Adriana Torres, educadora musical

Adriana Torres: "Nunca se es demasiado mayor para la música"

  • El espectáculo de esta noche en el Teatro José Tamayo pone fin a al curso de 'Educación musical temprana' que se ha impartido esta semana en el marco del Festival de Música y Danza de Granada

Imagen de una de las sesiones impartidas esta semana.

Imagen de una de las sesiones impartidas esta semana. / Antonio L. Juárez/ Photographers (Granada)

El Teatro José Tamayo acoge el espectáculo de Gorgoritos, música, arte y educación para niños y niñas de entre 2 y 8 años, a las 21:00 horas. Bajo el título Los colores de la música, ofrecerá viaje en familia por el impresionismo musical. Adriana Torres, voz y dirección, estará acompañada de tres músicos, que juegan con los efectos de la luz, los cromatismos, sensaciones anímicas y sonoridades musicales. 

Gorgoritos, Los colores de la música Gorgoritos, Los colores de la música

Gorgoritos, Los colores de la música

El espectáculo está vinculado al curso La educación musical temprana: desde la enculturación hasta la escucha compresiva, que se ha impartido esta semana en las instalaciones de la Universidad de Granada aunque se enmarca programa del Festival de Música y Danza de Granada. Una de sus coordinadoras, Torres, da las claves de la materia, que se ha dividido en dos bloques, como también ha ocurrido con el alumnado. 

-¿Por qué se ha hecho esta división entre participantes activos y observadores ?

-En la modalidad de participación activa trabajan docentes y estudiantes de música interesados en la educación musical temprana y tienen la oportunidad de realizar prácticas reales con grupos de niños y familias seleccionados, con la supervisión del profesorado del curso. Estos participantes deben tener una formación musical previa de bastante consistencia. En la modalidad de participación como observador investigador nos dirigimos a docentes y estudiantes de música y de educación infantil, y a toda persona interesada en la investigación educativa. Esta doble posibilidad se produce gracias a la vinculación de la Universidad de Granada y de Gorgoritos, empresa Spin-off de la UGR que tiene como finalidad transferir el conocimiento generado en la investigación en educación musical a la sociedad y nos proporciona la posibilidad de observar las clases de música en directo.

-¿Cómo han cambiado los procesos de educación musical temprana en los últimos años?

-Actualmente hay un gran auge a nivel mundial de programas de aprendizaje musical en edad temprana que proliferan a demanda de las familias. Sin embargo, estos programas no han tenido un apoyo teórico consistente basado en la investigación. Es muy reciente la publicación de trabajos académicos que respaldan sus ventajas para la infancia. Precisamente, ésta es la aportación que hacemos desde Gorgoritos que nos diferencia de otros espacios; vincular los procesos de aprendizaje a los de investigación. Desafortunadamente, ante la gran demanda de las familias, han proliferado espacios donde el trabajo con la música en la primera infancia carece de rigor. Somos conscientes de que dentro la educación formal no hay itinerarios formativos específicos. En nuestra opinión, la formación del docente que se encarga de esta etapa debe ser la más exhaustiva, reuniendo condiciones musicales excelentes, capacitación vocal de primera calidad, conocimientos pedagógicos y de psicología evolutiva, habilidades comunicativas para relacionarse con las familias y capacidad investigadora para evaluar y mejorar de forma sistemática los procesos de enseñanza-aprendizaje. Estas son, precisamente, las razones que nos animan a la realización de cursos como este que nos ocupa.

"Los planteamientos de pedagogía musical activa desarrollado en el pasado siglo ponen al niño en el centro del proceso"

-¿Cuáles son las corrientes en auge?

-En general los programas de aprendizaje musical infantil se basan en los planteamientos de la pedagogía musical activa desarrollados en el pasado siglo que ponen al niño en el centro del proceso: Gordon, Delalande, Schafer, Orff, Paynter

'Gorgoritos' es una spin-off de la UGR especializada en pedagogía musical. 'Gorgoritos' es una spin-off de la UGR especializada en pedagogía musical.

'Gorgoritos' es una spin-off de la UGR especializada en pedagogía musical. / R. G. (Granada)

-¿Cuál es la principal novedad del curso?

-Lo que distingue este curso de otro tipo de formaciones es la posibilidad de reunir en un mismo espacio la formación docente y la investigación en Educación Musical. Las estudiantes de otras ediciones han valorado también de forma muy positiva la posibilidad de impartir y observar clases “reales” en directo y todo el conocimiento que se genera a partir de esta situación.

-Con los bebés de 4 meses, edad en las que empiezan a participar en la clases, ¿cómo se evalúan los progresos del bebé?

-En Gorgoritos, tras el estudio de las investigaciones recientes, hemos diseñado una plantilla de observación sistemática que nos ayuda a ir desgranando los diferentes aprendizajes que se producen a nivel cognitivo, social, emocional, físico y en el desarrollo del lenguaje. Esta plantilla nos sirve de guía y nos orienta en cada momento para comprender lo que está sucediendo. También hemos sistematizado la observación sobre la forma en que los pequeños hacen suyos los aprendizajes. Evidentemente este trabajo de evaluación sistemática del aprendizaje, requiere de una formación específica y de un trabajo adicional con el profesorado que excede las horas de clase. En este sentido tengo que desatacar la implicación en la formación permanente que tienen las docentes de Gorgoritos y de la que se ocupan los profesores universitarios que forman parte del proyecto. Para nosotras esta formación es imprescindible.

-¿Cómo se han seleccionado los niños participantes? ¿Cuántos son y de qué edades?

-Los niños que participan en el curso asisten de forma regular a las sesiones de Gorgoritos. Hemos abierto una convocatoria para todas las familias que participan en nuestros programas en los dos rangos de edad que necesitamos observar en el curso. Por un lado los que asisten a música para bebés acompañados de un adulto de referencia que son menores de 3 años; y por otro niños y niñas de entre 4 y 6 años que reciben ya sus clases de música sin la presencia de los adultos. Esta selección de edades se ha hecho en base a que el curso trata sobre la secuenciación de los materiales musicales adaptados a cada edad. En esta convocatoria las familias que estaban interesadas han solicitado su participación y hemos podido admitir 8 plazas en cada grupo.

-¿Qué beneficios tienen que empiecen a edades tan tempranas?

-Las últimas investigaciones sugieren que los niños y niñas que reciben una educación musical temprana tienen un repertorio musical más rico y más capacidad para participar en la experiencia musical de forma activa. También existen investigaciones que indican la incidencia de la práctica musical temprana en el desarrollo mental, incrementando las funciones ejecutivas; en el desarrollo del lenguaje, en la mejora de las relaciones sociales y por supuesto en la educación emocional. Además, hay evidencias sobre la importancia que tiene la participación activa de las familias en esta experiencia.

-¿Con cinco años son mayores para empezar en música?

-¡Por supuesto que no! Nunca se es demasiado mayor para la música. No obstante, a lo largo de nuestra experiencia hemos podido constatar que los niños que comienzan su relación con la música desde los primeros meses acompañados de sus familias, cuando tiene cinco años han adquirido el lenguaje de la música con tal naturalidad que les permite, ya a esta edad, desarrollar su creatividad de una manera muy notable.

-El curso se divide en dos bloques, el de los aspectos metodológicos del trabajo en la primera infancia y el de la reflexión sobre la práctica y la recogida de información. ¿Alguno de estos bloques está más dirigido a estudiantes de una u otra disciplina: pedagogía o conservatorio?

-Como hemos comentado, reflexionar sobre la práctica es una condición indispensable para el buen trabajo docente. Para nosotras, en Gorgoritos, es fundamental. En este sentido hemos sistematizado los focos de observación sobre la práctica musical infantil a partir de los planteamientos de Rogoff. Esta formación que ofrecemos conectando la teoría, la práctica y la investigación, no se encuentra en ninguno de los espacios de formación musical o pedagógica formales. Esta es, precisamente, la tecnología que la UGR reconoce a Gorgoritos como innovadora y que compartimos a través de la realización de este curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios