Grupo Hafesa Raca-Campus Promete | Liga Femenina 2

Al Grupo Hafesa Raca se le cierra el aro

  • Tras anotar 43 puntos en el primer tiempo ante el líder, las de Quique Gutiérrez sólo firman 15 tras el descanso

Marina Gea lleva el balón a la pista del Campus Promete Marina Gea lleva el balón a la pista del Campus Promete

Marina Gea lleva el balón a la pista del Campus Promete / Carlos Gil (Granada)

Fue un partido con dos caras que al final salió cruz para el Grupo Hafesa frente al líder. El conjunto de Quique Gutiérrez cayó ante el Campus Promete en un encuentro en el que dominó durante la primera parte de forma espectacular pero que tras la reanudación no supo ni pudo hacer nada frente a la zona planteada por las riojanas.

Las granadinas, que habían llegado al descanso con una ventaja de diez puntos tras anotar 21 y 22 puntos en los dos primeros cuartos, vieron como se les escapó el partido en un tercer acto en el que sólo fueron capaces de firmar cinco puntos.

Fue un encuentro extraño entre dos plantillas muy desiguales en el que las visitantes tuvieron que cambiar sus esquemas para doblegar al Raca.

Iniciativa local

El encuentro comenzó con una velocidad endiablada y salvo la canasta inicial de las visitantes, fueron las de Quique Gutiérrez las que salieron con más disposición a llevar la iniciativa. A los cuatro minutos mandaban por 8-4 tras haber anotado desde todas las distancias y defendido con concentración.

Tras igualar las riojanas, un parcial de 8-0, con dos triples de Raquel Molina y Marina Gea, obligó al técnico del Campus Promete a parar el ritmo del Raca (16-8, 6’15’’). Tras una máxima ventaja de nueve puntos (21-12), las riojanas, de la mano del poderío físico de Gidden, endosaron un 0-5 para dejar los guarismos en 21-17 a la conclusión del primer acto.

Bea Cala intenta maniobrar ante la presión de Gidden. Bea Cala intenta maniobrar ante la presión de Gidden.

Bea Cala intenta maniobrar ante la presión de Gidden. / Carlos Gil (Granada)

Con duelo desde más allá de la línea de 6,75, dos para cada bando en los primeros tres minutos, comenzó el segundo cuarto. Las visitantes apretaron en defensa y en toda la pista, lo que les permitió varios robos de balón y anotar con relativa facilidad (29-28), pero el Grupo Hafesa resistió el envite gracias a su acierto en el tiro exterior (8/12 triples en el primer tiempo) y a la osadía dentro de la ‘pintura’ ante el poderío del juego interior del rival.

Unos minutos de excelencia local en las dos pistas se tradujeron en un parcial de 11-0 y la máxima diferencia del choque para las locales (43-30), que rompió Vukoje sobre la bocina: 43-33, al descanso.

Funesto tercer cuarto

Con un parcial de 0-7 se reanudó la contienda. Las visitantes alejaron a las jugadoras del Raca de su aro con una defensa en zona y aprovecharon la falta de acierto para ponerse a rebufo en menos de tres minutos.

A las granadinas se les atragantó una defensa en zona planteada por el rival tras el descanso

Tras el lógico tiempo muerto de Quique Gutiérrez llegó lo que se veía venir. Las locales perdieron el norte de la canasta rival y recibieron otro 0-7 como quien no quiere la cosa (43-47, 25’ 20’’). Raquel Molina, con un triple, cortó una sequía de casi siete minutos. En los últimos minutos del tercer cuarto el partido se calentó. Un codazo que no vieron los colegiados de Gidden a Patri Fernández, que se fue sangrando al banquillo, y una antideportiva a Raquel Molina soliviantaron al personal.

Desenlace previsto

Con 48-53 comenzó el cuarto definitivo y nada hizo presagiar que el Raca volviera a meterse en el partido. Poco a poco, el Campus Promete fue incrementando su ventaja a la par que se sentía más cómodo. Por el contrario, en las filas de Quique Gutiérrez, la impotencia manifestada en el tercer cuarto continuó agarrotando las manos y las ideas. Al menos, el orgullo evitó la debacle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios