Premios Goya 2019 'Campeones' le quita el trono a 'El reino' en la noche de Antonio de la Torre

  • La comedia de Fesser es elegida mejor película, pero el 'thriller' de Sorogoyen se hace con siete premios.

  • El actor malagueño consigue al fin su segundo Goya.

"Se habla mucho de los límites del humor, pero, ¿para cuándo poner un límite a los papeles de Antonio de la Torre?", preguntaron los presentadores Andreu Buenafuente y Silvia Abril al principio de la ceremonia. Era innegable: iba a ser la noche del actor malagueño.  Fue una noche extrañamente repartida: El reino, la película de Sorogoyen se coronó con siete estatuillas, las de director, actor protagonista (De la Torre), actor de reparto (Luis Zahera), guión original, montaje, sonido y música; pero Campeones dio la campanada al imponerse con tres Goyas, en mejor película, actor revelación (Jesús Vidal) y canción. Almodóvar y el elenco de Mujeres al borde de un ataque de nervios entregaron el premio gordo de la noche.

Al fin, tras años y años yéndose de vacío, el malagueño Antonio de la Torre cambió su suerte y obtuvo su segundo Goya, esta vez como actor protagonista. "Este Goya no va a coger el Ave de vuelta. Este se queda en Andalucía, pueblo de talento que acoge a todo el que viene de fuera", dijo en un discurso en el que se acordó de su Málaga natal, de "los políticos que se despiertan cada día intentando cambiar el mundo" -en El reino interpreta a un corrupto- y que cerró recordando a su paisano Chiquito de la Calzada.

Susi Sánchez, mejor actriz protagonista. Susi Sánchez, mejor actriz protagonista.

Susi Sánchez, mejor actriz protagonista. / Juan Carlos Muñoz

Susi Sánchez ganó el Goya a la mejor actriz gracias a otro malagueño, Ramón Salazar, que le escribió un papel a medida en La enfermedad del domingo, en el que la veterana se luce. Lola Dueñas, una de las favoritas para ese premio, había reclamado ese galardón para ella unas horas antes, en la alfombra roja.

Carmen y Lola, una película pequeña que había logrado la proeza de tener ocho nominaciones, materializó las candidaturas de actriz secundaria (Carolina Yuste, que venció inesperadamente a rivales más fuertes) y la de dirección novel, para Arantxa Echevarría. La cineasta dedicó su película, una historia de "lesbianas, gitanas, mujeres", a  "quienes no permiten amar diferente, quienes no se meten en los zapatos de la minoría o piensan que no es necesaria una ley de violencia de género". Lástima que la fuerza de una película que ya asombró en su paso por Cannes haya frenado el triunfo de la sevillana Celia Rico, autora de un debut deslumbrante, Viaje al cuarto de una madre.

Jesús Vidal, tras recibir su Goya. Jesús Vidal, tras recibir su Goya.

Jesús Vidal, tras recibir su Goya. / Juan Carlos Muñoz

Jesús Vidal protagonizó una de las escenas más emocionantes (y prolongadas) de la velada al hacerse con el Goya al mejor actor revelación. Su mensaje a la Academia hizo llorar al público: "Ustedes han premiado a un actor con discapacidad. No saben lo que han hecho. Me vienen a la cabeza tres palabras: inclusión, visibilidad, diversidad", comentó. La película de Fesser posibilitó que Coque Malla ganara en el apartado de mejor canción, un cuarto de siglo después de su primera candidatura, curiosamente como actor revelación por Todo es mentira.

A la entrega del Goya a la actriz revelación tampoco le faltó intensidad. Eva Llorach, la favorita por su rotunda interpretación en Quién te cantará, pidió como hizo Frances McDormand en los Oscar que las mujeres del auditorio se levantaran y pidió que se crearan personajes femeninos "para mujeres de 40, 50 y 60, esos años en que nos volvemos invisibles y parece que nos ha tragado un agujero negro".

Actuación de Rosalía en la gala de los Goya Actuación de Rosalía en la gala de los Goya

Actuación de Rosalía en la gala de los Goya / Juan Carlos Muñoz

 

Los presentadores Silvia Abril y Andreu Buenafuente salvaron dignamente la función en una noche en la que Rosalía conmovió con su versión de Me quedo contigo de Los Chunguitos, Berto Romero y David Broncano se quedaron colgados de un arnés y Màxim Huerta entregó el premio al corto de ficción por eso de haber sido un ministro "breve". El pianista James Rhodes puso música al homenaje a los desaparecidos de 2018, una nómina de profesionales en la que destacaban la diseñadora y ex presidenta de la Academia Yvonne Blake y los actores Álvaro de Luna y Cesareo Estébanez.

Cold War, que un par de meses antes había arrasado en Sevilla en la celebración de los Premios del Cine Europeo, sumó a su abultado currículum el Goya a la mejor película europea, mientras que la uruguaya La noche de 12 años se hizo un hueco en el palmarés al recibir el  al mejor guión adaptado, obra del director Álvaro Brechner. La mejor película iberoamericana fue, no hubo sorpresas, la omnipresente Roma.

La fiesta del cine español reivindicó La sombra de la ley, un título que había pasado desapercibido, con tres premios técnicos (fotografía, dirección artística y vestuario) y reconoció el complicadísimo proyecto de El hombre que mató a Don Quijote en los apartados de maquillaje y dirección de producción. Cazatalentos, del almeriense José Herrera, la historia de una bailaora que emigra a París por la Guerra Civil, obtuvo asimismo el Goya al mejor corto de animación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios