Palma-Covirán Granada

El Covirán Granada no falla en Palma (77-87) y sigue como líder de la LEB Oro

  • Nuevo triunfo coral del equipo de Pablo Pin, que marcó distancias en el marcador ante el colista desde el primer cuarto

Penetración de Ellisor en el partido de la primera vuelta en el Palacio ante Palma

Penetración de Ellisor en el partido de la primera vuelta en el Palacio ante Palma / Photographerssports

No hubo sorpresas en Palma de Mallorca. El Covirán Granada se impuso por 77-87 al Palmer Alma Mediterránea para hacer buena la victoria del pasado fin de semana ante el Valladolid y seguir en lo más alto de la clasificación en la LEB Oro.

El colista era una prueba de fuego para el cuadro rojinegro, ya que se ha reforzado bastante en las últimas semanas y ha mejorado mucho sus prestaciones.

No fue suficiente para un Covirán lanzado, que de nuevo firmó una actuación coral para solventar con éxito los primeros de los cuatro partidos consecutivos que va a afrontar ahora como visitante.

Pese a que la primera canasta del partido fue un triple de James Ellisor, el equipo local respondió con dos triples más para empezar el encuentro por delante (6-3).

Verse abajo despertó a un Covirán decidido a poner el choque de cara desde el inicio, por lo que repitió Ellisor y David Iriarte también se animó desde lejos para empezar los visitantes el choque con cuatro triples seguidos (6-14 tras un mate de Niang).

El tiempo muerto de los insulares no frenó el aluvión ofensivo de los chicos de Pin, que siguieron acertados para llegar al final del primer cuarto con una cómoda renta de doce puntos (14-26 después de una canasta final de Christian Díaz).

No varió la tónica en el segundo cuarto, aunque Pablo Pin sólo tardó dos minutos en solicitar un tiempo muerto para evitar que la ventaja bajara de los diez puntos (18-28).

Un 2-10 de parcial fue la respuesta de los suyos al parón, estirando la ventaja hasta cerca de la veintena de puntos mediado el segundo cuarto (20-38 con tiros libres anotados por un inspirado Edu Gatell).

Un espectacular mate de Pere Tomás llevó la renta a los veinte (22-42), mas se quedó en 18, pese al triple, otro más de David Iriarte, cuando la bocina indicó el descanso en Palma (27-45).

Segundo tiempo

Hizo la goma del equipo local en la reanudación, tratando de meterse en el choque con un mayor acierto en ataque, aunque a tirones y sin continuidad (36-50).

Thomas Bropleh se echó al equipo a su espalda en el tercer cuarto, con varias canastas importantes para evitar que se metiera aún más en el choque un Palmer que metió el miedo en el cuerpo a los rojinegros (46-57).

Tras un parcial de 5-0, un triple de Christian Díaz y una canasta de Niang permitió al Covirán Granada llegar a los diez minutos finales con relativa tranquilidad (55-71).

El cuarto final fue parecido al tercero, con el Palmer tratando de agarrarse de alguna manera al encuentro y los visitantes dando muy pocas muestras de relajación o de verse con el partido ganado, que lo ocurrido en el pasado no se olvida.

Pin paró el partido a falta de cuatro minutos tras un 6-0 de parcial de los locales (66-77), replicado con cinco puntos de Jacobo Díaz para ponerle el lazo al duelo tras un decisivo triple (68-82).

Nombres propios

Ahí ya sí que tiró Palma la toalla ante un Covirán dispuesto a seguir metiendo puntos hasta el bocinazo final y que, aunque se relajó en las últimas acciones, acabó ganando el duelo por 77-87.

Pere Tomás, con 17 puntos, y Christian Díaz, con 13 tantos, fueron los máximos anotadores de un Covirán Granada en el que el propio Tomás y David Iriarte fueron los jugadores más valorados, con 19 y 14 respectivamente. En el equipo local brilló Brown con 27 puntos y 23 de valoración.

Este triunfo permite al equipo de Pin ser el primero que esta campaña alcanza las catorce victorias y seguir como líder en la LEB Oro.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios