Granada

El AVE unirá Granada con Madrid y 3 capitales andaluzas en tiempo récord

  • Sevilla, Málaga y Córdoba, las otras conexiones La duración de los trayectos se reducirá drásticamente y se establecerán nuevos servicios en función de la demanda

Comentarios 3

El manido discurso de que Granada está a la cola en el ámbito de la infraestructuras va a caer en desuso a final de este año. Para después del verano -tercer o cuarto trimestre- está previsto que el AVE llegue a la capital. De esta forma discurrirá por el trazado que entra en la provincia por la vertiente occidental de la misma, procedente de la vecina Málaga. Mucho se ha escrito en la última década sobre la esperada Alta Velocidad. Ahora está más cerca que nunca, eso sí para el futuro quedarán cuestiones a resolver de gran trascendencia como la doble vía (a priori será vía única por el trazado original del siglo XIX), la variante en Loja y el soterramiento por el barrio de La Chana.

La opción impulsada por el Gobierno central de que llegue "cuanto antes", cuestión reiterada en varias ocasiones tanto por la ministra de Fomento, Ana Pastor, y representantes 'populares' a nivel provincial, hace de la línea Antequera-Granada un AVE que no contenta a la oposición. Las formaciones contrarias al PP han advertido de que el trazado no tendrá todas los acondicionamientos de los que sí gozan otras capitales españolas.

No obstante, el abanico de perspectivas que se abre es amplio. La capital contará con conexiones directas a Madrid y a Sevilla, Málaga y Córdoba en Andalucía. Eso no quita que un usuario que tome el AVE en la remodelada estación de Andaluces, para entonces, no pueda llegar hasta otras ciudades como Barcelona o Valencia, por ejemplo.

Conforme avancen los meses y la puesta en servicio de la Alta Velocidad se acerque, le tocará a Renfe estimar los servicios con los que inicialmente arranca este nuevo medio de transporte. La demanda y los tiempos de viaje tendrán mucho que decir en esta faceta. Estos dos factores determinarán el aumento de rutas, la supresión de algunas o el cambio por otras. Ahora todo eso son conjeturas.

De lo que no cabe duda es de que la duración de los trayectos se va a reducir considerablemente en relación a los trenes convencionales. Los 420 kilómetros que separan Granada de la capital de España se completan en la actualidad en cuatro horas y veinticinco minutos. El progreso ferroviario permitirá acortar el tiempo en una hora y treinta y cinco minutos el tiempo. Es decir, dos horas y cincuenta minutos en total.

Dentro de la región, el paseo en tren hasta Sevilla se reducirá aproximadamente (minutos arriba y abajo) a la mitad. Esto es, unas tres horas en la actualidad y una hora y media con la entrada en marcha del AVE. Esa ratio se reducirá más aún para Córdoba al estar de paso en el trayecto hacia la capital hispalense. Algo más de dos horas puede suponer el viaje a día de hoy que a partir de final de año se convertirá en una hora.

El caso de Málaga es especial. La ciudad de la Alhambra estará mejor comunicada con la Costa del Sol puesto que hace algo más de una década se suprimió la ruta directa por la eliminación de los enlaces en Bobadilla de los trenes que partían desde Sevilla, Málaga, Córdoba, Algeciras y Granada. Por ejemplo, esta posibilidad permitía a los usuarios que salían desde Andaluces, bajarse en Bobadilla y tomar un vehículo para llegar a la actual terminal de María Zambrano.

Eso ya es cosa del pasado. La conexión por tren es imposible. Gracias a la Alta Velocidad este panorama cambiará, alrededor de unos 50 minutos durará el desplazamiento. Precios competitivos sumados al tiempo de viaje señalado, pueden convertir a este servicio en uno de los más demandados de la red ferroviaria.

Al margen de los cuatro puntos referidos, Renfe podrá estudiar otras combinaciones siempre y cuando el número de usuarios solicitantes sea razonable para que la hipotética línea no sea deficitaria. Fuentes consultadas por este periódico manifiestan que "no hay nada como el tren" para distancias inferiores a los 300 kilómetros.

A la hora de hablar del coste de los billetes, desde Renfe apuntan que todavía es "excesivamente pronto" para ofrecer cálculos. Las cifras para cubrir el tramo entre Málaga y Madrid van desde los 79,50 euros (clase Turista) a los 103,40 euros (Preferente) la ida. Para ir a la capital de España la cuantía puede rondar en torno a esos parámetros al coincidir más o menos el número de kilómetros. Las primeras estimaciones oficiales se harán esperar hasta "un par de meses antes" del inicio del AVE.

Granada espera el arranque definitivo de las obras por Loja (instalación de un tercer carril entre los dos existente y eliminación de casi una decena de pasos a nivel) y la remodelación de la estación en Granada. El subdelegado del Gobierno en la provincia, Santiago Pérez, anunció hace unos días que las últimas comenzarán en las "próximas semanas". A partir de ese momento, la ejecución de los trabajos hará más patente la buena nueva.

Cuando a finales de este 2015 Andaluces se suba al carro de la Alta Velocidad junto a Zamora, León, Palencia y Burgos, Castellón, Murcia, Cádiz, Vigo y Pontevedra la red nacional sumará 4.000 kilómetros de longitud, promovida y gestionada por Adif. Eso implicará su consolidación como la segunda mayor del mundo, después de la de China, y la mayor del viejo continente.

A nivel particular, la línea Antequera-Granada discurre por las provincias de Málaga y Granada, con una longitud aproximada de 126 kilómetros. La misma se inicia en las cercanías de la estación de Antequera-Santa Ana, enclavada en el trazado de la línea de Alta Velocidad Córdoba - Málaga. Al mismo tiempo se contempla una segunda unión en las cercanías del túnel de Gobantes, para permitir la comunicación directa entre las capitales.

Esta infraestructura cuenta con una obra singular. Se trata del viaducto de Archidona, el segundo más largo de las líneas AVE de toda España. La construcción y el diseño de este puente, que sobrevuela a lo largo de más de 3 kilómetros los campos de olivos, fue de obligado cumplimiento por una exigencia medioambiental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios