Convención Nacional del PP

Juanma Moreno anunciará este lunes el nuevo Gobierno andaluz

  • El objetivo de Moreno Bonilla, de momento lo ha conseguido: que no se filtren ningún nombre de su futuro gobierno

Moreno Bonilla con Pablo Casado, en la clausura de la Convención Nacional del PP. Moreno Bonilla con Pablo Casado, en la clausura de la Convención Nacional del PP.

Moreno Bonilla con Pablo Casado, en la clausura de la Convención Nacional del PP. / EFE

El esperado llegó. Poco después de las 11:35, acompañado por el secretario general del PP, Teodoro García Egea, entraba en el auditorio del Palacio de Ferias el flamante presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla. Una foto casi robada con la delegación de Málaga y un breve encuentro con los periodistas para excusarse sobre su futuro Gobierno: "Tengo tiempo hasta el lunes".

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, entró minutos después. Todos los dirigentes subieron al escenario para saludar, pero sin protagonismo especial para el nuevo mandatario, que se sentó junto al presidente gallego. Hasta que el anfitrión de la convención, el presidente del PP de Madrid, Pio García Escudero, citó Andalucía y el público en pie prorrumpió en aplausos y provocó el abrazo de Casado y Moreno, el primero de la saga.

No estaba previsto en el programa, pero finalmente Moreno Bonilla, después de que su figura planeara durante dos días por la convención sin que él se personara, tomó la palabra y no defraudó. Eso sí tuvo que repetirse “qué bien suena lo de presidente de la Junta en un afiliado del PP” y que pueda llamar “colegas” a todos los homólogos de su formación en otras comunidades autónomas, como si no se lo creyera.

Moreno agradeció la entrega de Casado, “como si fuera el candidato”, en la pasada campaña de las andaluzas y también al equipo negociador de la dirección nacional, García Egea y Javier Maroto, los “negociators”, según los bautizó.

Moreno Bonilla ha explicado que a lo largo de muchos años le han dicho “mira Juanma, no pierdas el tiempo porque es imposible “porque el socialismo ha generado una maraña que llega a todos los rincones. Pero ha agregado que él siempre ha creído en su partido y en él mismo y ha solicitado esa misma convicción de cara a los próximos comicios locales y autonómicos porque todas aquellas personas que desconfían del PP “no conocen lo que es este partido”.

El propio Pablo Casado en su intervención posterior refrendó esa tesis de lo insospechado de lo sucedido en Andalucía al relatar que en algunos mítines donde coincidieron y cuando le daba paso como futuro presidente andaluz, escuchaba comentarios del tenor de “lo dice por amistad porque han estado los dos en sus respectivas bodas”.

El presidente andaluz, en un tono especialmente mitinero, levantó a la audiencia al recordar algunos de los logros de los gobiernos populares en materia económica, frente al terrorismo y como freno del desafío independentista en Cataluña. Ha tenido un recuerdo hacia la generación que quería ver el cambio en Andalucía y no lo pudo ver, posiblemente en recuerdo de su padre fallecido a los 78 años, e insistió en que el cambio en Andalucía será un revulsivo para el resto del país.

La ola no se para en Despeñaperros, llegará a todos los rincones y a La Moncloa”, ha enfatizado y ha prometido la máxima colaboración con Casado para desalojar a Pedro Sánchez del Gobierno.

El objetivo de Moreno Bonilla, de momento lo ha conseguido: que no se filtren ningún nombre de su futuro gobierno. El único que ya sabe oficialmente que le acompañará en la etapa y que se ha convertido en su sombra durante los últimos días es el presidente de Diputación Elías Bendodo, consejero de Presidencia in pectore.

La intención es llamar para confirmar en los nuevos puestos a sus futuros consejeros este lunes desde Sevilla “cada media hora”, según fuentes cercanas al mandatario autonómico, y posteriormente hacer públicos los nombramientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios