Granada

Agricultores se lanzan a la venta sin intermediarios para "sobrevivir"

  • Cultivadores granadinos abren 'Súper Fresco', fruterías donde aplican precios que consideran "justos" y sin incrementos desmesurados del campo al consumidor

Comentarios 8

Una cooperativa de la provincia que reúne a mil agricultores del Llano de Zafarraya y Alhama ha abierto sus propias fruterías en el Zaidín, La Chana y Maracena para evitar los costes de los intermediarios. Así, los cultivadores reciben más por sus productos y los precios no se ven "tan incrementados" para el consumidor.

Tal y como explica el director gerente de las fruterías Súper Fresco, Mario Moreno, esta iniciativa tiene como punto de partida unas condiciones insostenibles para los agricultores, en las que "los costes de producción superan los ingresos y muchos son los que se plantean dejar una actividad dificilmente rentable".

En palabras de Moreno, se trata de ofrecer una alternativa a una situación en la que "los productores no pueden subsistir con las condiciones actuales en el campo". Del mismo modo, al otro extremo de la cadena de producción, "las amas de casa tienen que enfrentarse a precios prohibitivos, inflados por los márgenes comerciales que se llevan tantos intermediarios".

De esta manera, este sistema de venta directa -"de la huerta a la mesa", dice el lema de las fruterías Súper Fresco- pretende asegurar un sueldo digno que valore la labor agrícola, a la vez que ofrece precios asequibles para el consumidor.

Según Moreno, "no hay truco para conseguir estos precios", sólo marcar una cantidad justa que permite cubrir los gastos de transporte y que, consecuentemente, "al consumidor le resulta más económico que en otras tiendas", donde asegura, se registran diferencias de hasta un 300%.

En la tienda Súper Fresco de La Chana, los clientes parecen acoger bien este sistema. María José Serrano explica que "se nota claramente la diferencia de precio" y que "se habla muy bien de la frutería en el barrio". Por su parte, María José Grueiro explica que "los precios son más bajos al evitar que mucha gente gane dinero de por medio en la espalda de los agricultores". Sin embargo, las amas de casa no sólo miran por su bolsillo y reconocen que este tipo de venta también es más justa para el productor. "Mejor evitar los intermediarios. Así no se repercuten márgenes en el precio del género. Pero, sobre todo, es más justo para el agricultor", explica Susana Rojas.

En este aspecto insiste la encargada de la frutería, María Pilar Jímenez, quien comenta que "esta iniciativa se puso en marcha hace poco más de un mes y, a pesar de que el verano no es el momento idóneo para abrir un negocio, ya hay una elevada aceptación por parte de la gente". Añade que "es un sistema más justo para todos y los empleados tenemos el sentimiento de que hacemos algo que está bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios