Andalucía

El PSOE queda aislado en el debate sobre la remodelación del Estatuto

  • El Parlamento aprueba la iniciativa de PP y Cs para iniciar la supresión de los aforamientos

Mario Jiménez, en el Pleno del Parlamento. Mario Jiménez, en el Pleno del Parlamento.

Mario Jiménez, en el Pleno del Parlamento. / EP

Comentarios 1

Aunque lo anunciaron a bombo y platillo hace casi dos semanas, el Gobierno de PP y Ciudadanos rebasó ayer los 100 días de gracia que se conceden a todo el que llega al poder. Esto significa que el PSOE andaluz cumplió sus primeros 100 días en la oposición justo en el primer Pleno con contenido legislativo desde que se produjo el cambio de color en la Junta.

La jornada parlamentaria fue un paradigma de lo que están siendo estos primeros compases del PSOE fuera del Ejecutivo. Todos contra la bancada socialista, cuyos integrantes se quedaron solos –en la abstención– cuando hubo que votar la proposición de ley que inaugura el trámite de la eliminación de los aforamientos, bandera de Ciudadanos desde que irrumpió en el tablero político.

Esta propuesta fue justo la que provocó la ruptura entre socialistas y naranjas al final de la legislatura anterior. Sergio Romero, portavoz de Ciudadanos, se lo recordó ayer a sus ex socios del PSOE. La respuesta fue clara. “Esta iniciativa es propaganda”, espetó Mario Jiménez durante el debate.

El portavoz socialista en la Cámara recordó que hay un informe del Consejo de Estado que aconseja proceder a la eliminación de los aforamientos a nivel estatal, pero en la intervención del dirigente del PSOE llamó la atención la virulencia con la que cargó contra Adelante Andalucía. “Van a legitimar a los que no creyeron en el Estatuto de Autonomía en 1980”, dijo Jiménez en alusión a la participación de Vox en la reforma estatutaria que se pondrá en marcha con la aprobación del trámite de ayer.

La iniciativa que salió ayer adelante con la única abstención del PSOE propone la eliminación del fuero judicial para el presidente de la Junta, sus consejeros y los 109 parlamentarios andaluces. Para lograrlo, hay que eliminar cuatro puntos del Estatuto de autonomía, por lo que la ponencia de esta proposición irá a la Comisión de Desarrollo Estatutario, donde los grupos podrán aportar sus enmiendas.

Cuando PP y Ciudadanos impulsaron esta medida hace varias semanas, el PSOE respondió con una propuesta aún más ambiciosa. Susana Díaz trajo al Parlamento a uno de los constitucionalistas de referencia del partido, Gregorio Cámara, y lanzó la idea de ampliar la reforma del Estatuto más allá de los aforamientos.

“Se les están pegando los tics autoritarios de la ultraderecha con la que gobiernan”, criticó Jiménez durante el debate de ayer. Era una alusión a la decisión de populares y naranjas de proponer algo tan complejo como una reforma estatutaria para eliminar una medida concreta como la supresión del fuero judicial.

Una vez que finalice el trámite de esta proposición en el Parlamento andaluz, se pondrá en marcha un referéndum para que los andaluces se posicionen sobre la reforma del Estatuto. Finalmente, las Cortes –presumiblemente, las que salieron de las elecciones del 28 de abril– deben aprobar la remodelación por medio de una Ley Orgánica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios