Corpus de Granada 2019 | Columpios del ferial Los 10 columpios del Corpus que te quitarán el hipo

  • Vuelan, giran, saltan, corren a toda velocidad y pegan sustos de muerte; estas son las 10 atracciones del ferial de Almánjayar que te dejarán sin aliento ¿Te atreves con todas?

Una panorámica del recinto ferial visto desde una de las atracciones Una panorámica del recinto ferial visto desde una de las atracciones

Una panorámica del recinto ferial visto desde una de las atracciones / Carlos Gil (Granada)

Los que ya peinan canas recuerdan cómo la noria era en su momento lo más de lo más en emociones fuertes. Hoy ni siquiera las clásicas montañas rusas estilo wild mouse (alias 'ay, qué te pillo') son capaces de saciar la sed de adrenalina que tienen algunos. Con permiso del Tirachinas, uno de los grandes ausentes este año junto a la propia noria, estos son los 10 columpios del Corpus que te quitarán el hipo, te dejarán mudo y te harán pensar que la vida merece la pena vivirla cuando bajes.

1. Barca Vikinga

Un clásico. Barca gigante que se balancea hasta ponerse en posición casi completamente vertical. La intensidad de la emoción depende del lugar de la barca que se ocupe. Cuanto más cerca de los extremos más adrenalina. Y en ambos, una jaula en la que el viaje se hace de pie. De proa a popa.

La 'Barca Vikinga' demuestra que los viejos rockeros nunca mueren La 'Barca Vikinga' demuestra que los viejos rockeros nunca mueren

La 'Barca Vikinga' demuestra que los viejos rockeros nunca mueren / Reportaje gráfico: Miguel López (Granada)

2. Inverter

Su nombre lo dice todo. Atracción al estilo barcaza pero más moderna. Compuesta por cuatro módulos con cuatro asientos cada uno que giran con autonomía propia. La plataforma principal también rotacionalmente mientras se invierte sobre su eje longitudinal. Muy recomendable si tienes angustia pero no bicarbonato cerca.

'Inverter', su nombre lo dice todo, no hay mucho más que añadir. 'Inverter', su nombre lo dice todo, no hay mucho más que añadir.

'Inverter', su nombre lo dice todo, no hay mucho más que añadir.

3. Extreme

Muy parecida a la anterior, con la diferencia de que los brazos no tienen doble amarre a la plataforma principal. El eje principal no es colgante, sino que está sujeto a un brazo hidráulico. Por si todavía tienes ganas de seguir dando vueltas después de bajar de la anterior.

Gira, gira y vuelve a girar; no el Mundo, sino 'Extreme'. Gira, gira y vuelve a girar; no el Mundo, sino 'Extreme'.

Gira, gira y vuelve a girar; no el Mundo, sino 'Extreme'.

4. The Limit

Las clásicas sillas voladoras, pero en versión gigante. Con un elevador que escala sobre un póster mientras aumenta su velocidad de giro. Para los amantes de los clásicos columpios de sillitas del parque.

El concepto de sillas voladoras llevado a la máxima expresión. El concepto de sillas voladoras llevado a la máxima expresión.

El concepto de sillas voladoras llevado a la máxima expresión.

5. Templo del mal

Otra de los que no falla. Recorrido a pie por un castillo encantado que en cada esquina aguarda una sorpresa de esas que encoge el corazón. Aquí la velocidad también es un factor importante, pero porque hay que correr para escapar del señor de las tinieblas. 

En el 'Templo del mal', la adrenalina la ponen los repullos. En el 'Templo del mal', la adrenalina la ponen los repullos.

En el 'Templo del mal', la adrenalina la ponen los repullos.

6. Crazy Bob

Se estrena este año en el Corpus. A priori, puede parecer un columpio de lo más inocente. Unas pequeñas cabinas parecidas a un coche de choque que cuelgan de varios brazos mecánicos. El impulso lo pone un rotor. Todo cambia en cuestión de minutos. Con una velocidad de hasta 120 kilómetros por hora, según sus responsables, la sensación se multiplica por ir a ras de suelo. Los 'coches' vuelan y describen curvas onduladas.

'Crazy Bob' debuta en Almanjáyar. 'Crazy Bob' debuta en Almanjáyar.

'Crazy Bob' debuta en Almanjáyar.

7. Hotel

De continuidad intermitente en el recinto ferial de Almanjáyar, vuelve la que en su día fue una de las primeras caídas libres ambulantes. En este hospedaje es mejor bajar por las escaleras, el ascensor no ha pasado todas las revisiones y a veces se descuelga. Son apenas cinco segundos, pero la tensión no se concentra tanto en la caída como en la interminable espera mientras se produce.

El 'Hotel', la caída libre del Corpus. El 'Hotel', la caída libre del Corpus.

El 'Hotel', la caída libre del Corpus.

8. Top Gun

No falla. El sofá que todo el mundo querría tener en casa. Grande, espacioso y seguro a pesar de los pesares. Eso sí, un poco incómodo para ver la tele cuando le da por invertirse. ¿Quién no ha visto sus fuentes con los pies mirando al cielo?

El 'Top Gun', todo un clásico del recinto de Almanjáyar. El 'Top Gun', todo un clásico del recinto de Almanjáyar.

El 'Top Gun', todo un clásico del recinto de Almanjáyar.

9. Gigant Maxx

Se ha hecho un hueco ya entre las imprescindibles. Probablemente sea una de las atracciones que más imponen y generan respeto de todo el recinto ferial. Un brazo gigante. En cada extremo, dos módulos de asientos. Éstos giran con autonomía propia mientras el brazo también lo hace. El techo de la feria. Si eres capaz de disfrutar del viaje tendrás una de las mejores panorámicas de Granada. Buena suerte.

En 'Gigant Maxx' tocarás el cielo de Granada. En 'Gigant Maxx' tocarás el cielo de Granada.

En 'Gigant Maxx' tocarás el cielo de Granada.

10. Projekt

Otra variante moderna del concepto 'barcaza'. Velocidad, giro y virulencia. Al menos habrá que agradecerle que los módulos de asientos no se balanceen también.

'Projekt', del verbo proyectar (por los aires). 'Projekt', del verbo proyectar (por los aires).

'Projekt', del verbo proyectar (por los aires).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios