Oviedo-Covirán Granada | Crónica

El Covirán Granada no sabe ganar en Oviedo (82-81)

  • El conjunto de Pablo Pin desaprovecha la última posesión y cae por un punto

Carlos de Cobos sube el balón durante el partido ante el Oviedo Carlos de Cobos sube el balón durante el partido ante el Oviedo

Carlos de Cobos sube el balón durante el partido ante el Oviedo / Photographers Sports (Oviedo)

El Granada cayó por solo un punto en Oviedo (82-81), una dura derrota tras un buen partido, muy igualado y con emoción hasta el último suspiro.

Ante un equipo con muchas bajas y carente por completo de juego interior, con Arteaga y Wright lesionados, los de Pablo Pin tuvieron un inicio fulgurante antes de la reacción local. El partido se equilibró al máximo en la recta final, pero decisiones erróneas y la falta de acierto en el último tiro condenaron al Covirán Granada, que no pudo derribar el muro de Pumarín pese a tener la última ocasión para hacerlo en un lanzamiento de Kapelan.

Inicio esperanzador

El equipo de Pablo Pin salió al parquet de Pumarín dispuesto a aprovechar la debilidad del rival en el juego interior. Así, Sergio Olmos se adueñó de la zona en los primeros compases del encuentro ante un Oviedo con muy pocos centímetros.

La apuesta dio resultado en los primeros minutos y el Covirán se fue de inicio con un parcial de 0-7 en el marcador ante el que los locales intentaban poner más corazón para suplir el poco músculo que tenían. Su primera canasta llegó en un exceso de confianza de Kapelan, al que le robó la cartera Jorge Sanz para hacer sus primeros puntos en el equipo ovetense.

Guille Rubio, el mejor del Covirán Guille Rubio, el mejor del Covirán

Guille Rubio, el mejor del Covirán / Photographers Sports (Granada)

Manu Rodríguez, desde los 6,75, contribuyó a la puntuación de su equipo en tres ocasiones, pero ni así lograban los granadinos tomar una ventaja que les permitiese confiarse. Nuutinen y Blázquez lideraban a los locales en su intento de remontada, que les llegó a poner a un solo punto, pero Josep Pérez, sobre la bocina, consiguió aumentarla a cuatro con un triple (23-27).

Guille Rubio

El partido tuvo un solo nombre en el inicio del segundo periodo. Guille Rubio se echó la responsabilidad a la espalda y las metió de todos los colores para lanzar a los granadinos en el encuentro. Con un parcial de diez puntos al que sólo pudo responder el carbayón Álex Reyes desde la línea de tres. De uno, de dos y de tres las enchufó el rojinegro, omnipresente estos minutos.

Los de Pablo Pin parecían despegarse, pero el Oviedo hacía la goma y no permitía excesivas alegrías a los visitantes. Liderado por Nuutinen y Reyes, el equipo de Javi Rodríguez fue limando diferencias en el electrónico hasta el descanso para sumar la última canasta, que les daba el empate a 42 antes de ir a vestuarios. Una retirada accidentada, al encararse el técnico local con el banquillo visitante. El lesionado Arteaga intervino para poner paz y el entrenador del Oviedo se llevó una técnica. La cosa no fue más allá de las miradas en la retirada al túnel de vestuarios.

Reanudación

A la vuelta de vestuarios, Guille Rubio parecía volver a brillar con luz propia y acertó con el tiro libre pendiente de la técnica a Javi Rodríguez y de nuevo el pívot tomó protagonismo. Pronto le sacó la tercera falta a Jakstas, el mejor de los ovetenses, que se fue al banquillo para reservarse tras poner a los suyos por delante.

Kapelan tuvo el triunfo en su mano, pero falló el lanzamiento decisivo

El Oviedo se alejaba y Pablo Pin pidió tiempo muerto para recomponer las cosas. Ante la fuerte defensa del Oviedo, Bortolussi acertó desde el triple, buscando soluciones. Pero era el día de los 'novatos' en el Oviedo y Geks se encargaba de llevar a los suyos en volandas, arropados por una grada que volvía a creer en el milagro.

Emoción final

La vuelta de Jakstas a la pista tras su descanso llegó acompañada de la carga de personales de Manu Rodríguez, que se puso en cuatro. El lituano destacó en su equipo y suyos fueron los puntos que llevaron al Oviedo a una ventaja de cinco para afrontar el último periodo.

Si el encuentro estuvo siempre a la altura, el último cuarto lo lució, con una igualdad y una lucha que permitieron ver un gran partido.

Diego Kapelan no pudo dar el triunfo al Covirán Diego Kapelan no pudo dar el triunfo al Covirán

Diego Kapelan no pudo dar el triunfo al Covirán / Photographers Sports (Oviedo)

El Oviedo se fue despegando en el marcador, pero Watson lideró la recuperación de los granadinos en una gran segunda parte. El choque era un continuo intercambio de golpes y alternancias en el marcador, llegando al último minuto en tres puntos para los locales.

Kapelan fue el protagonista negativo, primero fallando el primer tiro, aunque Cobos pudo recortar a un punto tras anotar dos tiros libres. Y de nuevo la tuvo Kapelan en el último suspiro, pero otra vez falló y dejó el triunfo en un Pumarín que vibró con los suyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios