Entrevista con el jefe del proyecto de Mejora de Syngenta

Luis Ortega: “La tecnología y el esfuerzo que hay detrás del tomate sorprenden”

  • La variedad Yoom de tomate de coctel de Syngenta ha ganado el premio de oro en Fruit Logística Innovation Award 2020. “Cada año analizamos miles de variedades para quedarnos con unas pocas”

Luis Ortega revisando la plantación de tomate. Luis Ortega revisando la plantación de tomate.

Luis Ortega revisando la plantación de tomate.

Luis Ortega ha trabajado durante más de 30 años en Syngenta desarrollando nuevas variedades como Kumato y SweetGreen y productos con gran acogida por los consumidores, como Torry, Dafnis, Daylos, Sahel, Dumas o Arawak. En 2019 finalizó el desarrollo del tomate Yoom, un innovador producto con una piel de color púrpura que lo distingue del resto y un formato tipo cóctel. Yoom ganó el prestigioso premio de oro en los Fruit Logística Innovation Awards 2020.

–¿Cómo definiría al galardonado tomate Yoom? ¿Por qué se caracteriza y qué aporta?

–Es un tomate con un color púrpura, diferente de lo que hay en el mercado, que combina también un buen sabor debido al contenido en azúcares y ácidos, además de un original sabor umami. Aporta también un importante contenido en antioxidantes, que ayudan a la salud al bloquear los radicales libres oxidantes que circulan en el cuerpo.

–¿Cuánto tiempo de investigación y qué inversión ha sido necesaria para conseguir esta variedad?

–Ha sido una investigación larga y laboriosa, de entre 8-10 años, ya que hemos tenido que usar, por métodos tradicionales de selección y mejora genética, diferentes tipos de tomate para ir combinando los caracteres de salud, color y sabor necesarios, además de aquellos caracteres agronómicos que permiten al productor una buena protección de la planta contra enfermedades y un buen rendimiento que le permita ser producido y comercializado.

–Dicen que un tomate tiene más tecnología que un iPhone 5 ¿por qué?

–El mundo de las semillas es muy competitivo y para generar nuevas variedades se requiere el trabajo de un equipo multidisciplinar, desde el cultivo y manejo de plantas, expertos en polinización, patólogos para seleccionar las resistencias adecuadas, fisiólogos para analizar los componentes nutricionales, expertos en marcadores moleculares que siguen los caracteres requeridos, ensayistas de las variedades para ver su adaptación a las condiciones de cultivo hasta los responsables de marketing y ventas que son los que dan a conocer y promocionan las nuevas variedades.

–¿Cuántas variedades se han quedado en el camino hasta llegar al Yoom?

–Hay muchas variedades intermedias que se han creado pero que, o bien por falta de sabor, o de producción o resistencias u otros caracteres importantes, nunca pasaron la criba necesaria de la selección, de todas formas para hacernos una idea en Syngenta cada año analizamos varios miles de variedades, de las cuales unas pocas, contadas con las manos, son seleccionadas para ser comercializadas.

–Yoom es algo más que una variedad de cherry, es una marca ¿qué implica eso?

–Dado que es un producto innovador y con características muy particulares, decidimos crear una marca que permita seguir trabajando con nuevas variedades que puedan presentar mejoras o variaciones pero manteniendo el sello de calidad definido en este producto.

–¿Qué grado de implantación esperan del Yoom en Andalucía?

–Es un poco pronto para poder saberlo, como todos los productos innovadores, se necesita un tiempo para darlo a conocer al público, en este caso productores, comerciantes y consumidores, pero parece que está habiendo una buena aceptación y como ocurrió con Kumato espero que se vaya implantando también en nuestra región.

Especialización

–¿Por qué es tan importante la especialización?

–Creo que estamos en un mundo muy competitivo y la especialización permite un conocimiento profundo de los temas que se trabajan, lo que permite un mejor rendimiento, sobre todo si se trabaja con un buen equipo.

–¿Qué ha significado para usted y para su empresa el premio Fruit Logística Innovation Awrads 2020?

–Para mí a título personal es un honor y un reconocimiento al buen trabajo realizado por mi equipo de tomate durante los últimos años y para Syngenta es también un reconocimiento de la apuesta por buscar productos innovadores en el mercado.

–¿A qué proyectos se va a dedicar ahora?

–Sigo trabajando en la mejora de variedades que aporten valor al mercado tanto al agricultor como al consumidor, caracteres que mejoren la productividad y resistencia de las variedades y que tenga un atractivo para el consumidor tanto de aspecto como de sabor.

–De los anteriores productos como kumato o Sweet Green ¿de cuál se siente más orgulloso y por qué?

–Sin ninguna duda de Kumato, ya que es un producto, que en su día fue innovador por un sabor fácilmente identificable y por el color, cuando más se hablaba de la falta de sabor del tomate y que ha pasado de ser un nicho a un reconocido segmento del mercado.

–¿Quiere destacar algún otro producto de Syngenta?

–Me gustaría destacar la variedad Caniles, que es un tipo pera que ha permitido cambiar el uso de este tipo de tomate, del típico pera con poco sabor, usado para hacer salsas y gazpacho a un pera que tiene un color y un sabor que ha conquistado la ensalada de muchos consumidores, no solo españoles sino también de otros países.

Revolución 

–¿Qué papel juegan los obtentores en la agricultura actual?

–Modestamente pienso que es un papel importante ya que el fruto de este trabajo, está permitiendo unas producciones y niveles de calidad que sin las nuevas variedades sería difícil de alcanzar, a pesar de todas la nuevas tecnologías agrícolas que se están usando, que desde luego están mejorando y revolucionando la agricultura actual.

–¿Cree que el consumidor es consciente del trabajo que realizan sus laboratorios?

–Lo que se desconoce es difícil de valorar, pero cuando me visitan algunos amigos y les muestro el trabajo de mejora, realmente se muestran sorprendidos de la tecnología y el esfuerzo que hay detrás del tomate que compran en la tienda.

–¿A qué retos se tienen que enfrentar por causa del cambio climático?

–Las condiciones ambientales están cambiando y como sabemos la condición genética de las variedades no son independientes del medio ambiente, por tanto esto requiere un mayor esfuerzo para buscar y seleccionar variedades mejor adaptadas a estas condiciones cambiantes.

–¿Cómo se van a ver afectados por la crisis del Covid-19?

–Está claro que la capacidad de movimiento y transporte, tanto de personas como de mercancías están fuertemente limitadas, lo que afecta de alguna forma el desarrollo normal de la agricultura, espero que pronto se puedan restablecer de una manera segura la actividad normal. Y me gustaría resaltar, que en las especiales condiciones que sufrimos con el Covid-19, me parece heroica la inestimable labor que están haciendo nuestros sanitarios para salvarnos, pero también la de nuestros agricultores para alimentarnos con su inestimable labor diaria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios