Educación

Acoso escolar en Granada: una madre denuncia el bullying que sufre su hija en un instituto del Área Metropolitana

  • La progenitora clama contra la "pasividad y negativa" del centro educativo a activar el protocolo antiacoso, pese a contar con una denuncia policial, parte de lesiones de la menor y vídeos de algunas agresiones

  • La Delegación de Educación confirma que los hechos ya están siendo investigados desde el Servicio de Inspección

Captura de uno de los vídeos en los que se ve cómo la menor granadina es agredida por otra. Captura de uno de los vídeos en los que se ve cómo la menor granadina es agredida por otra.

Captura de uno de los vídeos en los que se ve cómo la menor granadina es agredida por otra. / G. H.

Septiembre de 2020. Comienza la vuelta al cole y una menor de 12 años inicia su etapa en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en el instituto de un municipio de Granada. Ha caído en 1ºA, sin embargo, los desdobles y cambios de unidades que ha propiciado la situación derivada de la pandemia del coronavirus hacen finalmente que se le asigne otra clase. Al principio todo va normal y comienza la etapa de adaptación, pero todo se tuerce apenas unas semanas después. Ana -nombre ficticio con el que nombraremos a la menor de aquí en adelante- empieza a ser increpada por un grupo de jóvenes del mismo centro ubicado en una localidad del Área Metropolitana de Granada próxima a la capital. Primero, advertencias, después insultos y amenazas que más tarde se tuercen en agresiones físicas. Se trata de un caso de acoso escolar o bullying que ha sido denunciado y que está siendo investigado por el Servicio de Inspección, según confirmaron a Granada Hoy desde la Delegación de Educación.

"Un grupillo la ha estado persiguiendo en el instituto. Una de ese grupo la llegó a agredir a la salida de clase. La empezaron a amenazar y a perseguir en el centro hasta el punto de que un día no le llegaron a pegar dentro del instituto porque el mismo jefe de Estudios la sacó del brazo y se la llevó. Eso pasó el viernes 30 de octubre y como no le pudieron pegar, el sábado la buscaron en la calle y le pegaron una paliza", relata R. T., madre de esta menor que ha denunciado los hechos y también la "pasividad" del centro educativo e incluso de la Delegación de Educación ya que "no se quiere activar el protocolo de bullying ni cambiarla de clase".

"Hematoma a nivel de brazo derecho; eritema lineal en la zona cervical posterior; cervicalgia, contractura cervical; cefalohematoma a nivel de zona parietal". Estos fueron los daños que se recogen dentro del parte de lesiones de la menor, al que ha tenido acceso Granada Hoy, en el que se recoge la agresión sufrida por la joven e incluso que se daría parte al Juzgado de lo ocurrido. Sin embargo, estos hechos también están puestos en conocimiento de la Guardia Civil, según consta en la denuncia a la que también ha tenido acceso este diario, que contempla las amenazas y agresiones que ha venido sufriendo la menor entre el 10 y el 31 de octubre.

Y es que, además del parte de lesiones, también ha varios vídeos de distintos días a los que ha tenido acceso Granada Hoy en los que se muestra cómo la menor es acorralada, perseguida e incluso agredida con un tirón del pelo, por otro grupo de menores que forman parte de su mismo instituto.

"Fui con todas las pruebas al centro y me dijeron que no eran pruebas de nada porque había sucedido fuera del instituto y que solo había sido una agresión, así que les dije que me iba a ir a la Delegación de Educación", asegura la madre de Ana, que registró en la citada Delegación un escrito fechado a 3 de noviembre en el que solicita "que activen el protocolo de bullying, que expulsen a las dos denunciadas y que a la otra agresora la quiten de las mismas clases que la agredida", aludiendo incluso al parte de lesiones.

Sin embargo, según el relato de la progenitora, "a partir de ahí comenzaron a ponerle partes disciplinarios a mi hija hasta el punto de que al final le han puesto una falta grave, con la que no estoy de acuerdo porque vale que ella no sea perfecta, pero incluso sus compañeras de clase me han dicho que lo que ocurrió no es así, que ha provocado que tenga a la niña expulsada cuatro días. Encima de no activar el protocolo de acoso, tengo a mi hija en mi casa y esas personas en el instituto, una de ellas incluso en la misma clase de ella y no la quieren ni cambiar".

Ante ello, la madre de la menor volvió a remitir dos días después, el 5 de noviembre, un nuevo escrito ante Educación para pedir "la expulsión del director del instituto (...) por abuso de poder, persecución injustificada totalmente falsa, ya que hay testigos de la misma clase (...) y por búsqueda de una expulsión a una menor de ese centro".

"He tenido una reunión con el instituto y nos dicen que la culpa es nuestra por no educar a la niña y por apoyarla. Llamé a la Consejería de Educación, a Sevilla, a un teléfono de bullying y me dijeron que cómo que no habían activado el protocolo antibullying, que no lo entendían y que se iban a poner en contacto con la Delegación en Granada. He hablado con el inspector de aquí de Granada y me ha dicho que lo deja en manos del director, así que no se va a hacer nada", indicó R. T. a este diario, que ya busca la opción de cambiar a su hija de centro ante lo ocurrido.

En este sentido, desde la Delegación territorial de Educación en Granada se confirmó que están al tanto de este caso, que está siendo investigado desde el Servicio de Inspección educativa. Fuentes de la misma indicaron que este mismo lunes se mantuvo una reunión con la madre de la menor para informarle al respecto y que el equipo directivo y el orientador del centro está haciendo las investigaciones oportunas para actuar, tal y como dicta el protocolo a seguir en estos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios