejorar las instalaciones que tenemos y con ello hacer un almacén nuevo para un producto específico que es el boniato. Se está edificando una superficie de 2.000 metros, y otros 750 metros donde va un secadero para poder curar y mantener la campaña de boniato más tiempo.

–¿Qué producción se alcanzará con esta ampliación? ¿Cómo crecerán las ventas?

–Con esta ampliación vamos a atender a parte de la demanda, pero no al cien por cien. Una de las grandes ventajas que tiene el producto es que está en crecimiento; es un nuevo producto para Europa. Cuando en Estados Unidos y Latinoamérica el consumo es de 4 kilos por habitante al año, en Europa tenemos un consumo de 400 gramos por habitante al año y si ahora solo estamos cubriendo el 25 o el 30% del consumo europeo pues hay trabajo por hacer para ocupar más porcentaje del consumo del que tenemos ahora.

–¿Cuál es la producción actual?

–Ahora mismo la producción es de 23.000 toneladas. Respecto al año pasado vamos a tener un crecimiento del 15%, y ésta es la misma previsión que tenemos para crecer año tras año.

–¿Por qué este boom del boniato?

–Sobre todo por la demanda. Ahora estamos ocupando el mercado de los Estados Unidos, porque no tenía mucha lógica que siendo Europa un mercado con mucho consumo nosotros, los productores españoles, no ocupáramos ese sitio. Todavía no lo hemos ocupado al cien por cien, pero estamos en ello y ahora las inversiones que estamos haciendo son de cara a mantener el producto más tiempo y poder ocupar el mercado durante más meses.

·El gran empuje del boniato es desde hace 10 años para acá"

–Parece que el cultivo del boniato está en el origen de esta expansión. ¿Qué producción hay actualmente y cuál es la previsión de crecimiento?

–Llevamos toda la vida produciendo boniato, 30 ó 35 años, pero el gran empuje que ha tenido es desde hace 10 años para acá, que estamos creciendo un 20 ó 25% por año y ahora por capacidad y por precaución no podemos crecer más de un 15% al año.

–¿Y en cuanto a la flor, cómo va evolucionando? ¿Se mantiene o sigue en descenso?

–La zona el cultivo monolítico de clavel y mini clavel que había prácticamente ha desaparecido. Hay muy poquita producción de flor cortada; desgraciadamente para nosotros ha sido el único cultivo que no hemos podido mantener.

–Eso también les ha impulsado a apostar por otros cultivos ¿no?

–Esta es una zona muy dedicada a la horticultura y lo que hemos hecho ha sido cambiar de cultivo y tenemos compromisos con cadenas de supermercado para pimiento italiano, de modo que tenemos los cultivos ocupados con pimientos, tomates, calabacín, etc. Es una zona hortícola y tenemos que buscar alternativas. Vamos creciendo y obteniendo rendimientos muy buenos.

–¿Cómo va el año en cifras?

–El año que ha terminado ha sido aceptable, en los cuatro o cinco cultivos que estamos tocando fuerte como el boniato, la zanahoria, la patata y el puerro el año ha sido aceptable y esperemos que este año sea igual. La horticultura depende mucho de la situación europea porque exportamos el 85% de nuestra producción.

–¿Se van a ver afectados por el bréxit?

–Nos va a afectar, evidentemente que nos va a afectar, cuanto no lo sabemos todavía, pero nos va a afectar. Estamos trabajando dentro de la Unión Europea y y no tengo ni idea de en qué condiciones va a quedar esto, pero nos va a afectar sí o sí. Ahora lo que tenemos es la incertidumbre.

–¿Buscan nuevos mercados fuera de Europa?

–Pues se está barajando Oriente Próximo, por ejemplo Abudabi, pero todavía estamos en conversaciones y buscando los formatos adecuados para que el producto viaje; todavía nada cerrado.

Embalaje e investigación

–¿En el embalaje, están consolidadas las soluciones que manejan o hay necesidad de mejorarlas?

–Estamos usando cartón, que es un embalaje sostenible, pero hay algunos cultivos en los que utilizamos el plástico y el plástico tiene sus días contados. Tenemos que ir buscando otros tipos de embalajes para ofertar a los clientes, para que el consumidor se sienta identificado con el embalaje que está tocando; buscar materiales reciclables.

–¿Qué novedades ofrece Frusana en fitosanitarios?

–Tenemos una legislación que nos controla mucho. Por una parte nuestros protocolos de calidad internos y también están las exigencias de los supermercados, que cada vez son más estrictos en cuestión de materias activas. Eso nos da pie a que cada día ofrecemos al consumidor un producto con mejores cualidades sanitarias.

–¿Y en Investigación y Desarrollo, qué están haciendo?

–En boniato estamos buscando nuevas variedades, otros colores, creemos que es un cultivo que en los próximos 10 ó 15 años va a estar fuerte y vamos buscando y probando nuevas variedades. Tenemos experiencia, tenemos volumen, ofrecemos servicio al cliente, pero tenemos que seguir buscando.

–En cuanto a mano de obra, ¿qué volumen de jornales da Frusana anualmente?

–Nosotros empezamos en agosto y terminamos en junio, con un volumen importante casi todo el año. Tenemos entre 530 y 540 personas trabajando entre almacenes y campo, es un volumen que se mantiene en el tiempo y creciendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios