Elecciones

Ferraz corregirá las listas de cuatro provincias andaluzas

  • Cornejo mantiene una reunión de tres horas con la comisión federal de listas, pero se seguirá negociando

José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE. José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE.

José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE. / EFE

El comité federal corregirá este domingo las listas del PSOE de las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Almería para incluir a todos los miembros andaluces de la actual Ejecutiva de Pedro Sánchez y algunos destacados sanchistas locales. El número dos de Susana Díaz, Juan Cornejo, ha estado reunido toda la tarde con los miembros de la comisión de listas en Ferraz, pero no ha logrado un acuerdo pleno. A la salida de la sede, Cornejo ha asegurado que espera que haya "equilibrio". El número dos socialista ha declarado que sea cual sea el resultado, la dirección susanista apoyará las listas y se volcará en la campaña electoral.

Este viernes seguirán las negociaciones. Hay plazo hasta el domingo, cuando se producirá la votación en el comité federal. Hasta entonces, la dirección andaluza mantendrá el pulso con Ferraz, aunque espera que las posiciones se acerquen.  

Una vez que en todas las provincias se había aceptado que los ministros encabezasen las candidaturas para el 28 de abril, faltaban por colocar a los miembros de la Ejecutiva. En Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, actual delegado del Gobierno en la comunidad, será el número dos, detrás de la ministra María Jesus Montero. Francisco Salazar, también sanchista, irá en la cuarta posición, tal como había solicitado la agrupación de Dos Hermanas. Esto supone un varapalo a la dirección sevillana, liderada por Verónica Pérez. En las asambleas locales, los militantes colocaron al diputado Antonio Pradas como número dos, pero finalmente tendrá que buscar hueco en el Senado.

Las provincias díscolas con Ferraz son las más susanistas, aquellas donde sus direcciones han apostado por dejar en las candidaturas a los diputados que menos gustaban a Pedro Sánchez porque fueron los que se rebelaron en 2016 contra su secretaría general. Es el caso del sevillano Antonio Pradas y de la cordobesa María Jesús Serrano. En Cádiz, Ferraz tampoco acepta que el tercero sea el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, que tendrá que hacer hueco a María Jesús Castro. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios