Fútbol granadino

Ezequiel Calvente, del cielo al infierno

  • El extremo granadino ha firmado por la AD Ceuta tras pasar por Hungría y superar una larga lesión

Ezequiel llegó a jugar en Los Cármenes vistiendo la camiseta del Real Betis. Ezequiel llegó a jugar en Los Cármenes vistiendo la camiseta del Real Betis.

Ezequiel llegó a jugar en Los Cármenes vistiendo la camiseta del Real Betis. / Granada Hoy

De jugar en el Real Betis en Primera División (2011-2012), en la selección española sub 19 y en la sub 20 ha pasado a que muchos equipos ni le cojan el teléfono. Es la historia del futbolista granadino Ezequiel Calvente, que ha pasado del “cielo al infierno”.

El delantero ha estado mucho tiempo sin jugar desde que los médicos le diagnosticaron una pubalgia de grado tres, volviendo a jugar la pasada temporada en el Debrecen de Hungría. “Ha sido un año muy duro, las noches se hacen muy largas porque siempre me he dedicado al fútbol y esto es como empezar de nuevo. No he dado ningún paso atrás sino coger carrera para seguir jugando porque se lo debo todo a este deporte”, apunta.

Como la vida misma

Para Ezequiel, el fútbol es lo más parecido a una noria. “Un día estás muy arriba, otro parece que no eres nadie y está todo acabado y ningún club te da la oportunidad. Ahora sólo espero dar lo máximo cada día ya que muchos equipos no me han hecho ni caso por haber estado mucho tiempo sin jugar”. En su opinión, el fútbol es “como la vida misma, hay momentos en los que estás arriba y otros abajo pero estoy muy agradecido al fútbol porque me ha dado todo lo que tengo. Todo trabajo y sacrificio tiene su recompensa y quiero dejar el pasado atrás”.

"No he dado ningún paso atrás sino coger carrera para seguir jugando porque se lo debo todo a este deporte"

Ahora, después de varios meses sin pisar un terreno de juego, se vuelve a sentir futbolista al haber firmado por la Agrupación Deportiva Ceuta, del Grupo X de Tercera División, tras la confianza que ha depositado en él el también ex entrenador bético José Juan Romero, ahora sentado en el banquillo ceutí.

Agradecido

“Estoy muy contento y agradecido por confiar en mí. Tengo muchas ganas de empezar para intentar ayudar al club a conseguir los objetivos y trabajar todos los días al máximo nivel. Estoy deseando devolver la confianza depositada en mí”, afirma.

Ezequiel fue cedido al Recreativo de Huelva por el Real Betis. Ezequiel fue cedido al Recreativo de Huelva por el Real Betis.

Ezequiel fue cedido al Recreativo de Huelva por el Real Betis. / Efe

Previamente lo hizo en el Friburgo alemán, el Peñafiel portugués y en el Békéscsaba 1912 húngaro. “Siempre quieres estar en España pero es importante para madurar futbolísticamente porque he aprendido de muchas culturas y clubes a los que estoy muy agradecido, por lo que lo volvería a repetir ya que ser un trotamundos del fútbol no es malo”.

Carrera

El jugador, que estuvo como cedido por el Real Betis en el Sabadell (2012) y en el Recreativo de Huelva (2013-2014), se encuentra en un momento “donde sólo quiero trabajar, estoy como un niño que empieza pero tengo que ir despacio porque no me puedo precipitar”.

"Todo trabajo y sacrificio tiene su recompensa y quiero dejar el pasado atrás"

Dentro del campo, se define como un futbolista “habilidoso, al que le gusta el uno contra uno y mi virtud es la rapidez” y entiende que su etapa en el Real Betis “fue la más bonita pero la mejor futbolísticamente fue mi primer año en Hungría”.

Positivo

Ahora sólo piensa en positivo. “La vida es así. Si quieres llegar algún sitio tienes que mirar para adelante para no quedarte estancado”, señala. Pero lo que sí tiene claro es lo que le recomendaría a un jugador que pase por su misma situación: “Ser fuerte, tener paciencia, la mente sana y no rendirse nunca, además de poder contar con el apoyo de tu familia y tus amigos”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios