Sucesos Granada

Operación ovino: un auxilio a la 'migración' de 1.400 ovejas en Granada

  • Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico custodió el regreso de un rebaño por la carretera para que los animales pudieran volver a casa

Uno de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico vigila el rebaño de ovejas. Uno de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico vigila el rebaño de ovejas.

Uno de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico vigila el rebaño de ovejas. / G. H.

La Guardia Civil ha auxiliado a un pastor trashumante en el traslado de su rebaño de ovejas desde la presa de Rules hasta el puente de los Siete Ojos por la carretera A-346, que es la que une las localidades de Vélez de Benaudalla con Órgiva.

Dos motoristas del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Motril se encontraron con el pastor y con sus hijos a las 9:00 horas del pasado día 28 de abril junto a la presa de Rules. Allí aguardaban con sus 1.400 ovejas para que estos agentes de Tráfico fueran regulando la circulación de vehículos y ellos pudieran conducir sus ovejas por la carretera hasta el puente de los Siete Ojos de Órgiva.

Este pastor alpujarreño baja todos los inviernos sus ovejas hasta la parte baja del embalse de Rules y allí sus animales sobreviven al frío. En primavera vuelve con su rebaño hasta su pueblo, en Pampaneira, y en las faldas de Sierra Nevada lo pastorea hasta que llegan las primeras nieves.

Antes de la construcción de la presa de Rules este pastor realizaba la trashumancia por el río Guadalfeo. Hoy en día ese camino resulta imposible por razones obvias, de ahí que necesite la ayuda de la Guardia Civil para sortear el obstáculo del tráfico por la Carretera de La Umbría, la que conecta la Alpujarra con la costa de Granada.

Una vez que se puso en movimiento el rebaño un motorista se situó a la cabeza y el otro detrás. El agente que iba al frente se fue adelantando y parando en el arcén a todos los vehículos con los que se encontró en la carretera hasta que pasaran las ovejas; mientras que el otro agente retenía los coches y camiones que iban llegando detrás. Cada quince minutos aproximadamente le decían al pastor que retirase a los animales donde la carretera lo permitía y daban paso a los vehículos.

El acompañamiento duró tres horas. A las 12:00 horas llegó todo el rebaño al puente de los Siete Ojos y desde ahí continuó campo a través. No hubo que lamentar ningún tipo de incidencia y a ello ayudó, además, que la intensidad del tráfico por esa carretera has disminuido considerablemente desde la declaración del estado de alarma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios