Mario Sepúlveda | Minero chileno rescatado tras 69 días atrapado con 32 compañeros

"Ante una situación como esta es muy importante que se inyecten recursos al rescate"

  • Mario Sepúlveda, uno de los mineros chilenos que pasó sepultado 69 días tras el derrumbe en la cavidad donde trabajaban, habla sobre el caso de Julen

  • Para este rescatista, lo más importante es que no se desfallezca, se aferren a la fe y se sigan destinando todos los recursos posibles

El minero Mario Sepúlveda en una grabación por el caso de los niños atrapados en Tailandia. El minero Mario Sepúlveda en una grabación por el caso de los niños atrapados en Tailandia.

El minero Mario Sepúlveda en una grabación por el caso de los niños atrapados en Tailandia.

-¿Cómo está viviendo el caso desde Chile?

Me da mucha pena, mucha angustia. Desde aquí estamos rezando por la familia. Lo que uno siempre debe de tener en este tipo de cosas es fe, porque la esperanza es un juego de ilusión, a ratos está, a ratos se va, así que hay que aferrarse a la fe, a la fuerza, a la unión. Es bonito lo que están haciendo, se le ha dado importancia al rescate. A otra mucha gente no se le ha dado importancia.

-¿Cómo valora la situación?

Están hablando de un pozo de 107 metros, no sabemos cuáles son las circunstancias, ni la situación actual del pozo o lo que hay abajo. Si habrá agua o está seco, hay un sinfín de preguntas que uno se hace en este tipo de casos. Buscar de forma paralela o ver la forma de llegar ahí es un gran trabajo para los profesionales y la voluntad de quienes ponen los recursos. Si no hay voluntad de inyectar recursos para este tipo de cosas es complicado. La familia debe de estar sufriendo mucho, los ayudamos a orar desde este punto de la tierra. Que se aferren a la fe, la fe mueve montañas. A través de la oración se pueden conseguir milagros.

-En el caso de los niños de Tailandia dijo que si el Gobierno ponía todos los recursos a disposición del rescate éste sería un éxito...

Sí, por supuesto, las autoridades tienen que inyectar recursos para el rescate. Es súper importante que existan recursos. Nuestro rescate, el de los 33 mineros chilenos, fue posible porque se aportó al rescate. También hay personas que no creen en lo que los profesionales pueden hacer. Tailandia inyectó recursos, también lo está haciendo Málaga para poder llegar a donde está este niño y eso se agradece. Cuando uno que ha padecido este tipo de cosas y ves este tipo de accidentes y sabes que las autoridades tienen la voluntad de sacar adelante el rescate uno se pone contento. El ser humano todavía tiene la posibilidad de hacer cosas buenas.

-¿Qué les ayudó a sobrevivir 69 días en la mina?

Primero nos tuvimos que organizar para hacer un gran trabajo de equipo. Segundo, la obediencia, es muy importante. Pero una de las cosas principales que hubo allí abajo fue la fe. Siempre rezábamos pese a las circunstancias, a haber poquita o casi nada de comida, antes de comer esa cucharadita dábamos gracias a Dios por ese alimento. Nos aferramos mucho a la fe y a nuestras familias. El sueño que cada uno teníamos de ver crecer a nuestros hijos, de seguir con nuestras familias nos llevó a sobrevivir. Le pedía a Dios que me diera vida para ver crecer a mis hijos de buena manera, sin pasar el hambre, el frío y las necesidades que yo pasé. Esto ayudaba a tener mucha fuerza. El humor también nos ayudó mucho.

-¿El humor?

Sí, hubieron muchas risas. Esa parte cómica que tiene el ser humano en los peores momentos es importantísima. Nos estábamos muriendo y nos estábamos riendo. Eso también nos ayudó muchísimo.

-¿Qué condiciones tenían abajo?

Tuvimos que ser un poco MacGyver para tener luz, hacer el agua potable... Tuvimos que utilizar la inteligencia. Quedamos sin líder y quien tuvo en primera instancia la decisión de sacarnos no la tomó y tuvimos que ser inteligentes para liderar también. Teníamos agua contaminada y en el momento que necesitábamos sirvió. Teníamos poca cosa.

-¿Fue la persistencia de la familia la que hizo posible que siquiera el rescate?

Sí, otra de las grandes cosas que sucedieron ahí fue el apoyo y la fuerza de nuestras familias. Es muy importante que la familia no pierda el norte, porque a veces se vuelven locas, se desesperan. Es clave también en estos casos la información a la familia.

-Ahora está haciendo rescate, ¿qué podría decir a los equipos que están trabajando en este caso?

Lo importante para tener éxito en cada uno de las cosas que cada uno hace es el respeto que debe de tener a los demás profesionales. Dejar de lado el ego y actuar conforme a lo que se ha aprendido y realizar un trabajo en equipo. Hay que escuchar la opinión de cada uno, depende mucho del terreno y de la experiencia de cada uno. Que se escuchen, que analicen y actúen conforme a su experiencia.

-¿Qué mensaje le envía a la familia?

Le mando un beso con toda mi alma, el dolor aquí también es grande desde que nos enteramos la noticia. Decirle a la familia que más que cualquier cosa tenga mucha fe, que no se cuestionen si ellos son los culpables, que piensen que todas las cosas que suceden en la tierra pasan por algo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios