Vuelta a la normalidad tras el coronavirus

Reducir aforo o ampliar terrazas, las opciones de chiringuintos y hoteles ante el verano en la Costa de Granada

  • Almuñécar pide ser municipio 'piloto' para el desconfinamiento en el sector turístico, mientras que Salobreña y Motril aguardan directrices del Gobierno central

  • Hosteleros y Chiringuitos mantienen la necesidad de que las medidas impuestas para la reapertura sean viables para sus negocios

Cartel instalado en el Paseo Marítimo de Salobreña en el que se informa sobre el cierre de las playas. Cartel instalado en el Paseo Marítimo de Salobreña en el que se informa sobre el cierre de las playas.

Cartel instalado en el Paseo Marítimo de Salobreña en el que se informa sobre el cierre de las playas. / N. Gómez Mira

¿Qué va a pasar con las playas de la Costa Tropical? ¿Habrá verano para el turismo en el litoral de Granada? ¿Podrán abrir hoteles y chiringuitos durante el periodo estival? Estos tres interrogantes son solo un resumen de los muchos que sobrevuelan a este sector en la costa granadina, enclave cuyos principales municipios -Motril, Salobreña y Almuñécar- se preparan para su reapertura cuando las "autoridades estimen oportuno". Y es que, pese a que la localidad sexitana se postuló hace unos días como "municipio piloto" para llevar a cabo la llamada desescalada del estado de alarma, en cuanto al turismo se refiere, Motril y Salobreña prefieren guardar cautela y aguardar a las directrices del Gobierno central. Todo ello, mientras Chiringuitos y Hoteles ya estudian cómo afrontar la reapertura con nuevos aforos y de forma viable para su sostenibilidad.

El eje de la economía de los municipios costeros de Granada es, sin duda alguna, el turismo. Sin embargo, ante la posibilidad de que hasta final de año el sector se mantenga en stand by por el coronavirus, el Patronato de Turismo de Almuñécar-La Herradura, a través del concejal del ramo, Daniel Barbero, anunció el pasado lunes Su "ofrecimiento para constituirnos como destino y establecimientos piloto en la desescalada" dada "la baja incidencia de la pandemia en nuestra comarca, la tipología del destino y la experiencia y profesionalidad de los empresarios turísticos del municipio". Y es que, como alegaba el edil, la localidad "no se puede permitir una temporada estival sin turismo".

"Ojalá pudieran pedirlo y llevarlo a cabo el resto de municipios de la Costa", aseguró este jueves en declaraciones a Granada Hoy el presidente de la Asociación de Chiringuitos, Francisco Trujillo, al respecto de este asunto, ya que, según indicó, "estaría supervisado por las autoridades sanitarias". "Hay que reactivar el turismo", insistió Trujillo, que además abogó por más "concienciación de la población, para que cumpla las medidas", que las restricciones que se han ido vaticinando sobre el control de aforo en playas o locales.

El chiringuito 'El Peñón' de Salobreña. El chiringuito 'El Peñón' de Salobreña.

El chiringuito 'El Peñón' de Salobreña. / N. G. M.

"Nuestras playas son amplias y no creo que vayan a venir en masa los visitantes", indicó el presidente de la Asociación de Chiringuitos de la Costa, que además también comentó que ya se estudian medidas a aplicar en los chiringuitos como "agrandar las terrazas", en la medida de lo posible, o "reducir el aforo, teniendo en cuenta que sea una reducción viable y que pueda asumir también el establecimiento" a nivel de rentabilidad.

En la misma línea se mostraron desde la Federación de Hostelería de la Costa Tropical, la cual además secundó la propuesta realizada por Almuñécar, pero reconocen la dificultad de que esto pueda ocurrir. "Firmamos el acuerdo con Almuñécar, pero creemos que es difícil que el Gobierno acepte un destino piloto, teniendo otras costas cerradas", aseguró el presidente de la Federación, Jesús Megías, que reitera la necesidad de que existan unas garantías de aforo, para que ni los clientes se vean perjudicados, ni tampoco los hosteleros a la hora de asumir los costes de volver a la actividad.

"Lo primero es el bienestar y la seguridad, es tiempo de cuidarnos y actuar con responsabilidad a escala individual y como empresa, por lo que tendremos que esperar a ver cómo se desarrolla la pandemia una vez salgan los niños; observar la curva de contagios y fallecimientos seguidamente en la desescalada de aperturas", expuso Megías, que continuó con que "una vez visto todo, si todo va bien, dependiendo lo que diga el Gobierno, o bien la Junta de Andalucía si se le dan esas atribuciones, abriremos".

Esta cautela para ver cuáles son las directrices que se van dando desde el Gobierno es la que mantienen por su parte Salobreña y Motril. "Estamos esperando unas directrices por parte del Gobierno central en cuanto a qué se puede hacer y qué no para valorar y tomar medidas de cara a la posible apertura de playas o reactivación del turismo", aseguraron a este diario desde el Ayuntamiento de Salobreña, localidad en la que hace unos días el PP solicitó que "al igual que ha propuesto Almuñécar, se estudie con toda la corporación municipal y adelantarnos si Salobreña se puede ofrecer como destino piloto para la desescalada del turismo en España".

Hotel Albayzín del Mar de Almuñécar. Hotel Albayzín del Mar de Almuñécar.

Hotel Albayzín del Mar de Almuñécar. / G. H.

Por parte del Consistorio prefieren aguardar directrices ya que, como bien indicó la propia alcaldesa y también delegada de Turismo de la Mancomunidad de municipios de la Costa, María Eugenia Rufino, en un medio local, no está de acuerdo con experimentar nada en la localidad. "Lo que se haga se debe hacer de forma segura", aseguró. Si bien, el Ayuntamiento ya se encuentra preparando los trabajos pertinentes para la puesta a punto de las playas, algo que también se está llevando a cabo en Motril.

El teniente alcalde de Turismo y Desarrollo Urbanístico del Litoral en el Ayuntamiento motrileño, José Lemos, aseguró a este periódico que en la localidad se está "trabajando para que todo esté a punto en cuanto se puedan reabrir las playas". Precisamente, Lemos destacó la singularidad de Motril, cuyos "460.000 metros de playa se encuentran alejados del núcleo urbano, con mucha vegetación, incluso un campo de golf, que las hacen tener una singularidad única y las mejores condiciones". 

Así, el teniente alcalde de Turismo, tras destacar "el momento complicado" en el que se encuentra el país, aseguró que "estamos en contacto con todos los sectores para trabajar y que todo esté programado y listo". Por ello, Lemos quiso insistir en la "tranquilidad" de que Motril, en cuanto "las autoridades lo permitan a nivel de seguridad" pueda reabrir sus playas ya que, según consideró, "suponemos que el desconfinamiento llegará a la vez para las localidades costeras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios