Primarias en el PP

En busca de compromisarios de Cospedal

  • Los delegados de la ex secretaria general en Cádiz votarán a Sáenz de Santamaría, mientras Casado suma pronunciamientos públicos en Granada

Saénz de Santamaría, en un acto este jueves en Gran Canaria. Saénz de Santamaría, en un acto este jueves en Gran Canaria.

Saénz de Santamaría, en un acto este jueves en Gran Canaria. / Ángel Medina/EFE

El congreso extraordinario del PP se ganará uno a uno, voto a voto, como algunos de los cónclaves más discutidos del PSOE. Rubalcaba ganó a Carme Chacón en 2012 por 22 votos, y Zapatero a Bono, en el 2000, por nueve. El PP ha hecho una inmersión en primarias y congresos abiertos, una lección acelerada que le llevará al cónclave del próximo 20 de julio. No sobra nadie, nada se puede dar por hecho y los supuestos bloques están rodeados de membranas permeables.

Andalucía fue junto a Canarias la comunidad donde Soraya Sáenz de Santamaría obtuvo más apoyos en la primera vuelta de las primarias para presidir el PP, y será desde el sur desde donde lleguen más compromisarios al congreso. 475 delegados, un 18%, de los 2.612 electos, a los que hay que sumar medio millar de miembros natos. La estrategia de Pablo Casado para ganar el congreso pasa por convencer a los compromisarios que habían apoyado a María Dolores de Cospedal, en especial los de las provincias de Almería, Jaén y Córdoba, donde la ex secretaria general ganó esa elección, así como en el resto del país. Pero el asunto no es sencillo, los sorayistas andaluces entienden que muchos de quienes apoyaron a la ex secretaria no votarán por Casado. Éste ha sumado en las últimas horas algunos respaldos andaluces, pero caen por goteo.

Jerez, con Soraya

Los compromisarios de Jerez que habían apoyado a María Dolores de Cospedal han anunciado que votarán a favor de Soraya Sáenz de Santamaría. Aunque Cádiz votó a favor de esta última, los dirigentes y militantes de Jerez se posicionaron con la ex secretaria general. Ahora, se inclinan por Soraya. El trasvase automático con el que había soñado Casado no será así. En un mensaje publicado este jueves en Facebook, la ciudad de la ex alcaldesa María José García Pelayo y el parlamentario Saldaña se coloca a favor de una lista de consenso, y si no pudiese ser así, por Sáenz de Santamaría.

El último en pronunciarse a favor de Pablo Casado ha sido el diputado por Granada Santiago Pérez, persona cercana al presidente del PP en esta provincia, Sebastián Pérez. Aunque éste no lo haya dicho de modo público, el líder granadino apoya a Casado, aunque Granada es una provincia que votó muy dividida. Algo similar ocurre en Almería, aunque en la provincia levantina sí hay un nutrido grupo de compromisarios que votarán al diputado por Ávila en el congreso.

Vejer y Oña

Los dos puntales del casadismo en Andalucía son el alcalde de Vejer, José Ortíz y la histórica Esperanza Oña, aunque no tienen peso orgánico suficiente como para volcar un balance favorable a Saénz de Santamaría. También se ha sumado en Cádiz quien fuese el presidente de la Diputación, José Loaiza. Todo lo que sea arañar compromisarios en territorios sorayista tiene un doble valor, aunque el peso real de esta operación la tendrán los líderes provinciales de Córdoba y Almería si, realmente, son capaces de convertir a los partidarios de Cospedal en casadistas. En el PP, y ambos bandos, dan por hecho que el sevillano Juan Ignacio Zoido y el cordobés José Antonio Nieto están apoyando a Pablo Casado.

Soraya Sáenz de Santamaría es consciente de esta estrategia, de ahí que el miércoles pasado se entrevistase con María Dolores de Cospedal en lo que fue una conversación “larga y fructífera”, según la ex vicepresidenta. Cospedal no apoya, de momento, a ninguno de los dos candidatos, pero lo que es seguro es que la suma que Pablo Casado hizo la noche electoral ni es segura ni es automática. El diputado por Ávila supone que todos quienes no apoyaron a Sáenz de Santamaría estarán con él en el congreso, de ahí la cifra de apoyos que se da desde su equipo: alrededor de 2.000 compromisarios.

Los cálculos del equipo sorayista, sin embargo, le dan la ventaja a su candidata, y lo que se busca es que Casado salga convencido de ello para que se avenga a un acuerdo previo al congreso. Es por eso por lo que el diputado ha vuelto a repetir este jueves que no pactará con la ex vicepresidenta bajo ningún concepto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios