Andalucía

CSIF denuncia que los empleados del sector público han perdido el 25% de su poder adquisitivo desde 2010

El presidente de CSIF Andalucía, Eduardo Girela, denuncia que los empleados del sector público han perdido el 25% de su poder adquisitivo desde 2010.

El presidente de CSIF Andalucía, Eduardo Girela, denuncia que los empleados del sector público han perdido el 25% de su poder adquisitivo desde 2010. / EP

El personal del sector público ha perdido un 25% de poder adquisitivo desde 2010. Es el cálculo que realiza el sindicato CSIF Andalucía, cuyo presidente, Germán Girela, ha reclamado este lunes a la Junta que "cumpla con lo pactado" para que sus empleados recuperen "lo que les corresponde y es de justicia".

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Andalucía ha protagonizado este lunes en Huelva, así como en el resto de las provincias andaluzas, concentraciones para denunciar el incumplimiento por parte de la Junta del acuerdo firmado en 2018 para la recuperación de las ayudas de Acción Social y la devolución de la parte autonómica de las pagas extra detraída a las empleadas y empleados públicos andaluces en sus nóminas de 2013 y 2014.

En declaraciones a los periodistas, Girela ha recordado que ayer domingo se celebró el Día del Empleado Público, "una jornada que aprovechamos para reclamar a la Administración que deje de maltratar a sus empleados públicos y deje de obviar el acuerdo de Mesa General del 13 de julio de 2018 para la mejora del empleo público y de las condiciones de trabajo del personal del sector público andaluz".

Dicho acuerdo recogía tanto la recuperación de las Ayudas de Acción Social -que dejaron de concederse en 2011- como la restitución de las cantidades dejadas de percibir en los conceptos de pagas adicionales o complemento específico en su caso de los ejercicios 2013 y 2014.

El dirigente sindical ha recordado que todas las comunidades autónomas a excepción de Andalucía han recuperado las ayudas de Acción Social, que fueron limitadas en su momento por el Decreto-Ley 20/2011 de 30 de diciembre de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público.

Dichas prestaciones, que permiten una mejor conciliación familiar y laboral, apoyo en el cuidado de hijos e hijas y ascendientes a cargo, o ayudas a víctimas de violencia de género o de carácter sociosanitario, adquieren aún más relevancia en un periodo de dificultades económicas para las familias como el actual.

Respecto a la parte autonómica de las pagas extra de los años 2013 y 2014, Andalucía es la única comunidad que ni siquiera ha hecho el intento de devolverla, según el sindicato, por lo que "ha llegado el momento de que alcemos la voz para que las empleadas y empleados públicos accedan a lo que les corresponde por derecho, sin más excusas y demoras", ha indicado Girela.

El responsable autonómico del sindicato se ha referido expresamente a la situación en la que se encuentran los profesionales del sistema sanitario público andaluz, que "llevan demasiado tiempo enfrentándose a una gran presión por el volumen de trabajo al que están sometidos y a una saturación manifiesta tanto de Atención Primaria como hospitalaria, por la falta de personal y de recursos".

En este sentido, el presidente de CSIF-A ha cifrado en más de 30.000 el déficit de plantillas que arrastra el SAS y ha exigido a la Administración "condiciones laborales dignas y contratos más estables y atractivos para que estos profesionales no tengan que marcharse a otros lugares fuera de Andalucía, así como el reconocimiento que se merecen todos ellos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios