Crónica | Covirán Granada - Barça Lassa El Covirán da un paso más hacia su propio sueño

  • Los de Pablo Pin vencen al Barça Lassa en el Palacio de los Deportes (73-53) con un gran trabajo defensivo y hacen olvidar las bajas de Bortolussi y Alo Marín.

El base Josep Pérez da una asistencia ante la mirada de Diagne. El base Josep Pérez da una asistencia ante la mirada de Diagne.

El base Josep Pérez da una asistencia ante la mirada de Diagne. / Carlos Gil

El Covirán no falló en su reencuentro con la LEB Oro tras el parón por la Copa Princesa. Los rojinegros abrieron pronto una ventaja que les sirvió el triunfo en bandeja. Dos buenos parciales de salida, al partido y tras el descanso, fueron clave. Pese a las bajas por lesiones de Bortolussi y Alo Marín, los de Pablo Pin se basaron en los minutos de intensidad de Guille Rubio, así como en la inspiración de David Iriarte, quien apareció al inicio y al final del choque para lucir en estadísticas y minutos. Sergio Olmos fue el máximo anotar con 13 puntos para los locales, mientras que Manu Rodríguez hizo olvidar al lesionado Alo Marín. La decimocuarta victoria aumenta la ilusión del Palacio y del equipo de cara a afrontar lo que resta de segunda vuelta y unos hipotéticos play off de ascenso a Liga Endesa.

El Barça poco o nada pudo hacer, sobre todo cuando nada más salir en el tercer cuarto su mejor jugador interior (Diagne) se cargó con la cuarta personal, clave. A eso se unió el parcial 17-2 con el que los rojinegros saltaron en el tercer período. Tras irse al descanso con 10 arriba, la buena salida tras el parón sentenció definitivamente el encuentro. Se notó a un Covirán con hambre, debido al mal partido que los rojinegros firmaron en la primera vuelta en Barcelona, donde el filial les dejó sin opciones de optar a la victoria.

Una buena salida de inicio le permitió al Covirán tener un cómoda renta durante la primera mitad. El parcial 10-3 de salida, con un buen Manu Rodríguez desde la línea de triple y un cada vez más consolidado David Iriarte, permitió a los de Pin acomodarse en el encuentro. Por dentro, Rubio y Olmos, pese a la inferioridad en centímetros, superaron con creces a los hombres altos del filial del Barça. Hasta que en el minuto ocho Font mejoró los números del conjunto catalán (21-8), los locales estuvieron más que cómodos en el choque.

Desde el banquillo, Pin comenzó a otorgar minutos a Wright, así como a rotar a Manu Rodríguez. El final del primer cuarto (26-10) y el inicio del segundo no varió nada, aunque los últimos cuatro minutos de éste permitió a los visitantes acercarse hasta los diez puntos. Con Font, Bolmaro y un recuperado Diagne por dentro, los jóvenes del Barça apretaron levemente el marcador. El Covirán bajó el nivel defensivo durante esos minutos, algo que penalizó su rival para acercarse en el marcador. En el banquillo tuvieron que echar mano nuevamente de Rubio, quien mantuvo a su equipo en la recta final de la primera mitad.

Reacción

El paso por vestuarios hizo reaccionar a los locales, que saltaron nuevamente al parqué con la misma idea del arranque del partido. Lograron aumentar el nivel defensivo y dejar sin ideas al conjunto catalán. Iriarte por dentro, así como Pardina y Manu Rodríguez desde la línea de triple abrieron un parcial que alcanzó los 17-2, antes de ser cortado por Álex Font (27’). Sin embargo, el marcador ya dejaba ver una ventaja definitiva:55-32. A todo eso se unió la veteranía de Guille Rubio, quien logró sacarle a Diagne la tercera y cuarta personal con poco más de dos minutos del tercer acto.

El Fundación no bajó la intensidad defensiva ni en ese momento, aunque se permitió la rotación en todos y cada uno de sus puestos. Carlos De Cobos, Corts, Wright o Josep Pérez contaron con minutos, la mayoría de ellos de gran calidad. El pívot, con menor fortuna, sí disfrutó al final de 13 minutos de juego, pese a que en el último cuarto apenas contó con oportunidades debido al buen hacer de un Iriarte que parece haberle cogido la delantera en la rotación.

El Barça, pese a todo, lo siguió intentando antes del final del tercer acto, llegando a ponerse a 20 puntos de diferencia (59-39). Pese a la cantidad de internacionales con los que cuenta el filial en sus filas, el mejor de ellos durante esos minutos fue Sergi Martínez, quien exageró sus números durante los terceros diez minutos de choque.

Ilusión

El último cuarto no tuvo más que cuatro minutos de intensidad completa, ya que el resto el partido se centro más en la grada, que disfrutó de la situación de su equipo y mostró su ilusión por poder soñar con el presumible futuro próximo que les espera a los de Pin en la competición. Desde vestuario y club se pide seguir con los pies en el suelo, pese a ver todo con ilusión, alejando la obligación de tener que disputar en los próximos meses una fase de ascenso que hace recordar las vividas hace ya más de una década por el extinto CB Granada.

Los últimos minutos dejaron hasta para el recuerdo un ‘ally-hop’ de Iriarte en el aro del Barça Lassa, así como un tapón a tabla del propio pívot, quien cerró el choque como el jugador con mejor valoración del Covirán por su enorme trabajo defensivo para parar el potencial de los jóvenes catalanes. Su progresión y la del equipo parecen no haber alcanzado su máxima expresión. Esperemos que así sea.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios