Sucesos

Las huellas dactilares permiten descubrir al ladrón de una casa de Salobreña (Granada)

  • El detenido, vecino de Molvízar, conocía que la vivienda estaba deshabitada ya que el dueño solo acude en vacaciones

  • Sustrajo una lavadora, un frigorífico, un tresillo y una mesa durante el robo

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil. Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil.

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil. / R. G.

La Guardia Civil ha detenido y puesto a disposición judicial a un vecino de Molvízar de 36 años, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas perpetrado en una vivienda de Salobreña, a la que entró a robar tras conocer que estaría vacía porque su dueño, un extranjero, solo acude en vacaciones.

El robo se produjo entre los días 26 y 29 de mayo de 2020 y el detenido supuestamente irrumpió en la vivienda "forzando la puerta de entrada", según informó la Guardia Civil. El investigado habría sabido que "el propietario vive en el extranjero y que solo visita la vivienda en vacaciones, por lo que tenía todo el tiempo del mundo para perpetrar el robo". Durante varios días sustrajo supuestamente "una lavadora, un frigorífico, un tresillo y de una mesa de salón, valorado todo en más de 4.000 euros".

Tras la denuncia del robo, los agentes del Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Salobreña realizaron una inspección ocular en la vivienda donde había ocurrido el robo y descubrieron doce fragmentos dactilares en estado latente.

Estos fragmentos de huellas fueron enviados al Laboratorio de Criminalística de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada donde se han encontrado correspondencias en once de los doce dactilogramas con la reseña decadactilar del investigado.

La Benemérita continúa con la investigación para tratar de averiguar dónde acabaron los electrodomésticos y los muebles robados, y si participó alguien más en el robo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios