Previa

Zimerman y la OCG pondrán el broche de oro con el 'Emperador' de Beethoven

  • El pianista y la formación despedirán el Festival con dos de los conciertos para piano más impresionantes del repertorio del alemán

El chelista Iagoba Fanlo, en una imagen reciente. El chelista Iagoba Fanlo, en una imagen reciente.

El chelista Iagoba Fanlo, en una imagen reciente. / G. H.

El Festival diurno se despedirá este domingo por todo lo lato de la mano del chelista Iagoba Fanlo. El músico donostiarra estrenará dos obras de Alfredo Aracil, encargo del Festival, en uno de los recitales más interesantes de esta edición. Este concierto, concebido y desarrollado en momentos de incertidumbre y desconcierto, busca ahondar en la magia que subyace en las formas recopilatorias, en la manera en que el tiempo y la materia se retuercen sobre sí mismos para alcanzar una cualidad de reiteración que muchas veces alcanza al oyente y le encamina hacia el reconfortante espacio de lo conocido.

Fanlo ha elegido para este espectáculo la Suite nº 1 de J.S. Bach (cuya aparente sencillez de escucha llega a esconder la compleja riqueza que encierran sus pentagramas) ya que el compositor Alfredo Aracil escribió el Praeludium que sonará al comienzo del concierto como preludio a esta Suite de Bach. En la obra de Britten, los seis movimientos de la Suite de Bach se convierten en nueve sin solución de continuidad, aunque se mantiene el núcleo de seis fragmentos que se van transformando en un consciente ritornello caleidoscópico.

Para completar el ejercicio circular, Fanlo tocará al cerrar la velada otra obra de Alfredo Aracil, encargo del Festival y escrita especialmente para este recital, lo que otorga una especial dimensión a esta cita musical.

El chelista se incorpora en otoño de 2020 al claustro docente del Conservatorio Superior de Música de Aragón como catedrático de violonchelo. Es profesor en la Universidad Alfonso X El Sabio. Ha impartido clases magistrales en centros como la Royal Academy of Music de Londres y la Academia de Música de Noruega. Colabora habitualmente como profesor y director del Festival Junger Künstler de Bayreuth y ha sido tutor de violonchelos de la European Union Youth Orchestra.

El programa clásico despide el Festival

En la clausura del Festival, Krystian Zimerman volverá a dirigir a la Orquesta Ciudad de Granada desde el piano, con un programa todo Beethoven que incluye dos de los conciertos para piano más impresionantes del repertorio, dos obras además fuertemente contrastadas. El Concierto núm. 4, en sol mayor, es un prodigio de calidez, intimismo y sutileza en el color. Beethoven integra el piano en la orquesta, juega audazmente con los claroscuros armónicos y amplía los temas melódicos, hasta el punto de que el concierto llega a parecer casi una fantasía improvisada.

En cambio, el Concierto núm. 5, llamado por él mismo como el Emperador, en mi bemol mayor (como la Sinfonía Heroica) es una obra épica, marcial, virtuosística, enérgica, brillante, auténticamente heroica, el más sinfónico de sus conciertos y modelo incontestable del género concertante para los románticos a lo largo de todo el XIX.

El prestigioso pianista polaco junto a la OCG han ofrecido en esta edición del Festival tres espléndidos conciertos dedicados a Beethoven, con motivo del 250 aniversario de su nacimiento, con la integral de Conciertos para piano y la Sinfonía núm. 4 del músico de Bonn. "La música es el arte de combinar en un mismo instante distintas emociones”, comenta el maestro polaco. Sus interpretaciones, que abarcan toda la música, desde Beethoven y Chopin hasta Schubert y Szymanowski, revelan una sutileza expresiva infinita, y una transparencia subyacente en su modo de contar historias a través de la música.

La destreza de Zimerman, a diferencia de la mayoría de pianistas, está indisolublemente ligada a su conocimiento de la mecánica y la estructura del instrumento, pues durante sus años de formación desarrolló habilidades prácticas como constructor de pianos y teclados, y ha perfeccionado su técnica en colaboración estrecha con Steinway & Sons en Hamburgo.

Lorca en manos de Raúl Alcover

Alcover ve Lorca: La voz de Federico es el título del espectáculo sobre el último trabajo discográfico de Raúl Alcover. Un trabajo luminoso, meridional y con sonido de gran producción dedicado al poeta de Fuente Vaqueros, que presentará este domingo en el Palacete de Quinta Alegre acompañado de un gran elenco de artistas.

Nacido en Granada, Alcover es cantante, compositor, arreglista y productor. Fue pionero en el encuentro entre el flamenco y la canción de autor, muestra de ello son las diversas adaptaciones que hizo para Enrique Morente de temas de Leonard Cohen, entre los que destaca la producción y arreglos de Pequeño vals vienés para su disco Omega. Alcover destaca por recuperar el flamenco autóctono granadino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios