Andalucía

Marín desbloquea la implantación del papel cero en la Administración local

  • La Junta retoma el proyecto Cep@l, que permitirá realizar más de 600 trámites con ayuntamientos y diputaciones a través de internet

Juan Marín, delante de la puerta de la capilla del Buen Aire, en San Telmo. Juan Marín, delante de la puerta de la capilla del Buen Aire, en San Telmo.

Juan Marín, delante de la puerta de la capilla del Buen Aire, en San Telmo. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 1

En ciudades grandes, como Sevilla o Málaga, acudir a solicitar una licencia de obra o solicitar una tarjeta de residente en zonas donde el aparcamiento está regulado es relativamente fácil. Sin embargo, en Andalucía hay multitud de pedanías y barriadas rurales cuyos habitantes no tienen las mismas facilidades para realizar estos trámites y otros como pedir una subvención. Para atajar ese problema, el Gobierno socialista de Susana Díaz comenzó los trámites para implantar el Catálogo Electrónico de Procedimientos de la Administración Local (Cep@l), un proyecto impulsado desde la Unión Europea y que estaba listo para su puesta en marcha el pasado mes de agosto.

El ex vicepresidente Manuel Jiménez Barrios incluso informó sobre la iniciativa en la comisión parlamentaria correspondiente, pero el proyecto quedó paralizado a falta de una firma. Ha sido su sucesor, Juan Marín, quien ha desbloqueado la implantación de Cep@l un mes después de su toma de posesión como número dos del Gobierno de Juanma Moreno y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local.

La firma para que el proyecto eche a andar se realizará, como muy tarde, el 15 de marzo y los ciudadanos podrán comenzar a realizar sus trámites a finales de año. La implantación comenzará en las ciudades más grandes con algunos trámites, que se irán ampliando de forma paulatina hasta 2021 y extendiéndose por el territorio.

El acuerdo pudo firmarse en agosto

Desde el departamento que dirige Juan Marín reconocen los trabajos previos realizados por el Gobierno socialista, pero reconocen que el proyecto podría haber empezado a funcionar antes y que el bloqueo no se debe únicamente a la convocatoria electoral y la disolución del Parlamento previa a las autonómicas del pasado 2 de diciembre. Estas mismas fuentes explican que hay otros acuerdos similares que se han firmado durante el tiempo que el Gobierno de Susana Díaz estuvo en funciones.

El proyecto salió a concurso con una dotación inicial de 3,5 millones de euros y con un contrato que se extiende hasta 2021. Fueron dos las empresas que lograron la adjudicación por un informe definitivo que ronda los 2,5 millones de euros. Cep@l echará a andar en los próximos meses de la mano de la consultora Everis, encargada de la parte tecnológica del proyecto, y el despacho de abogados Montero Aramburu, que se responsabiliza del apartado legal, ya que este catálogo de servicios requiere el tratamiento de datos personales y jurídicos de los ciudadanos.

A pesar de la participación de estas dos compañías, es la Administración regional la responsable última de implantar Cep@l en ayuntamientos, mancomunidades y diputaciones. Es cierto que el proyecto estaba ya en entre las prioridades del anterior Ejecutivo, pero encaja en uno delos objetivos principales del nuevo Gobierno, la simplificación de los trámites burocráticos necesarios para la puesta en marcha de un negocio o una inversión.

El Catálogo Electrónico de Procedimientos de la Administración Local permitirá realizar vía internet más de 600 trámites, lo que facilitará la accesibilidad a los ciudadanos, que no necesitarán desplazarse ni atender a horarios de la Administración, pero también reducir o eliminar cargas administrativas.

“El objetivo es que los andaluces tengan una administración del siglo XXI”, explica Juan Marín, que asegura que la puesta en marcha de Cep@l permitirá que los ciudadanos “no se pierdan en trámites interminables que dificultan su vida diaria y que atascan los negocios”.

La iniciativa permite además unificar la forma de acceder a los servicios que ofrecen las entidades locales, que al fin y al cabo redunda en una reducción de los costes para aquellos que quieran emprender o tengan ya en marcha un proyecto que depende de la Administración local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios