ÚLTIMA HORA Irán lanza un ataque contra Israel con "docenas de drones"

Política

¿Qué hay detrás de la promesa de Cuenca de apoyar a la lista más votada en Granada?

El paseo con Paco Cuenca, candidato del PSOE a la Alcaldía de Granada, en imágenes

El paseo con Paco Cuenca, candidato del PSOE a la Alcaldía de Granada, en imágenes / Antonio L. Juárez / Photographerssports

El actual alcalde de Granada y candidato del PSOE a la reelección, Paco Cuenca, ha arrancado la última semana de la campaña electoral con el anuncio de que apoyará a la lista más votada para que pueda gobernar. Esta idea, que va más en la línea de lo defendido por el PP nacional en los últimos meses y tiene poco que ver con la respuesta de su propio partido, llega a pocos días de la cita con las urnas y puede interpretarse de diferentes modos. ¿Por qué no lo había dicho hasta ahora? ¿Qué ha cambiado? ¿Qué quiere decir en realidad?

En primer lugar, Cuenca es actualmente alcalde de Granada por ser el candidato más votado en las últimas elecciones municipales de 2019. No alcanzó el sillón en un primer momento porque su partido, con 10 concejales (la mayoría absoluta en Granada es de 14), a pesar de ser el que mejor resultado obtuvo, no podía sumar apoyos suficientes. En la izquierda, Unidas Podemos solo sumaba 3 ediles más. Y tanto el PP como Vox se aliaron con Ciudadanos para elegir a un alcalde de este último partido (Luis Salvador) y formar un gobierno de coalición con los populares.

Por tanto, Granada tuvo durante dos años a un alcalde que solo había obtenido el respaldo de 4 ediles y que era la tercera fuerza más votada. Solo al ruptura de ese bloque de centro-derecha permitió dos años después que Cuenca accediera a la Alcaldía por ser el más votado y sin necesitar los 14 apoyos de la mayoría absoluta.

En estas elecciones de 2023, Paco Cuenca parece que sólo confía en su propia fuerza para repetir como alcalde. La izquierda acude a las urnas dividida, lo que puede provocar un desastre para ellos en cuanto a la caída en número de representantes. De modo que por ese lado, el candidato socialista tiene escasas esperanzas de conseguir apoyos suficientes para sumar. 

De otro lado, en la derecha, las encuestas y los tracking internos de cada partido coinciden a grandes rasgos en otorgar una mayoría clara al bloque de PP y Vox. El reparto entre ambas fuerzas es más inestable. Los estudios que acercan al PP a la mayoría absoluta dejan a Vox con una representación más pequeña y los que otorgan más fuerza a los de Abascal, merman la fuerza del PP hasta el punto de igualarlo más con el PSOE, alrededor de los 12 concejales. La clave estará también en quién se lleve el voto de Ciudadanos. 

Este último escenario, el de que la derecha divida su voto y que el PP de Marifrán Carazo no esté tan fuerte como para ser siquiera la lista más votada es la principal esperanza que le queda al PSOE. Y todo pasa también por que Paco Cuenca consiga reunir lo que se suele llamar voto útil de la izquierda y el centro. Según lo que reflejan los sondeos actuales, ésa sería la única posibilidad de que consiga ser la fuerza más votada: un vuelco propiciado por el llamamiento al voto útil en estos últimos días

Su oferta de apoyar a la lista más votada lleva implícita una petición al resto de fuerzas para que se comprometan a hacer lo mismo. Esto deja al PP en una posición incómoda, porque fue su líder nacional, Alberto Núñez Feijóo, el que lanzó de nuevo esta idea recurrente en el inicio de la precampaña. Ahora bien, los populares tienen argumentos para desmarcarse, dado que la propuesta estaba condicionada a un pacto nacional entre los dos grandes partidos y no era, en ningún caso, algo unilateral ni puntual en cada lugar. El PSOE lo rechazó en esos términos. Ahora, el dirigente andaluz Juan Espadas se ha desmarcado también de la idea lanzada por Cuenca y la ciñe exclusivamente a Granada. 

La oferta de Paco Cuenca, a contracorriente de su propio partido, es una estrategia electoral de última hora que se traduce de forma clara en un llamamiento al voto útil para evitar un pacto de partidos (en la derecha). El líder socialista apela al recuerdo de los "líos" que han traído esos acuerdos y desacuerdos en esta ciudad, en contraposición a la estabilidad de su gobierno, a pesar de que no tenía mayoría suficiente para sacar adelante grandes asuntos sin un periodo largo de negociaciones previas. Por grandes asuntos se entiende: presupuestos, ordenanzas fiscales, planes urbanísticos etc En definitiva, mucho de lo que necesita esta ciudad.  

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios