Granada

El Alcazabeño encuentra apoderado

  • El torero sigue con la huelga de hambre para conseguir que lo contraten en la feria del Corpus

El Alcazabeño encuentra apoderado El Alcazabeño encuentra apoderado

El Alcazabeño encuentra apoderado / Alex Cámara

El torero granadino David Moreno, Alcazabeño, que continúa la huelga de hambre que inició el pasado día 5 marzo en la puerta de la plaza de toros de Granada, ha naunciado en rueda de prensa que el empresario de hostelería Mario Ramírez Cervera será su apoderado a partir de ahora.

Alcazabeño, natural de la localidad granadina de Baza y de 41 años de edad, tomó la alternativa el 17 de agosto de 1999 en Castilléjar (Granada), y desde entonces nunca ha toreado como matador en la Monumental de Frascuelo (aunque sí lo hizo como novillero en las temporadas del 96 y 97 con dos buenas actuaciones).

Debido a esto, David Moreno decidió iniciar el pasado 5 de marzo una huelga de hambre en la puerta de la plaza de toros de Granada para pedir al empresario José María Garzón un puesto en los carteles del Corpus del próximo mes de junio, al creer que tiene “derecho” a torear “al menos una vez” en su tierra tras 20 años de alternativa.

Su nuevo apoderado ha manifestado que “aunque no llegue a ser figura voy a seguir con él por ayudarle como persona, porque lo merece, y para que cumpla la ilusión de su vida que es vivir de su profesión, y creo que puede llegar”. Ramírez ha añadido también que el empresario José María Garzón “está en su derecho de no ponerlo, pero se pueden buscar fórmulas para que pueda cumplir su sueño”.

“De entrada no le van a costar nada los toros porque los voy a pagar yo, y además David trae gente a la plaza seguro. Nos reuniremos la próxima semana y a ver qué pasa”, concluía el nuevo apoderado.

Alcazabeño, al que ni Garzón ni Toño Matilla le han dado solución de momento, aseguró: “Voy a seguir luchando, y no me iré de mi Granada hasta que no me digan que voy a torear o me den una respuesta; en ese momento me iré, pero creo que merezco respeto”.

Con lágrimas en los ojos David terminaba su intervención informando de que está sopesando abandonar la huelga de hambre porque se encuentra “muy débil”, pero que, así y todo: “No abandonaré la Puerta Grande de la plaza de Granada hasta que no consiga mi sueño”. El torero granadino ha conseguido más 9.800 firmas de apoyo a su causa

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios