Cáceres-Covirán Granada | LEB Oro

Oportunidad perdida

  • El Covirán Granada deja pendiente su clasificación para el play off por el ascenso al caer en Cáceres (85-79)

  • A los de Pablo Pin se les escapa el encuentro en el último minuto después de remontar 17 puntos

Carlos de Cobos, entre los destacados en las filas nazaríes Carlos de Cobos, entre los destacados en las filas nazaríes

Carlos de Cobos, entre los destacados en las filas nazaríes / Photographerssports (Cáceres)

El Covirán Granada tendrá que esperar para certificar su clasificación matemática para el play off después de sufrir una dolorosa derrota en el Multiusos de Cáceres. Dolorosa porque los granadinos hicieron lo más difícil al remontar una desventaja que llegó a ser de hasta 17 puntos. Pero no pudieron imponer su ley ante un Cáceres que se jugaba el ser o no ser en la categoría y que cuajó un gran encuentro para acabar imponiéndose en un final de infarto.

Guille Rubio forcejea con un rival Guille Rubio forcejea con un rival

Guille Rubio forcejea con un rival / Photographerssports (Cáceres)

El conjunto granadino quería cerrar en Cáceres su clasificación para el play off, pero su rival se jugaba mucho en la lucha por la permanencia y, de entrada, se mostró mucho mas acertado que los andaluces.

Los extremeños salieron muy enchufados a la pista y tras tres minutos ganaban por seis puntos (8-2). Reaccionó el conjunto de Pablo Pin para darle la vuelta al luminoso de la mano de Cobos (10-11, 5’).

Problemas en defensa

A partir de ahí, el encuentro entró en una fase de igualdad e intercambio de canastas, pero tras dos triples consecutivos de Rakocevic el Cáceres volvió a abrir una pequeña brecha (21-15). Un tiro fallado por Wright y un rebote defensivo cazado por los locales permitieron a Trist elevar la renta extremeña hasta los ocho puntos, aunque una canasta final de Rubio dejó las diferencias de nuevo en seis al final del cuarto: 23-17.

Los granadinos se esforzaban por reajustar su defensa y asegurar sus lanzamientos, pero no conseguían neutralizar el acierto exterior de un Cáceres que al inicio del segundo cuarto, con dos nuevos triples consecutivos de Corrales, elevó su ventaja hasta los diez puntos (29-19).

Parejo y Rakocevic se sumaron al festival de triples de los locales y con dos nuevos lanzamientos de tres obligaron a Pin a pedir tiempo muerto (37-27, a 4’27’’ para el descanso). Pero a la vuelta, Parejo volvió a anotar desde más allá del 6,75 para elevar la renta hasta los 17 puntos (40-27). De ahí al descanso, el Covirán Granada logró que su zona funcionase y cortó el juego exterior de su rival. Así redujo la desventaja para llegar al descanso doce abajo: 46-34.

Otra cara

Tras el paso por vestuarios, los pupilos de Pablo Pin regresaban a la pista con la lección aprendida. Había que impedir que Cáceres lanzase con comodidad desde el exterior. Y en ello se emplearon a fondo desde el inicio, mientras Olmos, Rodríguez y Corts redujeron las diferencias a sólo siete puntos en poco mas de un minuto y medio (48-41).

Pablo PIn se dirige a sus jugadores Pablo PIn se dirige a sus jugadores

Pablo PIn se dirige a sus jugadores / Photographerssports (Cáceres)

Pero duraba poco la alegría en las filas granadinas y el volvió a ver como su rival e escapaba aprovechando algunos errores en ataque del equipo nazarí (55-41, 23’).

Remontada

Pero los visitantes no se dejaron llevar por los nervios, volvieron a cambiar de defensa y se encomendaron al acierto en ataque de Olmos y Rubio, que mano a mano redujeron las diferencias a cinco puntos a falta de 3´17 para el fina del tercer cuarto (58-53).

Probaron los locales moviendo el banquillo e intentando imprimir una marcha mas a su juego, pero lo único que consiguieron fue que los nazaríes, con un gran contragolpe, continuasen recortando distancias para entrar en el cuarto decisivo con sólo dos puntos de desventaja y las espadas en todo lo alto: 60-58.

Un triple de Josep Pérez culminó la remontada del Covirán al inicio del último cuarto

La casi remontada de los granadinos, además, dejó muy tocado anímicamente al equipo cacereño, que en el inicio del último acto vio como un triple de Josep Pérez puso por delante a Granada (60-61).

A partir de ahí el encuentro comenzó de nuevo. Locales y visitantes se enzarzaron en una lucha sin cuartel, intensa y muy igualada que llevó el partido a un ir y venir, con intercambio de canastas y alternancias en el luminoso hasta que, mediado el cuarto, un balón robado por los locales les permitió abrir una pequeña brecha de cuatro puntos (71-67).

Xabi Oroz intenta pasar entre dos jugadores del Cáceres Xabi Oroz intenta pasar entre dos jugadores del Cáceres

Xabi Oroz intenta pasar entre dos jugadores del Cáceres / Photographerssports (Cáceres)

Al final sale cruz

La igualdad siguió siendo máxima, aunque los granadinos frenaron a su rival para ponerse a su rebufo (73-72). El toma y daca no cesó y el Covirán volvió a ponerse por delante a 40 segundos del final (77-79).

Pero en ese momento el Cáceres supo jugar sus cartas, forzó personales y se mostró muy acertado en los lanzamientos libres para sumar una victoria que le vale la permanencia en la categoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios