Entrevista María Dueñas | Violinista "No sólo escucho música clásica; soy muy curiosa y me interesa todo tipo de géneros"

  • La joven promesa granadina actuará este jueves junto a la Orquesta Sinfónica de Galicia y bajo la dirección de Juanjo Mena en el Palacio de Carlos V

La violinista Maria Dueñas (Granada, 2002) posa en una imagen reciente. La violinista Maria Dueñas (Granada, 2002) posa en una imagen reciente.

La violinista Maria Dueñas (Granada, 2002) posa en una imagen reciente. / Web María Dueñas

Se mudó a Viena hace unos años para formarse y crecer como violinista. Allí, asiste al instituto y continúa sus estudios musicales junto al gran maestro Boris Kuschnir. Desde entonces, no ha dejado de crecer. Ha ganado, pese a su juventud, el primer premio en la Zhuhai International Mozart Competition y en el Concurso Yankelevitch en Rusia, en la categoría senior. Hablamos de María Dueñas Fernández (Granada, 2002), la joven promesa española del violín. La intérprete actuará este jueves junto a la Orquesta Sinfónica de Galicia, bajo la atenta mirada de Juanjo Mena, en el Palacio de Carlos V. Será su primer recital tras el confinamiento y estará dedicado a Beethoven en el 250 aniversario de su nacimiento.

-¿Cómo ha vivido la crisis del coronavirus?

-Estaba en Viena porque es donde estudio y vivo actualmente. Hubo un parón general de todo. Yo todavía estoy en el instituto. Ha sido una época difícil para los artistas y músicos. No hemos podido enseñar nuestro arte al público. Yo personalmente he intentado sacar lo bueno de esto. He tratado de hacer cosas que no he podido hacer en otras ocasiones, como por ejemplo crear mi propia página web; componer que me gusta mucho; leer e investigar sobre otros compositores... Precisamente por todo esto, estoy tan contenta de mi actuación en el Palacio de Carlos V; porque será el primer concierto que daré tras el confinamiento. 

-¿Qué le gusta más, componer o interpretar? ¿Ambas?

-Suelo interpretar más que componer, pero me gusta mucho componer. Yo compongo las cadencias de violín. Para el concierto de mañana hice mi cadencia de Beethoven.

-¿A qué grandes retos se enfrenta su carrera este año?

-Vienen ahora proyectos muy interesantes como tocar con la Sinfónica de Pittsburgh y también con la Orquesta Filarmónica de Dresde. Voy a dar concierto en San Petesburgo y en Lucerna en año nuevo.

-Después de tocar por todo el mundo, ¿qué siente al volver a su tierra?

-Es una felicidad y un orgullo muy grande, más aun siendo el primero tras el confinamiento. Va a ser muy especial porque además toco con la Sinfónica de Galicia, que son muy buenos músicos y siempre me han tratado con mucho cariño. Además, vamos junto al maestro Mena, que es un director de orquesta muy reconocido a todos los niveles y quiero aprender de él.

-Usted sabe de primera mano lo que es el trabajo constante. ¿Qué opinión le merece esa generalización sobre que la juventud española no se esfuerza lo suficiente?

-No lo veo así. En España hay una educación excelente y los jóvenes tenemos muchas posibilidades de aprender. Por ejemplo, en la música, creo que existe una cultura diferente que en otros países, pero tenemos oportunidades. Hay que saber aprovecharlas y propiciarlas. Para mí es muy importante aprovechar el momento, no solo esperar a que la oportunidad venga. Pero insisto, creo que hay posibilidades de formarse. Me parece que en realidad los jóvenes en general saben lo que quieren y a lo que quieren dedicarse. Lo importante es luchar por un fin, por un reto.

-¿Qué opinión tiene sobre las nuevas corrientes musicales urbanas? Como podría ser el caso de Rosalía, el reguetón o el trap... 

-Yo no sólo escucho música clásica. Soy muy curiosa y me interesa todo tipo de géneros. Este tipo de música no suelo escucharla mucho porque la que se ofrece en Viena es muy diferente. Entonces escucho mucho música tradicional vienense. Por ejemplo, el foxtrot que incluso es un baile clásico de allí. Puedo escuchar allí todo tipo de música (teatro, ópera). 

-¿Tiene interés en fusionar su violín con otros estilos?

-¿Quién sabe? Ahora mismo me centro en el violín clásico, pero la verdad que es de admirar aquella gente que intenta hacer algo único con el violín, diferente. Igual en un futuro...

-¿De qué forma llegó alguien de su edad a la música clásica y al violín?

-Bueno, en mi familia no hay músicos profesionales, pero la música siempre ha estado presente en nuestra familia. He crecido con la música. Desde muy pequeña he acudido a conciertos aquí en Granada con mis padres. Desde muy pequeña me enamoré del violín, de su sonido y de sus colores.

-¿Cree que siguen existiendo muchos clichés conforme a la música clásica? ¿Que sigue respondiendo a un público elitista?

-No creo que exista ya ningún cliché y me parece que hay que fomentar la música clásica, sobre todo en los niños. Yo soy muy partidaria de eso, de acercar a los niños a la música clásica. Además, veo que ya hay muchas oportunidades y posibilidades de empezar en esto. Hay que saber aprovechar esas oportunidades tal y como decía antes. Pero claro, dedicarse a esto supone mucho esfuerzo y disciplina.

-¿Qué piensa entonces de la meritocracia?

-Creo que el esfuerzo es la clave. Si tú de verdad tienes un sueño y quieres conseguirlo con ese esfuerzo se consigue. Es bueno creer en la música y en la capacidad de poder conseguir aquello que deseas. 

-¿Cómo encuentra el panorama industrial musical?

-Depende un poco de los contactos, de la influencia que se pueda tener. Pero creo que todo el mundo tiene las mismas posibilidades. No creo que haya desventajas para unos y ventajas para otros, depende de lo que puedas aportar.

-Y para terminar, hablemos del concierto. ¿Qué se encontrará el público?

-Es un programa de Beethoven el concierto de hoy. Está claro que iba a ser él porque estamos celebrando el aniversario de su muerte este año. Será muy simbólico porque el concierto de Beethoven para violín es uno de los referentes en su música. Durante toda tu vida de artista va evolucionando. En la etapa violinista, se va tocando de forma diferente. Ofrece muchas posibilidades de interpretación porque él lo compuso pensando en la música de cámara, algo que en los conciertos tradicionales no siempre es así. He intentado personalizarlo con las cadencias de violín.

-¿Algo que se haya quedado en el tintero?

- Bueno, solo invitar a todos los lectores de Granada Hoy y granadinos en general, a que asistan al concierto. Además, tras estos momentos tan difíciles, les digo que acudan y se olviden por un rato de los malos momentos que hemos pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios