Corpus

El Circo de Rody Aragón, el lado infantil de la feria

El circo de Rody Aragón ha traido la ilusión a los niños y a los no tan pequeños, durante la semana del Corpus. Los más rezagados tienen aún hoy la oportunidad de acercarse hasta la carpa, colocada en la Huerta del Rasillo, para disfrutar de un espectáculo en el que las canciones del circo de toda la vida harán a muchos volver unos años atrás y recordar a las tardes sentados frente al televisor riendo con esos payasos con los que crecieron. La música de Fofó, el padre de Rody Aragón, ha sido el hilo conductor de un espectáculo circense en el que no ha habido animales.

Clásicos, que es el nombre con el que se denomina el espectáculo es, además de un circo para que los pequeños disfruten, un homenaje a Fofó de cuyo fallecimiento se cumplen 34 años este mismo mes.

En la puerta de entrada a la carpa la ilusión se reflejaba en padres y niños para los que el circo es una de esas tradiciones que no pasan de moda a pesar del paso del tiempo y que arrancan las sonrisas de los presentes con las bromas de los payasos al mismo tiempo que los rostros se llenan de admiración y sorpresa con las acrobacias de otrosd e los artistas.

La magia de la ilusión ha dejado en la ciudad su rastro y finaliza hoy con tres funciones, a las 12:00, 18:00 y 20:30, para poner el punto final a la semana de fiesta, en la que el circo ha sido para muchos un protagonista indiscutible e incluso inolvidable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios