Sucesos

Alarma en Salobreña por un falso aviso de bomba en una entidad bancaria

  • El autor del aviso ya ha sido identificado y detenido por la Guardia Civil de la localidad

  • Los hechos han tenido lugar sobre las 14:00 horas de este martes 13 de agosto

La Guardia Civil fue alertada de un aviso de bomba en esta entidad bancaria de Salobreña. La Guardia Civil fue alertada de un aviso de bomba en esta entidad bancaria de Salobreña.

La Guardia Civil fue alertada de un aviso de bomba en esta entidad bancaria de Salobreña. / D. Gómez

Van andando por la calle y se encuentran un gran despliegue policial que les impide pasar. Preguntan qué ocurre, pero no les dicen nada, solo que la calle está cortada y que no está permitido que circulen ni vehículos ni peatones y entonces se percatan de que algo ocurre en una de las entidades bancarias de la zona. "Un aviso de bomba", escuchan entre algunos que cruzan por allí y que se alejan del lugar "por lo que pueda pasar". Esto es lo que ha ocurrido en Salobreña, sobre las dos de la tarde de este martes, un episodio que finalmente ha quedado en un susto pero que está dando que hablar entre los vecinos.

A última hora de la mañana, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado fueron alertadas de una posible bomba en el banco Unicaja, situado en la calle Federico García Lorca de Salobreña. Ante ello, se desplegó un amplio dispositivo policial dirigido por la Guardia Civil en el que, tal y como indica el protocolo, lo primero que se hizo fue cortar la calle al tráfico para establecer un perímetro de seguridad.

Tras ello, los agentes desalojaron a los empleados del banco que, sorprendidos, aseguraban que no sabían qué ocurría, todo ello mientras inspeccionaban la zona para comprobar si el aviso era cierto. Finalmente, tras revisar el perímetro, la Guardia Civil comprobó que todo había sido un falso aviso de bomba, algo que puede llegar a suponer hasta un año de cárcel para su autor, que ya ha sido identificado e investigado por la Guardia Civil. Se trataría, según fuentes de este diario, de un veraneante del municipio.

En concreto se trata de un delito de desórdenes públicos recogido por el artículo 561 del Código Penal que estipula que "quien afirme falsamente o simule una situación de peligro para la comunidad o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento, será castigado con la pena de prisión de tres meses y un día a un año o multa de tres a dieciocho meses".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios