Alejandro Bortolussi, jugador del Covirán Granada | Entrevista Bortolussi: "En el Covirán Granada todos los jugadores pueden aportar”

  • El ala-pívot argentino, que se estrena como capitán, dice que se le hace "raro" jugar sin publico y destaca que la plantilla de esta temporada "está muy compensada"

Bortolussi se estrena esta temporada como capitán del Covirán Granada Bortolussi se estrena esta temporada como capitán del Covirán Granada

Bortolussi se estrena esta temporada como capitán del Covirán Granada / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

La veteranía es un grado y por eso esta temporada Alejandro Bortolussi ha ascendido a capitán... del Covirán Granada. No en vano va a cumplir su quinta temporada como rojinegro. El ala-pívot argentino dice sentirse muy a gusto en un club que es casi una familia y asegura que en el equipo se ha aprendido de los errores de la pasada temporada. Para la presente, considera que lo mejor es ir partido a partido dada la incertidumbre que reina en todos sitios.

-Cuando llegó hace cinco años, ¿se imaginaba que iba a estar tanto tiempo aquí?

-Nunca se sabe lo que puede pasar y más aún en este baloncesto moderno en el que lo normal es uno o dos años y que se rote mucho. Me da mucha satisfacción que el club confíe en mí, que me hace sentirme orgulloso y pensar que estoy haciendo las cosas bien. Siento que la gente está contenta conmigo y con mi trabajo.

-¿Por qué está a gusto aquí?

-Ya conocía Granada. Me encanta la ciudad. Además, el club tiene la combinación perfecta para ser un sitio perfecto para un jugador por la profesionalidad que tiene, el prestigio de la ciudad y del club. Además, es un club muy familiar que hace que uno se sienta muy a gusto, que transmite estos valores que hacen que te identifiques con el club y que quiera seguir aquí.

-¿Y algo que le haya sorprendido de Granada?

-Todo. Cada día que pasa, cada año que pasa siempre hay algo que sorprende. Sobre todo la gente. Cuando vienes de fuera Andalucía tiene la fama de la alegría, pero la gente hablaba de la esa mala follá de los granadinos. Yo creo que no la hay porque siempre me he encontrado con buena gente y me he sentido muy arropado aquí.

Bortolussi, en un encuentro de la pasada temporada. Bortolussi, en un encuentro de la pasada temporada.

Bortolussi, en un encuentro de la pasada temporada. / Carlos Gil (Granada)

-¿Cuál de las cuatro pasadas temporadas en el Covirán le ha dejado más huella?

-La del ascenso fue muy importante, pero para mí el primer año en LEB Oro fue clave porque se superaron las expectativas. El del ascenso fue un año bonito pero con mucha responsabilidad mientras que el año siguiente pudimos disfrutar lo que conseguimos y fue un año de superar objetivos y expectativas con un grupo muy bueno.

-Y quizá la más complicada fue la pasada.

-Puede ser. A raíz de venir de un año muy bueno y al final pasó lo que yo creo que lo normal: el segundo año en LEB Oro con muchas cosas por aprender en un club que es relativamente nuevo. Es de esos años que hay que pasarlo. Además, hay que añadir las circunstancias. Sirvió para aprender de los errores y no volverlos a repetir.

-¿Cuál fue el principal error que se cometió?

-Hay que valorar lo que se tiene y cada partido que se juega sin dar nada por perdido ni por vencido. Tampoco hay que creer que por venir de un año bueno las cosas iban a ser más fáciles y no estar a la altura de las circunstancias. Espero que hayamos aprendido de eso y que este año no vuelva a pasar.

-¿Hay mucha diferencia entre el Bortolussi que llegó en 2016 y el de ahora?

-Quiero creer que he mejorado un poco. Ahora tengo más madurez. Ya soy de los más veteranos del equipo y varios años en la liga y creo que esta madurez me da una cierta estabilidad en mi juego que a lo mejor antes no tenía.

El ala-pívot, en un encuentro de pretemporada El ala-pívot, en un encuentro de pretemporada

El ala-pívot, en un encuentro de pretemporada / Jesús Jiménez / Photographerssports (Granada)

-¿Cómo afronta esta temporada que debe ser lo más atípico ha vivido?

-Con mucha incertidumbre. Teníamos ya la filosofía de ir partido a partido y este año es más que nunca porque no se sabe si vamos a jugar el próximo encuentro. Hay que aprovechar esta incertidumbre para ir creciendo poco a poco e intentar hacer una buena campaña. Pero hay que ir con los pies de plomo y trabajando al día más que nunca.

-Esta temporada ha habido muchos cambios en la plantilla. ¿A quién echa más de menos?

-A muchos. Han pasado por aquí muy buenos amigos y no podría quedarme sólo con uno. Con Carlos de Cobos estuve antes además de los cuatro de aquí, Alo Marín, Devin Wright, Eloy Almazán... Son muchos años compartiendo con ellos.

-Y se han incorporado nuevos jugadores. ¿Cómo les ve?

-Muy bien. Se han adaptado muy rápido. Sabíamos que los nacionales lo iban a hacer muy rápido porque conocen la liga y los de fuera son buenas personas y no ha habido ningún problema.

-A sus 31 años, ¿su rol esta temporada es distinto?

-Ha ido cambiando año a año. Este año, que es mi primer año como capitán, también he de aportar muchas cosas fuera de la pista. Y en la cancha, carácter, defensa y sumar pequeñas cosas. Habrá partidos que tenga más minutos y otros que menos, pero el tiempo que salga intentaré subir la intensidad del equipo.

-¿Cuál es su objetivo?

-Va ligado al del equipo. Individualmente uno siempre quiere hacer un buen año pero ésta es más una temporada más de equipo y en la que es difícil ponerse un objetivo a largo plazo. Uno siempre es ambicioso porque un jugador que no lo es no podría jugar a este nivel. Hay que intentar poner el freno de mano y ponernos objetivos a corto plazo. A día de hoy, uno de los objetivos sería que acabe la liga y se jueguen todos los partidos realizando un buen papel.

-Es complicada una liga en la que sólo un equipo asciende.

-El premio es más caro que otros años. Nosotros no somos favoritos y quitarnos este peso da una tranquilidad para decirnos que todo lo que se consiga es positivo. Somos ambiciosos, lo queremos todo pero no somos el favorito así que se puede trabajar para desde abajo intentar luchar por ese objetivo.

-¿Qué conclusiones saca de los cuatro partidos que ha jugado el Covirán?

-Son buenas las sensaciones. A pesar de que se han incorporado seis jugadores el equipo se ha acoplado rápido. Por supuesto hay muchos defectos por corregir pero en general el equipo está trabajando bien y esto se ha plasmado en la pista, que a veces es lo más difícil. En el plano individual, estoy creciendo con el equipo, adaptándome al nuevo rol de este año y con las expectativas altas.

-¿Qué aspecto ve que el equipo es más fuerte?

-El hecho de que todos los jugadores pueden aportar y que el que sale del banquillo puede igualar el nivel o subirlo. Hay una plantilla muy compensada en la que siempre hay alguien que está bien. Esto hace que seamos un rival muy difícil porque cualquier puede hacer daño ofensivamente.

-En un equipo en el que sólo Bamba Fall es el único 'cinco' neto, los ala-pívots tienen que hacer un esfuerzo extra.

-Es verdad que Bamba es el único pívot, pero es un pedazo de pívot. David Iriarte está a un buen nivel cuando hace minutos de ‘cinco’. Quizá al principio tuvimos más problemas en el rebote al ser un equipo más pequeño en algunos momentos de partido, pero esto exige más trabajo y más ganas para suplir con energía esa falta de un segundo pívot.

Bortolussi, en el primer partido de la temporada ante el Huesca. Bortolussi, en el primer partido de la temporada ante el Huesca.

Bortolussi, en el primer partido de la temporada ante el Huesca. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

-¿El rebote es uno de los aspectos que más hay que pulir?

-Sí. En el último partido hemos mejorado bastante pero era uno de los aspectos que veníamos sufriendo. Creo que aquí estará la clave para poder jugar más dinámicos que es como el equipo se encuentra más cómodo.

-¿Es complicado jugar sin público?

-La verdad es que es raro. Parece más un entrenamiento compitiendo. Se echa en falta, sobre todo en casa, donde la afición aprieta mucho. Obliga a estar más concentrado y más unidos, pendientes de los compañeros para animarnos.

-¿Cómo lleva lo que se está viviendo en el mundo?

-Muy pendiente de la familia, que la tengo lejos. Esto crea incertidumbre. A parte de esto, es un buen año para estar más centrado en el baloncesto. No nos queda otra sin olvidar que somos unos privilegiados por poder hacer lo que nos gusta. Esperemos que esta situación se revierta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios