Sociedad

Veinte de cada cien jóvenes son 'ninis'

  • La región sufre una de las tasas de abandono escolar más altas

Un grupo de jóvenes en las calles de Sevilla. Un grupo de jóvenes en las calles de Sevilla.

Un grupo de jóvenes en las calles de Sevilla. / D. S.

Comentarios 15

El informe de la EAPN-A incluye diversos indicadores relacionados con la educación, la vivienda y la desigualdad de género. En el primero de los apartados destaca el hecho de que el 21,4% de los jóvenes andaluces ni estudian ni trabajan. Son los conocidos como ninis, aunque en este caso esa calificación obedece, según la citada plataforma, a las circunstancias socieconómicas de sus familias, en riesgo de exclusión social desde hace años.

El riesgo de pobreza alcanza un 38,7% de la población andaluza con menos de 18 años, porcentaje que se sitúa siete puntos por encima de la media española. Andalucía, además, ocupa el tercer lugar entre las comunidades españolas con mayor tasa de abandono escolar, concepto por el cual se entiende aquellos alumnos que dejan su formación académica tras concluir la ESO. En esta región dicha tasa afecta al 23,5% de los estudiantes de las enseñanzas medias, porcentaje que sólo supera la ciudad autónoma de Melilla y las Islas Baleares.

La vivienda es otro de los aspectos analizados en el informe. El repunte del negocio inmobiliario no va parejo a un mayor acceso de las familias. Ahí están los datos que lo avalan: Andalucía es la primera región de España en ejecuciones hipotecarias y en desahucios por impago de hipotecas. Los desahucios por alquileres, además, subieron un 8%. Para la vocal de la EAPN-A, Susana González, tales cifras demuestran que se está creando “una nueva burbuja en el sector” que dificulta que los andaluces puedan disfrutar plenamente de sus hogares. Esta situación ha generado una pobreza energética escondida que afecta a un 8,4% de la población andaluza, que no puede mantener su vivienda a una temperatura adecuada al no poder afrontar los gastos de la climatización. A ello se suma otro 16% que apenas consume energía para evitar el gasto que genera.

En cuanto a la desigualdad de género, la brecha salarial entre ambos sexos supera el 30% en Andalucía, donde las mujeres cobran 3.853 euros menos al año que los hombres. Un agravio al que se añade el trabajo parcial, que sufren mayormente las andaluzas (el 43,88% de los contratos para mujeres) frente a los hombres (una tasa del 22,3%). En este punto, González recordó que la mayoría de los trabajos no remunerados relacionados con la dependencia los han desempeñado las mujeres, lo que ha “recompensado” los recortes en gasto social establecidos por distintas administraciones públicas en esta década.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios