Elecciones Municipales: Pactómetro

La Diputación: ¿continuismo o trueque PP-Cs?

  • El pactómetro provincial se pondrá en marcha el día 27

  • Las generales dan ventaja al PSOE de Pepe Entrena

  • Las autónomicas, a azules y naranjas junto a Vox

El edificio de la Diputación de Granada El edificio de la Diputación de Granada

El edificio de la Diputación de Granada / Carlos Gil

Tenemos que hablar de la Diputación, como aquella película en la que el sujeto era Kevin. Porque, seamos realistas, en este arranque de campaña se ha hablado mucho de la batalla abierta de la capital y de lo que puede pasar en algunos municipios importantes de la provincia, pero la Diputación –incluso en los discursos de los políticos– está, por el momento, fuera de plano. En otra época hubiera sonado ya hasta algún presidentable –si es que acaso se dice así– por parte de algún partido, aunque luego siempre haya que esperar al dictamen de las urnas y al de los propios partidos sobre su elegido.

Se da por hecho que el secretario general del PSOE, Pepe Entrena, es insustituible y que si en las municipales se votara como en las generales alargaría su ciclo otros cuatro años en la institución provincial, puede que hasta con una mayoría absoluta. Pero cada comicio está repleto de particularidades y no es tan sencillo trasladar los votos del pasado 28-A a lo que puede pasar el próximo 26-M. De todos modos, el aparato socialista es el que a día de hoy está más compacto para afrontar esta carrera de ámbito provincial.

Que todas las elecciones son decisivas es una perogrullada, pero no es menos cierto que el Partido Popular encara esta vez las urnas como un verdadero examen. No sólo por la igualada batalla de la capital, sino porque también se juega perder una importante cuota de poder en una provincia donde apenas quedan resquicios de bipartidismo, al igual que en el resto del país.

El aparato socialista es el que a día de hoy está más compacto para la batalla provincial

Lejos queda aquel histórico 2011 de los populares cuando tiñeron el mapa de azul y ganaron por primera la Diputación de Granada de la mano de Sebastián Pérez. Ahora, su presidente provincial está enfrascado en la lucha por la Plaza del Carmen y con los primeros espadas del PP granadino en el barco de la Junta de Andalucía, en teoría el peso de esta batalla recaería en figuras como José Robles (alcalde de Güéjar Sierra y portavoz en la Diputación), Luisa García Chamorro (candidata por Motril) o Francisco Rodríguez (alcalde de Alhendín), entre otros nombres.

Desde luego, no lo tiene nada fácil el PP, al que Ciudadanos y Vox le podrían restar muchos diputados provinciales. Así, según los cálculos de las autónomicas, el PP necesitaría a ambos para gobernar, mientras que con la ecuación de las generales, los populares quedarían muy tocados en la provincia.

Pero, ¿y qué pasa con Ciudadanos? El teóricamente tercer partido en intención de voto vive un momento dulce y en su discurso no cabe conformarse con empezar a entrar en ayuntamientos, sino también ser decisivos en instituciones como la Diputación. La marca naranja ha trabajado cuatro años para expandir sus tentáculos por la provincia, con castings y fichajes pueblo a pueblo, y aspira a contar muchos votos entre la capital y el Área Metropolitana y en grandes cabeceras de comarca, que es donde se juega el grueso de este partido.

El PP se enfrenta al reto de mantener su cuota de poder respecto a Ciudadanos y Vox

Por último, toca entrar en el terreno de la especulación o el rumor que corre por la ciudad. Luis Salvador es funcionario de carrera de la Diputación con cerca de diez trienios y es sabida su ambición. Sebastián Pérez tampoco se lo pasó mal en sus cuatro años al frente de la institución provincial. ¿Y si al PP y Ciudadanos no le fuera mal el 26-M y pudieran repartirse el Ayuntamiento de Granada y la Diputación mediante una negociación?. Lo de "tú a la Dipu y yo a la Plaza del Carmen" no suena muy descabellado.

Otra cosa es cómo justificaría el PP ceder una capital como Granada al gran rival que le hace sombra en el mismo bloque. O, por el contrario, como justificaría, Ciudadanos un teórico gobierno en la Diputación, una institución con la que ha sido muy crítico a nivel nacional por considerarla innecesaria. Aunque, a fin de cuentas, esto es política y casi siempre hay una salida por la que escapar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios