Granada

El AVE no podrá circular a más de 200 km/h en los primeros meses

  • La línea de alta velocidad no podrá 'acelerar' hasta que no se instale el sistema ERTMS para gestionar el tráfico ferroviario

Línea de alta velocidad a su paso por Granada capital. Línea de alta velocidad a su paso por Granada capital.

Línea de alta velocidad a su paso por Granada capital.

El AVE entre Granada y Antequera no pasará de los 200 kilómetros a la hora en sus primeros meses de explotación comercial. El acelerón llegará cuando se implante el sistema ERTMS (Sistema de Gestión de Tráfico Ferroviario Europeo), que permitirá que los trenes superen esta barrera de velocidad con todas las garantías. Adif debe aún completar la primera fase del periodo de pruebas y remitir toda la información a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, que es la que debe autorizar el comienzo de la explotación comercial. Sin embargo, todas las líneas de AVE inauguradas hasta ahora han comenzado a funcionar con el sistema ASFA Digital (Anuncio de Señales y Frenado Automático) para controlar el tráfico ferroviario y que permite una velocidad máxima de 200 kilómetros a la hora. Las pruebas del ERTMS pueden dilatarse en el tiempo porque deben cumplir una larga serie de treinta requisitos hasta completar el proceso de autorización de puesta en servicio del subsistema. Pero este proceso que lleva a cargo un tren laboratorio Séneca es complementario con la circulación de trenes, ya que estas pruebas se suelen realizar de noche y los trenes superan en más de un 10% la velocidad máxima autorizada para llevar al límite las comprobaciones.

Así que los primeros viajeros que se suban al AVE no superarán los 200 kilómetros por hora que permite como máximo el ASFA Digital. La velocidad llegará cuando entre en funcionamiento el ERTMS, que no necesita cables y que cuenta con una serie de eurobalizas que contienen dentro una tarjeta SIM como la de un móvil con repetidores en toda la línea con una frecuencia reservada para el tráfico ferroviario. Este es el sistema más avanzado para que los ternes funcionen con normalidad, sobre todo en las líneas de una sola vía, ya que un tren a 300 kilómetros por hora necesita entre 4 y 5 kilómetros para detenerse, por lo que la distancia entre cada tren que circule por la línea de alta velocidad debe estar milimétricamente estipulado.

El sistema no permite a los trenes circular a más de 160 km/h en el tramo de Loja

Además, la línea de alta velocidad Granada-Antequera tiene la particularidad del tramo de Loja, donde hay una línea de 'triple hilo' que no permite circular a más de 160 kilómetros por hora, velocidad que se reducirá aún más por la sucesión de curvas que se dan en este tramo y por la presencia del túnel de San Francisco, donde los trenes no podrán superar los 60 kilómetros por hora.

En total, los expertos cifran en unos diez minutos la diferencia entre circular con un sistema de control ASFA Digital y un ERTMS, con lo que el AVE no cogerá la velocidad de crucero hasta que no se completen las pruebas y la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria dé luz verde a que se comience a utilizar este complejo sistema de gestión del tráfico ferroviario.

El secretario de Infraestructuras, Manuel Niño, informará mañana del estado de las pruebas en la línea de alta velocidad Granada-Antequera en la reunión de la comisión de seguimiento de las obras del AVE que tendrá lugar en la Subdelegación del Gobierno. Y en la semana en la que se han concentrado las reuniones en torno a las infraestructuras, los titulares de Fomento del Gobierno y de la Junta, Íñigo de la Sena y Felipe López, se reúnen hoy en Madrid para abordar las inversiones del Estado en la comunidad y, además de abordar el aislamiento ferroviario de Granada, el consejero planteará la posibilidad de rescatar el proyecto de la A-92 ferroviaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios