Covirán Granada | Entrevista Carlos de Cobos Carlos de Cobos: “No me gustaría retirarme estando lesionado, sería muy feo”

  • El base rojinegro, que cumple contrato, aún no tiene claro su futuro tras una irregular campaña junto a su equipo

  • ‘Carlinhos’ reconoce que ha habido jugadores que el año pasado “estuvieron a gran nivel y este no y el primero soy yo”

Carlos de Cobos durante el duelo de la primera jornada de la LEB Oro de la pasada temporada. Carlos de Cobos durante el duelo de la primera jornada de la LEB Oro de la pasada temporada.

Carlos de Cobos durante el duelo de la primera jornada de la LEB Oro de la pasada temporada. / Carlos Gil

Desde su retiro en Málaga, el hispano-brasileño Carlos de Cobos hace balance de su temporada en el Covirán Granada pero con la mente puesta en decidir si deja el mundo del baloncesto de manera definitiva o sigue un año más. En su cuarto año como rojinegro, el base reconoce que no sido un buen año para él y apunta que sería triste retirarse sin jugar un último partido.

¿Qué valoración hace de la temporada del Covirán Granada?

La temporada no ha sido buena en líneas generales. Esperábamos más, sobre todo porque veníamos de un año anterior muy bueno y quizá las expectativas fueron demasiado altas posiblemente y eso nos ha influido bastante. Cuando las cosas no salían como queríamos, tuvimos más presión, perdimos partidos ‘tontos’ y al equipo le faltó la intensidad de la campaña pasada. Creo que podíamos haber hecho mejor año y cuando estábamos recuperando la dinámica buena y mejorando en defensa, llegó la crisis sanitaria y la paralización de la competición.

Cuando habla de demasiadas expectativas, ¿se refiere al club, los jugadores, el entorno?

A todo en general, pero es normal. Cuando haces un año muy bueno y todos dan un paso adelante y me refiero a club y afición, pero las cosas no salen parece que ha sido una temporada mucho peor de lo que ha sido realmente.

“En condiciones normales este habría sido mi último año porque es muy feo retirarme lesionado”

¿Qué le ha faltado al Covirán este año?

Saber lo que ha faltado es complicado. Cuando empezamos a estar bien se lesionaron gente importante como Sergio Olmos, que ha tenido muchos problemas físicos este año, pero evidentemente no ha sido por su culpa. Todos hemos bajado nuestras prestaciones. A final de temporada Guille Rubio, que seguramente era nuestro jugador más importante, se estaba sintiendo mejor y el resto del equipo estaba volviendo a jugar bien, y justo en ese momento se paró todo. Es complicado concretar qué ha faltado porque han sido un cúmulo de cosas. Ha habido jugadores que el año pasado estuvieron a gran nivel y este no y el primero soy yo, Josep Pérez también y si los dos principales motores del equipo no están bien, eso se nota.

Carlinhos finta a un rival en un duelo de la presente temporada disputado en el Palacio de Deportes. Carlinhos finta a un rival en un duelo de la presente temporada disputado en el Palacio de Deportes.

Carlinhos finta a un rival en un duelo de la presente temporada disputado en el Palacio de Deportes. / Carlos Gil

A nivel personal, ¿ha sido su peor año?

Por números sí. Además, he tenido bajones físicos. En pretemporada estuve bastante mal y quieras que no, eso influye. Pero creo que es normal que haya años mejores y otros peores. Al fin y al cabo, me ha pasado como al equipo. En la parte final me estaba encontrando bastante bien, apenas sin dolores pero en el partido amistoso contra el Real Betis tuve una rotura de tres centímetros y ahí acabó mi temporada. También es cierto que la suerte no nos ha acompañado.

Desde su punto de vista, ¿qué ha sido lo mejor de esta temporada tan especial?

Como siempre, el grupo formado. A pesar de los resultados, tanto el vestuario como el club hemos estado unidos. Cada año se va renovando la plantilla de jugadores pero sigue existiendo el mismo ambiente, que al fin y al cabo es lo importante cuando vas a trabajar.

“A nivel personal ha sido mi peor año. He tenido bajones físicos y al fin y al cabo, me ha pasado como al equipo”

¿Qué opinión le merece la decisión tomada por la Federación Española de Baloncesto de dar por concluida la campaña y ascender de manera directa a Valladolid y Guipuzcoa?

Yo apoyaba que se cancelara la competición. La salud debe primar por encima de todo, de lo económico y de lo deportivo. Que haya ascensos o no, habrá que discutirlo. La Federación Española de Baloncesto ha determinado los dos ascensos pero creo que la ACB, o cambia su estructura, o los equipos potentes protestarán porque no quieren que haya dos conjuntos más. En cualquier caso, creo que tanto Valladolid como Guipuzcoa se lo merecen.

¿Que futuro le ve a la LEB Oro?

Lo veo bastante incierto. Poco a poco vamos alcanzando la normalidad y, con muchas precauciones, quizá se pueda comenzar la próxima temporada antes de enero. Se habla de un año con partidos mucho más concentrados y yo, que he jugado en Brasil, donde se jugaban tres partidos por semana, ese formato sí que me gusta. Quizá a la FEB sí le podría venir bien y a los jugadores también, pues los sueldos no son astronómicos y somos semiprofesionales y quizá para un año sirva pero en el futuro veo complicado que se prolongue.

¿Cómo cree que afectara toda esta situación a los equipos de baloncesto?

Esta crisis va a afectar a todos los ámbitos, a algunas cosas más que a otras, y el deporte no es ajeno. Nosotros dependemos de aportaciones de patrocinadores privados que se van a ver afectados y el baloncesto, que parece que estaba creciendo, mejorando los sueldos porque hace cuatro o cinco años daban risa los contratos que había, se va a ver abocado a reducir fichas. Si a ello le sumas que no habrá público en las gradas por un tiempo, todo ello hará que haya clubes que lo pasen muy mal porque también habrá recortes públicos. No me quiero ni imaginar yo al Melilla sin la inyección de dinero público que recibe cada temporada.

Carlos de Cobos intenta una penetración a canasta en un duelo del Covirán. Carlos de Cobos intenta una penetración a canasta en un duelo del Covirán.

Carlos de Cobos intenta una penetración a canasta en un duelo del Covirán. / Carlos Gil

En ese escenario, ¿cómo se ve? ¿Tiene intención de seguir jugando?

Estoy muy indeciso. Si todo hubiera ocurrido con normalidad, esta habría sido mi última temporada porque me iba a retirar aunque quizá no al 100%. Se hablaba de que Unicaja podría sacar un equipo en LEB Plata y si yo encajaba, podría ser una opción de volver a Málaga, terminar mi carrera de Podología y buscar un trabajo de fisioterapeuta para encaminar mi futuro. Pero me estoy planteando volver a jugar porque es muy feo retirarme lesionado y tras jugar un partido amistoso. Todo dependerá de las ofertas que reciba y si me interesan o no. Si llegan, tomaré una decisión cuando corresponda que será la mejor para mí y mi familia. Por supuesto que siempre estaré dispuesto a escuchar al Fundación CB Granada, porque hay muy buena relación y he estado muy cómodo estos cuatro años y me gustaría terminar allí. A ver qué pasa.

En caso de no volver a vestir más la camiseta del Covirán, ¿qué se lleva?

He vivido cuatro años inolvidables y muy bonitos tanto a nivel personal como deportivo. Habrá que ver si se alargan o no.

¿Qué le falta al Fundación CB Granada, según su experiencia, para jugar en la Liga Endesa?

El club está dando los pasos acertados para estar en un futuro en la ACB. Ascender no es nada fácil y un ejemplo claro es Valladolid. Nadie daba un duro por ellos y ahí están, al igual que Guipuzcoa. Todos creían que Mallorca y Breogán eran los favoritos y han terminado en la séptima y octava plaza, respectivamente. Es muy difícil construir un equipo en el que cada uno sepa su rol. Eso conlleva tiempo y, además, influyen pequeños detalles como es la suerte. Es muy complicado ascender de LEB Oro a ACB pese a que el año pasado pareció fácil por lo que hizo el Betis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios