Granada

Adiós a las bicis amarillas

  • La empresa OFO interrumpe su servicio en Granada por el vandalismo

  • Promete hacer un nuevo modelo más "adecuado" a la ciudad

Una de las bicicletas apareció colgada sobre un tendido eléctrico. Una de las bicicletas apareció colgada sobre un tendido eléctrico.

Una de las bicicletas apareció colgada sobre un tendido eléctrico. / g. h.

Granada puede sumar un nuevo capítulo a su antología de la vergüenza. La empresa china de bicicletas de alquiler OFO-la de las bicis amarillas-ha decidido desvincularse, al menos por un tiempo, de la ciudad de la Alhambra por la mala imagen que estaban dejando todos los actos de vandalismo que se han viralizado a nivel nacional y han puesto a Granada en el 'top de las capitales incívicas'. Se dirá que pagan justos por pecadores y que las personas que apuestan por una movilidad más sostenible y adecuada al siglo XXI, se ven ahora afectadas por el vandalismo de unos pocos. El que colgó la bici de unos cables de electricidad en la zona Norte o el que la tiró al Río Genil, por poner algunos ejemplos del gamberrismo que han motivado a OFO a suspender el servicio en Granada.

El mensaje con el que la multinacional se despide momentáneamente es el siguiente: "Hola, probablemente hayas visto menos bicicletas por Granada últimamente. El motivo es que hemos replegado un gran número de ellas para su reparación. Estamos trabajando en el desarrollo de nuevas bicicletas, más resistentes y ligeras que las actuales. Mientras tanto, interrumpiremos nuestro servicio hasta poder garantizar que contamos con un modelo adecuado para la ciudad de Granada".

1.000Bicis. Había repartido OFO por la Granada, la segunda ciudad española en la que se implantaba.

OFO había hecho un apuesta importante en la capital, implantando por segunda vez en España con una 'flota' de unas 1.000 bicicletas para a ciudad. Aunque, desde que se implantó este servicio en noviembre del año pasado empezaron los problemas de vandalismo. Bicis con las ruedas dobladas, otras que se abandonaban en sitios como el carril que discurre por la Vega o que directamente se 'mojaban' en los dos ríos que pasan por la ciudad. Así, por cada foto de un usuario contento por poder moverse de una manera diferente, se iban reproduciendo diez imágenes negativas o noticias como que las bicicletas de alquiler estaban poniendo en anuncios de internet para venderse.

Antes de OFO, en la capital ya se había instalado el primer servicio de bicicletas de alquiler a través de Obike, que implantó más de 250 bicicletas en Granada que funcionan a través de una app y que pueden aparcarse en cualquier sitio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios