Tercera División

José Manuel García: "Me marcho porque me he vaciado"

  • El técnico granadino reflexiona sobre su marcha del Motril tras ocho años

José Manuel García durante un encuentro de la liga regular José Manuel García durante un encuentro de la liga regular

José Manuel García durante un encuentro de la liga regular / Carlos Gil

A José Manuel García le cuesta todavía verse fuera del Motril. El técnico dejó el timón del cuadro costero tras quedarse “vacío” debido al esfuerzo realizado durante ocho temporadas en las que ha llevado al club desde lo más bajo a rozar la Segunda División B. El preparador aprovecha ahora su tiempo para desconectar tras unas semanas de intenso trabajo para preparar el play off de ascenso, que tuvo un desenlace agridulce para el equipo de sus amores. El entrenador granadino no descarta ocupar algún banquillo el próximo curso si recibe una propuesta que despierte su interés.

Me marcho porque me he vaciado. Ha sido una situación difícil y muy meditada”, afirma con rotundidad José Manuel, que no quería seguir dirigiendo al Motril sin poder “estar al máximo”. El ex entrenador blanquiazul piensa que “el fruto del éxito” de su trayectoria en el club ha sido su esfuerzo y dedicación “24 horas al día” para “gestionar casi todas las áreas del club”. García relata que ahora aprovecha su tiempo para “despejarse” y estar en casa con su hija.

El orgullo y el coraje de su equipo en la segunda mitad ante El Ejido tras empezar 3-0 abajo fue el sello de su despedida, aunque el motrileño sostiene que “te vas con esa sensación de esos 20 minutos”. El míster se acuerda también de las dos buenas ocasiones que disfrutó su bloque en el arranque del choque, antes de la tormenta desatada por el rival.

José Manuel apeló a la “casta” y la “intensidad” de los suyos rememorando remontadas históricas como la dada en la final de la Champions de 2005 entre Milán y Liverpool.

Sufriré desde la grada”, manifiesta García, que señala que “es imposible que vea un partido del Motril sentado”. El preparador desea “lo mejor” a todos los miembros de la entidad blanquiazul por “el amor” que profesa por mucha gente de dentro. El club costero ha cambiado de entrenador, pero ha ganado un aficionado fiel.

La última campaña de José Manuel García ha sido intachable, aunque la finalización prematura de la competición por el coronavirus ha sido el borrón que ha impedido a los motrileños disfrutar más de su equipo en el Escribano Castilla. Los blanquiazules se erigieron como un rival directo para titanes del Grupo IX como Real Jaén o El Ejido 2012, toda una proeza llevada a cabo durante 29 jornadas.

El trabajo realizado por el preparador motrileño durante ocho años debe tener continuidad en el futuro a corto plazo para que el municipio granadino siga soñando con la posibilidad de alcanzar la división de bronce del fútbol español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios