Primarias populares El PP andaluz se debate entre mujeres

  • Aunque Pablo Casado cuenta con la simpatía, la baja participación beneficiará a Sáenz de Santamaría y Cospedal

Soraya Sáenz de Santamaría, con un grupo de militantes el sábado en Alicante. Soraya Sáenz de Santamaría, con un grupo de militantes el sábado en Alicante.

Soraya Sáenz de Santamaría, con un grupo de militantes el sábado en Alicante. / Manuel Lorenzo/EFE

Comentarios 2

El descenso del PP a la realidad de su censo de militantes ha tenido un efecto sobre la campaña de las primarias. Los pronósticos son ahora menos abiertos, ya que las distintas direcciones provinciales y locales conocen, casi por sus nombres y apellidos, de cara y de los mítines, a los pocos miles de inscritos que votarán el próximo jueves al sucesor de Mariano Rajoy en una primera vuelta. En Andalucía, donde el PP es el más numeroso del país, hay 12.192 inscritos, personas a las que, prácticamente, se ha sacado de sus casas para que vayan a las sedes, paguen 20 euros para actualizar sus cuotas y se registren como votantes.

Ese conocimiento tan cercano permite hacer un primer balance, según varias fuentes consultadas: aunque Pablo Casado cuenta con la simpatía del partido, los populares andaluces se debaten entre dos mujeres, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, si bien es la ex vicepresidenta la que podría obtener un mejor resultado en el sur. Y Andalucía es la primera en votantes y mayoritaria en compromisarios.

Los compromisarios van agrupados por simpatías

Los compromisarios al congreso nacional del 20 de julio también se eligen este jueves, en listas abiertas, pero distinguibles. Es posible que el día de la votación cada inscrito sepa cuáles son las afinidades de cada compromisario, de modo que el voto por el presidente, o presidenta, vaya ligado al de sus representantes en el cónclave. Todo apunta que en esta primera vuelta nadie obtendrá la mayoría absoluta, por lo que el presidente se elegirá en el congreso nacional.

Las direcciones provinciales del PP se han dividido respecto a las dos mujeres, pero allá donde el partido se encuentra más sólido es donde Sáenz de Santamaría cuenta con más apoyos. En Cádiz, Huelva y Málaga hay muchos sorayistas, la mayor parte, mientras que en Sevilla también son mayoritarios, aunque María Dolores de Cospedal cuenta con una horquilla de respaldo que puede ir del 30% al 40%. El ex ministro Juan Ignacio Zoido y José Luis Sanz, alcalde de Tomares, son sus valedores.

Antonio Sanz es el representante de Soraya en el comité organizador

A los apoyos de la ex vicepresidenta se ha sumado Antonio Sanz, que es todo un fontanero del PP, aunque su gestión al cargo de la Delegación del Gobierno en Andalucía también le ha dado bastante crédito para la representación política y administrativa. Sanz es el abogado, el consejero, el representante de Soraya ante el comité organizador de estas primarias. Una vez ha cesado en la Delegación del Gobierno, Sanz volverá al Senado como representante del Parlamento andaluz (se da de baja Toni Martín) y ha asumido la defensa de la ex vicepresidenta en el comité.

Tanto los sorayistas como los de María Dolores de Cospedal andan molestos con Pablo Casado, el tercero en la discordia, porque ha querido modificar parte del reglamento, un asunto inasumible a las alturas de esta carrera. Pero es cierto que la falta de previsión del PP sobre el desarrollo de sus primarias ha sido monumental, pero no es menos que son Cospedal, como secretaria general, y Casado, como uno de los vicesecretarios, quienes más responsabilidades tienen sobre este desbarajuste orgánico, que ha llevado al auto llamado “mayor partido de Europa” a contar con sólo 64.523 inscritos de los supuestos 860.000 militantes.

Jaén y Granada, divididas

Además de Sanz, los presidentes de Málaga, Huelva y Sevilla apoyan a Soraya, a la vez que se presume el respaldo del líder andaluz, Juanma Moreno. El presidente de Almería y el de Granada, Gariel Amat y Sebastián Pérez, han roto como partidarios de la ex ministra de Defensa, a la que también se suman los de Jaén y Córdoba. Sin embargo, tanto en Jaén como en Granada el partido anda dividido, por lo que una previsible victoria de Cospedal en estos territorios sería muy ajustada.

Hay que considerar que el cuerpo electoral difiere, en intereses, del simpatizante del PP y, mucho más, del votante. Pablo Casado es el candidato con mayor éxito en las redes sociales, al menos en presencia, pero quienes votan son los inscritos, no los voceadores de internet.

La campaña electoral está siendo intensa para los candidatos, pero no tiene el eco público de lo que fue la última batalla interna dentro del PSOE entre Pedro Sánchez y Susana Díaz. Pero esto cambiará a partir del 5 de julio, cuando comienza una pugna que ya sólo será entre dos personas y en el que los compromisarios van a tener en cuenta quién es de ambos el mejor situado para presentarse a unas elecciones generales.

Si Casado resultase eliminado, los votantes del PP prefieren a la ex vicepresidenta sobre la ex ministra. Al menos eso es lo que indican las encuestas. Sorya Sáenz de Santamaría es más popular. Cosa distinta es que Casado lograse desplazar a alguna de ellas el próximo jueves, pero el vicesecretario lleva en sus pies los pesados plomos de las dudas sobre su máster en la Rey Juan Carlos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios