Presupuestos de la Junta de Andalucía Bendodo y Marín chocan con Abascal por la enmienda a la totalidad de Vox a los Presupuestos

  • El PP asegura que las cuentas tienen "espíritu de cambio" y pide "altura de miras"

Juan Bravo, consejero de Hacienda, flanqueado por Juan Marín y Elías Bendodo. Juan Bravo, consejero de Hacienda, flanqueado por Juan Marín y Elías Bendodo.

Juan Bravo, consejero de Hacienda, flanqueado por Juan Marín y Elías Bendodo.

La enmienda a la totalidad que Vox ha anunciado contra los Presupuestos de la Junta ha provocado un terremoto en el Gobierno. El partido de Santiago Abascal actúa de un modo distinto al que han hecho otros socios de otros ejecutivos andaluces. Sin ir más lejos, cuando Ciudadanos era muleta del PSOE, en la pasada legislatura, su papel fue muy diferente. Se limitaba a acordar los Presupuestos antes de su presentación y a la presentación de enmiendas parciales.

Por ese motivo llama la atención la presentación de un veto con propuesta de devolución, aunque el líder estatal del partido ha dicho este martes en una entrevista que está abierto a modificar su postura. "Que nadie se alarme, la enmienda es negociable", ha asegurado Abascal en una entrevista radiofónica. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha respondido al dirigente de Vox al recordarle que una enmienda a la totalidad "se presenta o no se presenta, no se negocia".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Bendodo ha reconocido que, con una enmienda sobre la mesa, "los márgenes de negociación son mínimos". "Si hay voluntad de negociación hay que sentarse a negociar ya", ha espetado el titular de Presidencia y portavoz del Ejecutivo después de recordar que Vox tiene dos opciones: "volverse a sentar o sumar sus votos con PSOE y Podemos".

El vicepresidente de la Junta y líder de Ciudadanos, Juan Marín, ha utilizado el mismo argumento para criticar la postura de Vox. Cree el dirigente naranja que Abascal "se confunde", pues "si hay enmienda a la totalidad, nada es negociable". El problema es que Vox, enfrascado en unas negociaciones estatales y, sobre todo, en el reparto de poder en Madrid, aspira a sentarse con Ciudadanos. Los naranjas, en cambio, creen que el modelo andaluz, con negociaciones a dos bandas, es el óptimo. 

"Yo pido que no se vinculen los acuerdos post electorales con la negociación de un presupuesto", ha defendido Elías Bendodo, cuestionado sobre el escenario que puede producirse si, finalmente, Vox mantiene su órdago y tumba los Presupuestos. "Vox es parte del cambio y la otra opción es volver al pasado", ha insistido el portavoz del Ejecutivo.

En ese equilibrio tiene que moverse el PP, socio de Ciudadanos en San Telmo y de Vox en el Parlamento. Están convencidos de que Vox tendrá "altura de miras", pero este martes Dolores López ha lanzado un mensaje al partido de Abascal, sin nombrarlo. "Estos Presupuestos tienen espíritu de cambio", ha dicho la secretaria general de los populares, respondiendo así al argumento de Alejandro Hernández, portavoz de Vox, para rechazar las cuentas de PP y Ciudadanos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios