Deportes

La Subida al Veleta bate su récord de participantes

  • La IV edición se disputa este domingo

El director de la prueba Enrique Carmona posa junto a representantes de las instituciones. El director de la prueba Enrique Carmona posa junto a representantes de las instituciones.

El director de la prueba Enrique Carmona posa junto a representantes de las instituciones. / CARLOS GIL

Vuelve la ascensión más dura del mundo, pues la Subida al Veleta celebrará este domingo su 34 edición. La prueba fue presentada ayer en el Ayuntamiento de Maracena, cuyo club de atletismo está celebrando su trigésimo aniversario.

Las inscripciones a la carrera han batido récords en esta edición. La prueba de los 50 kilómetros ha alcanzado el límite de participaciones: 500 inscritos. La joven competición de relevos que nació en la pasada edición comienza a crecer, puesto que en 2017 participaron unas veinte parejas y este año serán casi cincuenta. La minisubida que se realiza desde la barrera de la Hoya de la Mora también ve aumentado su número de corredores. "Tuvo una participación el año pasado de 198 participantes y este año ya hemos superado los 225", manifestó Enrique Carmona, director de la prueba.

Como todos los años la subida al pico granadino llama a atletas de renombre. La categoría masculina esta edición tiene como favorito a Antonio Castilla, que recientemente ha conseguido el subcampeonato de España de 100 kilómetros en Santander. Otros nombres a tener en cuenta para la prueba son Salvador Olivas, que ha preparado la carrera, y una inscripción de última hora, Ignacio Morón. "Es un atleta que hay que destacar por la trayectoria que tiene", señaló Carmona.

En categoría femenina Janine Lima es sin duda la principal candidata por ser la ganadora de la pasada edición. Las candidatas a arrebatar a la corredora de origen ecuatoriano el trono son María Olimpia Morales y Alba Reguillo, esta última participó recientemente en el Ironman de Vitoria-Gasteiz finalizando en la quinta posición.

Este año la organización celebrará de nuevo el concurso de fotografía de la competición. Este concurso se realiza en honor a Miguel Ángel López Molina, fotógrafo fallecido que formaba parte de la familia que constituye la organización. El concurso está abierto a todos los perfiles, ya que es un "concurso no profesional para todo el que quiera participar", aseguró Sergio Comino, uno de los integrantes de la organización.

El propio Comino aprovecho su intervención para dar las gracias a todas las personas que colaboran y al propio Enrique Carmona. "Esto es una familia y sacamos la carrera con la mayor de las ilusiones" señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios