Sanidad

Los vecinos de la Alpujarra recuerdan a la Junta su 'promesa' de construir un hospital

  • Recaudan más de 3.000 firmas para que el proyecto que se anunció en 1997 se haga realidad

Imagen de la entrada del Centro de Salud de Órgiva. Imagen de la entrada del Centro de Salud de Órgiva.

Imagen de la entrada del Centro de Salud de Órgiva. / G. H.

Lo que hace más de veinte años era un proyecto que revolucionaría la vida de toda la población de la Alpujarra hoy sigue siendo un solar con escasas espectativas de convertirse en continente de nada. En 1997, hace 21 años, la Junta de Andalucía anunció que construiría un hospital de alta resolución -chare- que daría respuesta sanitaria a todos los alpujarreños y que se construiría con relativa inmediatez, fecha laxa y razonable dadas las proporciones ciclópeas y la calidad del equipamiento que contemplaba el proyecto.

Pero veintiún años se han convertido en demasiada espera para una parte de la población de la zona, concentrada en la plataforma ciudadana Hospital de la Alpujarra, que hace unos días anunció que habían mandado a la Junta de Andalucía las 3.200 firmas que recogieron a través del portal Change.org en el que exigen al gobierno autonómico que inicie las obras que hace dos décadas fue anunciado y “que desde entonces se ha ido dilatando”.

Desde la plataforma recalcan que la Alpujarra es una comarca “muy montañosa y de difícil acceso” y carecer de un hospital fuerza a su población, en parte de edad avanzada, a desplazarse para visitar a un especialista o las Urgencias, hasta los hospitales de Granada o de Motril, ambos a más de una hora en coche y por unos accesos complicados.

Esta carencia afecta, por otro lado, a los servicios médicos que existen en la comarca, de por sí mermados, denuncia Encarna Guillén, delegada del Sindicato Médico de Granada de la zona Sur. “Las consultas de atención primaria no están cubiertas al 100% ni mucho menos, o sea, que hay mucho déficit básico”.

Este hospital daría cobertura a toda la población de la comarca, que es por un lado extensa y por otro dispersa. A día de hoy, los ciudadanos de la zona cuentan con centros de salud de referencia y muchos de los vecinos tienen que acudir a una de las grandes poblaciones para su consulta médica, de la que se excluyen las pruebas diagnósticas o los especialistas. Los alpujarreños tienen que acudir al Centro de Salud de Ugíjar que presta servicio a cinco pueblos (como Laroles o Mecina Bombarón); al de Cádiar con cuatro pueblos más o al de Órgiva, que tiene dos puntos de Urgencias, uno en el mismo pueblo y el otro en Pitres, explica la delegada sindical. 

“En Órgiva por ejemplo, de tres médicos de familia que hay, uno de ellos está de baja y otro se ha jubilado, por lo que queda solo un facultativo para cubrir los tres cupos de pacientes”, eso es solo un ejemplo de los varios que tiene Guillén, demanda que cobra más cuerpo tras su afirmación de que no se cubren jubilaciones ni bajas de los profesionales.

Mientras tanto, la construcción sigue parada sine die y los miembros de la plataforma Hospital de la Alpujarra hacen concentraciones esporádicas pero sin mucha afluencia, comenta Guillén y explica que una parte de la población está muy concienciada con este tema aunque otro segmento de los alpujarreños viven la promesa del hospital como si nunca se hubiera hecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios