Inmigración

CCOO denuncia saturación en los centros y falta de traductores

  • El sindicato considera "insuficiente" el refuerzo de las plazas para acoger a menores

Sacos de dormir instalados en un pasillo del centro de menores de Carmona. Sacos de dormir instalados en un pasillo del centro de menores de Carmona.

Sacos de dormir instalados en un pasillo del centro de menores de Carmona. / M. G.

Comentarios 1

CCOO-A criticó este lunes que la ampliación de 400 plazas del sistema de acogimiento residencial de menores extranjeros no acompañados (MENA) que ha anunciado la Junta de Andalucía “es insuficiente” y advirtió que los centros de protección de menores de titularidad pública van a mantener “la misma deficiencia” que hasta ahora.

La representante de CCOO-A en el comité de empresa de la delegación de Sevilla de Igualdad, María José Romero, lamentó “la falta de información” sobre este asunto ya que, según expuso, se enteró de esta ampliación por medio de la prensa. “Sin tener conocimiento de dónde se van a situar esas plazas, a primera vista creo que es insuficiente con todos los menores que nos están llegando”, aseguró Romero, quien ha añadido que “no se ha dicho nada sobre si esas 400 plazas irían acompañadas con una dotación de personal”.

Con esta situación, la representante de CCOO-A explicó que si las nuevas plazas se dotan a centros privados, no se va a corregir la situación en los públicos. “Nosotros vamos a seguir teniendo la misma deficiencia en los centros públicos, por eso ellos no nos informan”, lamentó la sindicalista.

Romero consideró además que como los centros en Cádiz “están que van a reventar”, los menores están llegando a los de las provincias del interior de forma urgente, “pero llegan a donde no hay personal para atenderlos porque este centro –el de Carmona, en Sevilla– es para atender a 25 niños, no a 78”.

Romero abundó en la gravedad de la situación al poner como ejemplo el caso de los 88 menores no acompañados que el pasado jueves fueron trasladados desde Cádiz a dos centros públicos de la provincia sevillana en los que “no hay ni traductores” y cuyo personal “no se puede ni comunicar con los niños”. En este sentido, relató la situación que se vivió en el centro de Carmona.

“Llegaron las criaturas, les pusieron mantas en el suelo para dormir, les dieron bocadillos porque el centro no está habilitado con una cocina para 78 menores, está pensado para 25, y está bien que duerman bajo techo pero no todo es válido porque no son animales, son personas”, censuró. Por todo, Romero reclamó a la Junta de Andalucía que habilite “un plan de choque” para que cuando ocurran situaciones como ésta “se atienda a los menores de forma digna”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios