Caso Umax

Cómo llegó la reclamación de las facturas y comenzó el caso Umax

  • El juicio de los contratos fantasma de Umax ha continuado con la declaración de testigos, entre otros, la secretaria general técnica que remitió a Fiscalía los informes a requerimiento de la asesoría jurídica de la Junta

Imagen del primer día del juicio de Umax Imagen del primer día del juicio de Umax

Imagen del primer día del juicio de Umax / José Ángel García

Comentarios 3

El juicio por la contratos fantasmas de la Delegación General de Trabajo con la empresa Umax ha continuado con la ronda de testigos. Una de las personas que han declarado durante la quinta jornada es la secretaria General Técnica desde 2010 a 2013. Ella fue a una de las personas a las que llegó por correo electrónico una reclamación por parte de Ulpiano Cuadrado, dueño de Umax, de 1.500.000 euros aproximadamente por facturas impagadas de 2007 a 2010. El correo fue enviado al consejero, viceconsejero, director General de Trabajo y secretaria General de Trabajo.

"Él decía que se le habían pagado las facturas de 2003 a 2006, pero no las correspondientes hasta 2010 y que eran por un servicio de personal trabajador en la Consejería de Empleo". Según la secretaria, para ello no aportó ni contrato ni expediente. En ellas Ulpiano Cuadrado reclamaba nominas y seguros sociales 

Tras la comprobación de los archivos y no encontrar ninguna factura ni contrato en el programa Júpiter, que es la aplicación donde están las facturas y procedimientos, se desestimó la reclamación, comenzó una revisión y se envió el asunto a Intervención Delegada, "además de a la anterior secretaria general técnica y a Dirección General de Relaciones Laborales". Según la testigo, la anterior secretaria, la acusada Lourdes Medina, respondió relativamente pronto que "no conocía nada".

Por otro lado, la intervención delegada informó que existían con Umax "algunos contratos menores, algún procedimiento negociado y alguna subvención de 2003 a 2006 y desde la Dirección de Relaciones laborales dieron una información muy difusa", según la testigo. Asimismo, le señalaron que el objeto de las facturas encontradas no coincidía con lo que reclamaba el dueño de Umax. Ante esta situación la testigo decidió remitir la información a la asesoría jurídica que les señaló que podría "haber indicios de delito y que habría que darle traslado a Fiscalía".

Contratación verbal

A preguntas de la defensa de Francisco Javier Guerrero, ex director de Trabajo sobre la contratación verbal, recordó que a veces la factura hace las veces de contrato cuando estos son menores.

La defensa de Juan Márquez, sucesor de Guerrero en el cargo, comentó que en declaración en sede judicial, la testigo habló de "pacto verbal" entre los directores generales, explicó que "por indicación de la asesoría jurídica se entiende que puede haber existido un pacto verbal".

El presidente del Tribunal preguntó a la testigo sobre las facturas aportadas por María José Rofa en la jornada anterior del juicio y que se añadieron en el proceso, ella explicó que no estaban registradas y que estaban instrumentalizadas por Faffe, "por la cantidad no se puede tratar de un contrato menor".

Durante la quinta jornada del juicio, declararon por videoconferencia el Secretario General de la Delegación Provincial de Almería de 2007 a 2012, Ángel Segura y la persona que ocupó este mismo cargo de 2005 a 2012 en Jaén, María del Mar Herreros. Mientras que el almeriense dijo no conocer la existencia de ningún personal externo en su delegación provincial, la jienense explicó a preguntas de la acusación particular, que recibió un correo electrónico el 27 de julio de 2007, la jefa de servicio de Ordenación y Coordinación Laboral, le remitió un correo, enviado a las ocho provincias, "donde se le indicaban los datos de las empresas Umax Informática y Consultoría, Inaria Consultores y Square Inversiones para que se le invitara a un proceso de contrato negociado en Jaén".  Asimismo, explicó que con Umax existieron tres contratos en la Delegación de Jaén, dos menores y una negociado.

La jefa de servicio de Ordenación y Coordinación Laboral de 2006 a 2008 fue otra de las testigos de esta jornada del juicio, explicó en referencia a ese correo que "no recuerda quién le indicó que lo enviara. Imagino que sería el director general de Trabajo, la secretaria ténica o alguien que tuviera competencia en la contratación". 

Es otra de las testigos, la jefa de servicio de Ordenación y Coordinación Laboral de 2009 a 2011, la que indica que conoce la existencia de Umax a raíz de un informe que le requiere la secretaria general técnia  donde se dice que Umax tiene un contrato de informática que estaba haciendo la implantación de diferentes aplicaciones. "Una de ellas es Cmac, que al implantarlo en todas las delegaciones fue un desastre".

También declararó un antiguo trabajador de Umax que dijo conocer al ex director General de Trabajo, Javier Guerrero, porque "era muy amigo de su hijo en El Pedroso". Al preguntarle si tenía conocimientos cualificados  de informática, el testigo respondió a la acusación particular que sabía manejar Power Point, Excel y Word, pero que no sabía nada de programación. 

Antes de comenzar la jornada del juicio por los contratos fantamas de Umax, el abogado defensor de Ulpiano Cuadrado, dueño de Umax, solicitó al Tribunal la citación de 25 testigos. El presidente del tribunal advirtió que admite su inclusión, "pero que su incomparecencia no implicaría la suspensión del juicio".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios