Sucesos

Va a la cárcel de Albolote a visitar a un familiar y acaba detenido por colar móviles y droga

  • Llevaba ocultos dos teléfonos y más de 370 pastillas dentro de su ropa interior

  • El sindicato Acaip reclama más personal para hacer frente a estos casos que provocan diversos incidentes en la prisión

Imagen de archivo de la cárcel de Albolote. Imagen de archivo de la cárcel de Albolote.

Imagen de archivo de la cárcel de Albolote.

Comentarios 1

Acudió a la cárcel de Albolote a visitar a su hermano que se encuentra interno. Sin embargo, acabó detenido después de que le interceptaran móviles y gran cantidad de droga que llevaba escondida en la ropa interior con el fin de introducirlos y dárselo al interno. Esto fue lo que ocurrió el pasado martes 9 de abril en la prisión de Albolote, un hecho que, según ha podido saber este diario, ocurre con frecuencia en la institución penitenciaria.

Cuando este hombre pasó por el control de seguridad, el detector de metales comenzó a sonar alertando de que portaba algún elemento magnético o metálico. Ante ello, los funcionarios lo trasladaron a la sala de cacheos donde le pidieron que se desvistiera para comprobar que no portaba ningún objeto sospechoso.

Una vez estaba sin ropa, los funcionarios comprobaron que dentro de la ropa interior tenía un gran bulto que destacaba junto a los genitales, algo que él trataba de ocultar.

Finalmente, los funcionarios comprobaron que se trataba de un paquete con diversos objetos por lo que requirieron la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En concreto, este visitante había tratado de introducir en la prisión dos teléfonos móviles envueltos en plástico, cinco trozos de hachís de unos cinco centímetros, una bolsa de plástico con marihuana, diez parches de buprenourphina –un opioide–, así como 371 dosis de estupefacientes en pastillas de diversos colores.

Ante ello, este hombre fue detenido. Si bien, no se trata de un caso aislado. Según ha denunciado el sindicato de la Agrupación de los Cuerpos de la Adminsitración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), "esta incidencia, aunque no en esa cantidad, es habitual y la entrada de droga y móviles es incesante en este centro penitenciario".

Según han manifestado desde el sindicato, "el buen trabajo de los pocos funcionarios de servicio hacen que no todas lleguen al interior, donde esto provoca un sinfín de incidentes por su tráfico y consumo".

Desde Acaip consideran que la falta de personal denunciada desde hace años –"llega a más de 80", según afirman– "hace que esta situación de entrada persistente de droga provoque que se sucedan incidentes continuos tanto a internos como a trabajadores del centro, incluso que provoquen muertes (más de 50 en los últimos siete años) por la ingesta incontrolada de dichas sustancias, en la mayoría de ocasiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios