Elecciones municipales Granada 2019

Debate entre candidatos a la Alcaldía en Canal Sur: entre el 'fuego amigo'

  • Paco Cuenca (PSOE), Sebastián Pérez (PP), Luis Salvador (Cs) y Antonio Cambril (Podemos-IU-Adelante) protagonizan un encuentro con momentos de tensión que se salda sin perdedores

Debate entre candidatos a la Alcaldía en Canal Sur: entre el 'fuego amigo'. Debate entre candidatos a la Alcaldía en Canal Sur: entre el 'fuego amigo'.

Debate entre candidatos a la Alcaldía en Canal Sur: entre el 'fuego amigo'.

Los candidatos a la Alcaldía de Granada reprodujeron ayer en cierta medida el debate electoral de las pasadas elecciones generales. Hasta copiaron el vestuario de sus líderes nacionales.

El socialista Paco Cuenca con la corbata roja de Pedro Sánchez, el popular Sebastián Pérez y Luis Salvador (Ciudadanos) con corbatas azules como Casado y Rivera y Antonio Cambril (Podemos-IU-Adelante) en mangas de camisa como Pablo Iglesias.

Tampoco faltaron los carteles y el ruido de sables. El debate organizado por Canal Sur dejó claro que hay dos bloques perfectamente delineados y que PSOE y Podemos-IU saben que en el mejor de los casos se van a necesitar justo el día después de las elecciones, igual que los candidatos de PP y Cs. Pero no eludieron el cuerpo a cuerpo para defender su terruño electoral y salieron con algún rasguño del ‘fuego amigo’

Cuenca optó por un perfil conciliador e institucional, como si hubiese dejado el bastón de mando apoyado en la silla. Y como viene haciendo en campaña, su mensaje fue de que el PSOE ha llevado la tranquilidad a la ciudad tras el caso Nazarí y la icónica imagen del exalcalde Torres Hurtado saliendo detenido del Ayuntamiento.

“Granada era con el PP conocida por ser la capital del botellón”, afirmó Cuenca. “Y ahora es la capital de la marihuana”, respondió ipso facto Sebastián Pérez, que se mantuvo combativo en todo momento, aunque tuvo que tragar saliva cuando apareció en diferentes momentos la gestión de su íntimo enemigo Torres Hurtado.

En un debate en el que no hubo ataques personales, a diferencia del de 2015, Sebastián Pérez fue Sebastián Pérez y no dudó en calificar de "comunista" a Antonio Cambril, otro viejo enemigo de esos a los que se conoce casi más que a los amigos. “Hay que evitar la llegada del Frente Popular”, continuó.

El candidato popular se dedicó en buena medida en mostrar su proyecto de la Gran Granada, que incluye el cierre del Anillo o un túnel de cuatro kilómetros de norte a sur, y resumió en el debate su discurso del último año, incluyendo la fijación que siempre ha achacado a Cuenca de hacerse selfies sin mesura.

Un momento del debate. Un momento del debate.

Un momento del debate.

Igual que no dudó en hablar del “casoplón” de Pablo Iglesias en Galapagar para devolver a Cambril, de alguna manera, treinta años de columnas afiladas. Pero este no se inmutó y reiteró que él no es de ningún partido y que es independiente.

Luis Salvador, por su parte, el más curtido en televisión después de ser tertuliano en programas como El gato al agua, mantuvo un nivel comedido en todo momento y, a contracorriente, sacó lustre al primer año de Gobierno de Torres Hurtado tras el acuerdo de 50 puntos con Cs, que entre otras cosas, puso las bases para el cierre del botellódromo y que implicó medidas como la creación del Observatorio de la Movilidad.

Coincidió con sus compañeros de debate en apostar por una visión metropolitana y fue el más tajante de todos al señalar que, por encima de grandes infraestructuras, el Metro debe ser la piedra angular de la movilidad en las próximas décadas. También puso sobre la mesa la necesidad de terminar la Segunda Circunvalación y construir parkings disuasorios en la entrada de la ciudad.

Por su parte, Antonio Cambril, que no dudó en sacar a colación el famoso estudio morfosicológico de Luis Salvador, fue en general el más incisivo de todos los candidatos. Si Salvador es el más habituado a los platós, Cambril es el más experimentado en la fina ironía.

Defendió con ahínco la remunicipalización de servicios públicos como el de Inagra, “porque en Granada se pagan 20 millones más por la basura que en Córdoba y con peores servicios”, pero no se resistió a continuar en el debate su columna ‘Esta boca es tuya’ señalando que la lista electoral de Sebastián Pérez, en la que no repite ningún concejal actual, “la ha hecho el Código Penal”. Y después comparó el modelo urbanístico de Pérez con el de Shangai.

En cuanto a remunicipalizar Inagra o Rober, Cuenca fue el más conciliador y afirmó que todo es negociable, aunque Luis Salvador se mostró tajante al afirmar que es directamente imposible y robó una de las frases más repetidas de Cambril durante el debate: “Eso son cuentos”.

Y, como sucede en todos estos encuentros, Cuenca vio el vaso medio lleno afirmando que el Ayuntamiento ha reducido el déficit en 33 millones de euros desde su llegada a la Alcaldía y el resto le recriminó la deuda de más de 300 millones de euros que Cuenca justificó en la herencia recibida.

Y si Cuenca hizo alarde de medidas como la de poner bombillas LED para ahorrar, Pérez respondió afirmando que ahorraba “al no pagar las bombillas” en referencia al periodo de pago a proveedores. En resumen, un debate sin perdedores. Lo del candidato ganador, como en todo, dependerá de a quién se le pregunte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios