Elecciones

UP sitúa a la discriminación de la mujer onubense en su punto de mira

  • La coalición propone un plan estatal contra las violencias machistas que estará “dotado con 600 millones”

Carmen Arenas, Silvia Zambrano, Lola Álvarez y Charo González, ayer, ante la sede de IU. Carmen Arenas, Silvia Zambrano, Lola Álvarez y Charo González, ayer, ante la sede de IU.

Carmen Arenas, Silvia Zambrano, Lola Álvarez y Charo González, ayer, ante la sede de IU. / Rafa del Barrio (Huelva)

La palabra que empleó para describir el panorama de la desigualdad entre hombres y mujeres en Huelva fue contundente: “Desolador”. Y es que la responsable de Organización de IU en Huelva y número dos al Congreso de Unidas Podemos, Silvia Zambrano, recordó ayer que la provincia tiene el segundo salario más bajo de toda España y la mayor brecha salarial del país, además de las pensiones más bajas y una de las mayores tasas de paro.

Estos datos significan, según argumentó, que las mujeres onubenses “estamos sometidas a un gravísimo estado de discriminación ante el que Unidas Podemos va a intervenir”. Pero, con el programa en la mano, ¿cómo lo hará?

Para empezar, Zambrano explicó que entre las propuestas de la coalición para el 28-A destinadas a “acabar con la violencia machista” figura el dotar con 600 millones de euros anuales a un plan estatal de lucha contra las violencias machistas.

Esta cantidad, a su juicio, “sí permitirá luchar contra las violencias que sufrimos las mujeres”, toda vez que servirá para incrementar las medidas de seguridad, la formación específica que deben tener las personas que las atienden y para garantizar que en todos los procesos de denuncia se tenga en cuenta la perspectiva de género.

El programa incluye una prestación mínima de 900 euros mensuales para las víctimas

Este plan incluirá una prestación mínima de 900 euros mensuales para las víctimas. Se trata de “una prestación de garantía de vida” para las mujeres víctimas de violencias machistas, destinada a evitar que la falta de autonomía económica que sufren muchas de ellas siga siendo un factor que les impide salir de la relación en la que son agredidas.

La prestación supondrá un mínimo equivalente al actual salario mínimo interprofesional durante seis meses prorrogables, que se incrementará según el número de personas que cada mujer tenga a su cargo.

También se refirió Zambrano al millón de mujeres que trabajan en el servicio doméstico, “donde no hay apenas regulación y tienen que ser protegidas por la ley”.

No en vano, recordó que “las mujeres somos las que soportamos los trabajos de cuidados”, tanto remunerados como no remunerados, que son la inmensa mayoría, y que “jamás se han valorado”.

Al respecto, indicó que aquí también Unidas Podemos pondrá en marcha medidas que garanticen que los trabajos de cuidados se realicen “independientemente de las condiciones económicas de las familias”, ya que las mujeres con menos recursos son las que se ven obligadas a afrontar los trabajos de cuidados, “sin contar con ninguna ayuda pública para ello”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios