Atletismo

María Pérez está preparada para competir en el infierno

  • La marchadora granadina afronta en un estado de forma "muy bueno" la prueba de 20 kilómetros marcha de los Mundiales, que se disputará con una sensación térmica de más de 42 grados y un riesgo de colapso en los participantes por altas temperaturas

María Pérez, durante la rueda de prensa de este miércoles junto a miembros de ASC María Pérez, durante la rueda de prensa de este miércoles junto a miembros de ASC

María Pérez, durante la rueda de prensa de este miércoles junto a miembros de ASC / (Granada)

Qatar es uno de los lugares con condiciones climatológicas más duras del mundo. Allí se jugará un Mundial de fútbol, que se ha trasladado al invierno y a estadios con aire acondicionado, el próximo año. Y allí se disputa a finales de este mes los Campeonatos del Mundo de atletismo.

En el estadio, donde se van a disputar la mayoría de las pruebas, también habrá aire. Pero las competiciones de marcha y de maratón se harán en la calle. Por la noche, sí, pero con temperaturas superiores a 35 grados y una sensación térmica previsible de más de 42.

Es lo más parecido al infierno y allí estará compitiendo María Pérez, la actual campeona de Europa de 20 kilómetros marcha, que se ve preparada para la cita.

“Nunca se ha hecho esta carrera en un clima desértico y no vamos a competir en un estadio con aire. Sabemos que las consecuencias de enfermedad están presentes y que podemos pasar algún día después en el hospital. Cuando fue a Doha hace unas meses lo primero que me enseñó el médico de la Federación fue el hospital”, relató Pérez, que este miércoles firmó un acuerdo de patrocinio con la empresa granadina ASC.

La marchadora es consciente de que el riesgo principal que sufren los atletas es “un colapso por temperaturas internas altas” y para eso pueden tomar una ‘pastilla-termómetro’ que permitirá a “un médico y fisiólogo estar pendientes desde fuera de las temperaturas de los atletas y avisar al equipo técnico de cada uno si la temperatura corporal sube y está cerca del colapso”.

No tomará la pastilla-termómetro

Con todo. La ingesta de esa pastilla-termómetro, que marca los datos de los atletas durante ocho horas, no es obligatoria. “No sé lo que pasará. Yo creo que no voy a tomar la pastilla. Tengo discusiones diarias con el entrenador sobre lo que vamos a hacer si nos encontramos mal”, admitió la atleta, que viajará a Catar una semana antes de una prueba de 20 kilómetros marcha que se disputará en la noche del 29 de septiembre.

“Pararte o no va a depender del día o del momento. Va a estar en mente los Juegos y lo que nos jugamos”, admitió María, quien a modo de broma comentó lo mucho que temen los suyos lo que les espera en Doha: “Mi familia no me deja ir a Doha. Ellos quieren lo mejor para mí y me han dicho que cuando vea algo raro que pare, pero yo soy muy cabezona”.

La Agencia Mundial de la Salud dice directamente que no se puede competir con esas condiciones, en maratón y marcha veremos los temas de salud, ojalá que no pase nada. A mí me gusta llevar mi cuerpo al límite”, agregó.

Estas condiciones especiales han provocado una preparación especial: “La adaptación la hemos hecho en varios sitios (Japón, México, Francia…) pero nada se parece a Doha. En Andalucía y al lado de casa tenemos Almería, que también es un clima parecido al desértico y lo puedo preparar aquí y cerca de mi familia. Ahora estamos allí en Almería con un entrenamiento de calidad y espero llegar en buen estado de forma”.

Con el Ejército del Aire

María Pérez y otros atletas españoles han usado también cámaras térmicas que tiene en Ejército del Aire en Torrejón de Ardoz (Madrid). “Nos metíamos todos los días 90 minutos y tomamos la pastilla para estar controlados de temperatura, sensaciones y sudoración. Hubo días mejores y días peores, pero alguna gente acabó con fiebres a punto de un colapso”, relató.

La granadina tiene claros los motivos de que se compita en Doha: “Ha habido quejas pero por encima del atletismo está el dinero y el dinero dice donde van las cosas. Al final somos unos mandaos. Si el dinero dice que vas ahí, vas ahí, y con todo el mundo buscando las plazas olímpicas, pues vas, compites y tratas de hacerlo lo mejor posible”, sentenció.

“Voy a seguir haciendo lo mismo que para Berlín. No haré entrenamientos al cien por cien porque hay que guardar para lo que me voy a encontrar y entrenar con cuotas de calor. En Doha creo que entrenaré muy poco antes de la carrera”, indicó.

“Estamos a dos semanas del gran evento que todo el mundo espera tras un Campeonato de España en el que las sensaciones fueron muy buenas. Estoy en un estado de forma muy, muy bueno”, reconoció la atleta de Orce, quien recordó lo que puede ocurrir cuando te lo juegas todo en un día: “Antes de la Copa de Europa de este año me encontraba mejor que en Berlín (donde logró el pasado verano el oro continental) pero me puse enferma y no pudo rendir bien en la carrera”.

El objetivo, plaza para Tokio

“El objetivo en Doha es lograr plaza olímpica y no las medallas, y espero estar en los ocho primeros puestos para conseguirlo. De las medallas ya hablaremos, porque se van a dar circunstancias muy duras en la carrera", dijo.

"Tengo 23 años, con esa edad lograr plaza para mis primeros Juegos es mucho más que una medalla. Llevo un año entrenando, quiero competir e irme de vacaciones. No quiero presión de medallas, quiero mi plaza para los Juegos que es lo que nos va a dar de comer mañana”, añadió la granadina.

La marchadora cree que en Doha “no habrá una carrera rápida, será como en Berlín” y que “todo se puede decidir al final”.

María Pérez agradeció la ayuda que le va a prestar ASC en “desplazamientos y preparación de competiciones de cara a Tokio”. “Gracias por su apoyo a los deportes minoritarios, es una firma granadina y es de gran ayuda para nosotros”, añadió la competidora de Orce.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios